Mis tarifas

Lo sé, como influencer educativo y adonis de toma pan y moja, tengo claro que debo tener unas tarifas acorde con mi estatus. La prostitución educativa, por suerte, dista mucho de hacerse, al menos en mi caso por necesidad, pudiendo permitirme el lujo, más allá de las horas dedicadas a mi horario laboral, dedicarme o bien a dejar masajear mi cuerpo finamente lorceado, o bien a formar a esas almas cándidas muy perdidas en el universo educativo.

Por eso el post de hoy. Dedicado fundamentalmente a deciros cuánto cobro por hacer ciertas tareas, excluyendo el coaching -que ya viene de serie con todas-, relacionadas con cosas que, viendo la cantidad de vosotros que acudís a ciertas cosas, necesitáis.

En primer lugar, la tarifa básica de desprogramación de neuromierdas sale por unos 80 euros la hora. Sí, podéis agruparos para pagar menos pero, como la cuestión es sacar tajada, por cada participante más en esa formación, se rebaja en 10 euros el precio. Lo que significa, para aquellos que vais justos en matemáticas por tener el título de Magisterio en la Universidad de Harvard-Aravaca, que si sois dos sale a 70 euros por barba, pelo en el sobaco o en la parte más íntima. A ver, los y las depiladas salís al mismo precio. Y no, no incluye sobe personal, más que nada porque estamos en pandemia y todavía no estoy vacunado. Las sesiones online por alguno de esos servicios de la multinacional que más me apetezca en ese momento. Admito camisetas, gorras y calzoncillos serigrafiados de Apple, Google, Microsoft, etc. A ver, ya tardáis los partners en acudir a mí.

Seguiría la formación en ámbitos. Con esa formación conseguiréis ser capaces de comer a la vez que cagáis. Lo mejor para dejar el intestino limpio de malos chakras educativos. No sabéis lo placentero que es hacer una ingesta masiva de Montessori, Piaget, Bona y Ken Robinson y saber que, en unos pocos minutos vais a conseguir libraros de ellos. Esta formación es gratuita. Lo único que vale 100 euros es un bote con ese culín de Astrazeneca, mezclado con litros de agua. Si lo queréis mezclado con cerveza, sube a 120. Salvo que lo queráis mezclado con Cruzcampo. En ese caso se mantiene el precio.

Todo son sesiones de formación magistrales y preparadas ad hoc. Si alguna administración o empresa me pide una formación en ABP, ABN, Flipped u otros chanchullos similares o, simplemente que hable de metodologías activas, el precio va a depender del tipo de cuja que deba tocar y la cantidad de pelo que contenga. A ver, si tengo que subir más arriba de la cuja o centrar el asunto, ya cobro por centímetros o diámetro. Pero eso puede negociarse. Bueno, eso lo negociáis con mi manager.

Y, finalmente, aunque hay muchas cosas que ofrezco por el camino, si queréis una disertación frente a una horchata o una buena paella acerca de vuestra falta de inteligencia en creeros ciertas cosas o votar a determinados partidos políticos (a ver, que de política sabemos todos), no tengo ningún problema de empoderaros entre sorbo y sorbo o cucharada y cucharada. Además, en este caso, prometo brindaros mi saliva en una proporción adecuada después de pasar por una PCR anal. PCR que se incluiría en la tarifa.

Son unas tarifas muy módicas con lo que hay por ahí. Además, como no podía ser menos, cada tarifa incluye una maravillosa insignia digital que os enviaré por correo electrónico y que podréis lucir en vuestros perfiles de las redes sociales.

Mi caché es el que es. Y conforme van incrementándose las lorzas, despejándose la coronilla y sumando años de experiencia, más os va a costar el asunto. Así que aprovechaos ahora. Si hacéis reserva antes de finales de mayo se incluye foto específicamente diseñada para que, aquellos/as con pareja, penséis qué hacéis con ese/esa. El edugurú espera vuestra llamada… ¡ya empieza a sonar el teléfono!

No se admite pago en criptomonedas, pero sí con tarjeta de crédito o paypal.

16 Shares:
0 0 votos
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
You May Also Like