Nos vemos en septiembre

Último día de julio. Oficialmente desde el viernes de vacaciones. Oficiosamente, como todos los docentes, llevo de vacaciones desde que empecé a trabajar dando clase. Es que si no fuera así no me cuadran los trece meses de asueto que nos asignan algunos.

Llega el momento de cerrar el blog hasta septiembre. No sé si no me podrán las ansias y lo retomaré a mediados de agosto. Pero bueno, por ahora chapamos el chiringuito. Y lo sustituimos por chiringuitos playeros. Una de las múltiples ventajas que tiene uno por vivir en la costa. A ver, que todos sabéis que los jubilados alemanes e ingleses no se compran segunda residencia en Madrid o Teruel. Y tontos no son. Al menos sus alumnos sacan mejores notas en PISA que nosotros. Además saben alemán e inglés de serie. No como nosotros que debemos estudiarlo.

Un artículo informal para desearos unas felices vacaciones a todos. Sé que en algunas Comunidades todavía no han salido las adjudicaciones para el curso que viene y que lo del concurso de méritos para la estabilización de plazas es, por desgracia, una tomadura de pelo a los docentes que estabais en fraude de ley. Mucho ánimo para todos vosotros. No os merecéis la administración educativa que tenéis. No nos lo merecemos los funcionarios con plaza definitiva. Así que, imaginaos los que estáis pendientes siempre de la última ocurrencia que, al final, afectará vuestra vida personal.

En septiembre nos vemos con la LOMLOE. Bueno, yo daré clase como siempre. Es que quiero mucho a mi alumnado. Siempre lo he querido bastante más que a las leyes educativas. Bueno, a esos popurrís que algunos con demasiados carajillos en el cuerpo firman y otros, con más ideología que sentido común, ayudan a redactar. Es lo que hay. Pensad que en mayo, cuando ganen los otros, tocará aprenderse una de nueva. No es por desanimaros. Es que cuando las leyes son más ideológicas que técnicas, pasa lo que pasa. Con lo fácil que sería blindarla como la Constitución. Tampoco se cumple nunca, pero al menos no te la cambian.

Este julio he estado un poco perezoso en la preparación de una nueva asignatura, de estas que aparece con la LOMLOE en Bachillerato, que me toca dar. Nada, en septiembre le pongo remedio. Al igual que a mis intentos de reducir lorzas. Bueno, lo segundo quizás, a estas alturas de la película, tampoco tenga remedio. O quizás sí. Quién sabe.

Para finalizar os recuerdo algunas cosillas. En septiembre tendréis nuevo libro, del que podéis consultar y suscribiros a su desarrollo aquí (ni un post si su publicidad subliminal). He cerrado Twitter, tal y como os dije hace unos quince días (enlace). No voy a recuperarlo. No voy a volver el curso que viene a la red del pajarito. No es un lugar agradable. Me hace perder mucho el tiempo y, sinceramente, me aportaba últimamente entre poco y nada. Es una decisión personal. No pretendo influir en nadie. Si uno se siente a gusto ahí, que siga. Yo me he largado. Y esta vez, definitivamente.

Así que, para el curso que viene, me queda el blog y una revista (La Tiza 2.0) que intentaré que, de forma semanal, vaya comentando las noticias educativas de la semana. Me he cargado la anterior revista porque estaba registrado con la cuenta de Twitter, así que incluso que estuvierais suscritos a la vieja deberéis suscribiros vosotros a la nueva. Lo siento. No voy a suscribiros por defecto porque respeto mucho vuestras decisiones y disteis los datos para un determinado boletín. Bueno, también me queda la página de Facebook, donde voy a ir publicando los posts, así como el canal de Telegram donde haré lo mismo. El tema de los vídeos no sé si lo retomaré. Veremos.

Podéis contactar conmigo enviándome un mensaje o un correo desde la página “contactar“. Intentaré contestar incluso que sea en agosto. Especialmente si el mensaje o correo incluyen una invitación a comer o noches de hotel gratis.

Disfrutad de las vacaciones, desconectad y descansad. Usad ese tiempo extra para aquello que siempre os había apetecido hacer y no podías por falta de él. Un abrazo.

Publicaciones Similares

Deja un comentario