|

Hay vida más allá de “X”

He abandonado temporalmente “X”. Lo he añadido al texto del perfil que te permite la red social… y sí, a partir de ahora, solo mensajes directos (DM) y ninguna publicación. Ni tan solo voy a publicar en esa red social los artículos que escriba en este blog. Eso sí, tampoco voy a impedir que nadie los comparta ahí.

Fuente: Twitter

¿Por qué he tomado esta decisión ahora? Pues, aunque no os lo creáis y se pueda achacar a algún debate agrio con los de siempre, ya son más de 92.000 tuits (o publicaciones) y, por desgracia, cada vez me siento más incómodo en un medio que se ha vuelto demasiado hostil. No, no me preocupa por mí. Sé cuidarme y tengo muchas tablas. El problema es que algunos aprovechan cualquier resquicio para, o bien intentar hacerme daño o, lo que es más importante… hacer daño a cualquiera de los que interaccione conmigo, dé un me gusta o retuitee (republique) alguno de mis tuits o hilos.

Y lo anterior no me apetece. No me apetece que nadie me use como excusa para soltar su bilis. No me apetece, con la cantidad de trabajo que tengo fuera de Twitter (X) y con lo que me gusta escribir en este blog, además de interactuar con los que me escriben comentarios o, por ejemplo en Facebook lo comentan, para perder el tiempo con personas que tienen muy rápido el gatillo. Además, en ocasiones a uno también se le escapa. Y la inmediatez es mala consejera. Mientras escribo un artículo en el blog y lo reviso, me he informado acerca de lo que quería escribir. No escribo, aunque lo pueda parecer, por impulsos. Tengo muchas cosas en la cabeza y, entre ellas cosas que leo, a las que me apetece dar un formato algo más interesante que un simple tuit para compartirlo con vosotros. Es que hasta publico enlaces a mis posts y, sin tiempo material de leerme, hay gente que le da me gusta, lo retuitea o lo critica. No entro en los que nunca van a pasar del título.

Estamos a veinticinco de agosto. Ahora volverán algunos a X (ya me estoy empezando a quedar con el nombre). Aparecerán millones de soluciones simples a problemas educativos muy complejos. Seguirán los de siempre buscando enemigos entre quienes no piensen como ellos. Se fraguarán y romperán relaciones que nunca han sido tales porque el medio, por desgracia, sin su parte personal pierde mucho. Y vamos a ver los mismos discursos que hace trece años cuando hice mi primer tuit. Intentando, curiosamente, controlarse por los mismos porque, a algunos la democracia de las redes sociales, parece que les moleste.

Yo hoy celebro mi despedida. No es la primera vez que lo hago y siempre dejo la puerta abierta a volver aunque, mucho intuyo que esta vez será la última. Eso sí, no digo nada porque, al final, el gusanillo no se va nunca. Seguiré leyendo cosas y pasándome por X pero, como he dicho al principio, solo voy a interactuar por DM. O en otras redes. Donde, quizás, hay menos ganas de darle al botón. O quizás sean redes en las que, por suerte, solo he publicado mis posts y todo el debate gira en torno a ellos. Será eso.

Un abrazo muy fuerte a los que continuáis en X. A todos. No hago distinción. Eso sí, como siempre digo, lo bueno empieza fuera de Twitter y en unos días (lo sé, matadme por decirlo a estas alturas) empieza lo importante. El servicio que algunos daremos a nuestro alumnado. El servicio que algunos harán desde los equipos directivos. El servicio que se dará desde inspección. Y, aunque a algunos les chirríe, el servicio que se va a dar desde la zona más gris de la administración y que se va a exigir por parte de las familias. Nadie es imprescindible, pero todos somos necesarios. Mucho más allá de publicaciones, hilos o, yendo a lo más general, de X.

Si queréis debatir sobre lo que escribo, podéis hacerlo como comentarios a este blog o desde la página de Facebook (enlace), donde iré publicando enlace a todas las publicaciones. Algo que también seguiré haciendo en Telegram (enlace) o desde ese boletín que volveré a enviar semanalmente desde septiembre (enlace para suscribiros). Y si no queréis salir de X, repito que tengo los DM abiertos para los que queráis. Sin problemas. Eso sí, en X no se va a publicar, por mi parte, ninguno de los artículos que redacte en este blog.

Lo más importante del blog es que os paséis por aquí, pero si queréis colaborar en su mantenimiento o haceros mecenas del mismo…

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *