Un verano bien aprovechado

En menos de una semana vuelvo al curro y, a diferencia de otros veranos, este ha sido uno muy bien aprovechado. Debo reconocer que ni tan solo la ineptitud de mi Conselleria, ni los debates absurdos sobre temas educativos, ni la gran cantidad de posados veraniegos de personas con un tipazo escultural, me han afectado. Sí, estoy feliz. Está siendo una buena etapa en mi vida.

Debo reconocer que estoy feliz porque he sabido desconectar del todo de mi labor profesional. Es el primer agosto en el que no preparo nada para el curso que viene. Con todo el mérito que supone lo anterior al estar presionado/coaccionado por mi administración educativa para hacerlo porque, con su inanición, hicieron que los currículos oficiales salieran en agosto. Y, al menos en mi caso, yo impartiré solo asignaturas que cambian o que aparecen como nuevas en el currículo. Nada, ya llegará el día 1 de septiembre y me pondré las pilas. Tengo material de otros años para aburrir y, seguramente, no me costará mucho, al ser especialista de mi asignatura, ponerme para empezar el día 12 con alumnado con todo bastante preparado.

También me ha sentado muy bien abandonar Twitter. Qué hartura de ataques gratuitos. Qué pesadez lo de algunos con los que jamás compartirías ni mantel. Qué ganas de parlotear sobre cosas que, al final y tal como hemos visto, solo se arreglan fuera de Twitter. Es que, salvo para promocionarse uno o buscar su minuto de gloria, la red del pajarito no tiene mucho sentido. Matizo, al menos para mí no tiene sentido a día de hoy. Y no, por mucho que algunos me digan que volveré, ha sido tanto el tiempo que he ganado este verano como el que he dejado de perder consultando y estando pendiente de sus notificaciones, que es muy difícil que lo haga. Eso sí, he aprendido a nunca decir que no porque, al final, a todo el mundo nos acaban pillando en un renuncio. Lo mismo que dije que no volvería a trabajar en mi Conselleria. No lo haré con los que hay ahora, pero si los que vienen en un futuro quieren contar conmigo para hacer cosas y me dan libertad para hacerlas, no tendría ningún problema. Matizo… me da igual que sean nuevas caras de estos que hay ahora mandando o que entren otros. Pero me tienen que ofrecer algo que valga la pena y algo a lo que vea sentido para mejorar la educación.

He aprovechado también este verano para aprender cómo funciona a nivel técnico (es muy sencillo) la newsletter que, a partir de septiembre, intentaré enviar con una periodicidad semanal o quincenal a los suscriptores con las noticias educativas comentadas, a mi entender más relevantes, que se hayan producido. Os podéis suscribir gratuitamente aquí. Sí, este post también es, aparte de para explicaros algunas cosas, para deciros qué cosas haré en septiembre o qué cambios habrá en el blog. También para promocionaros mi nuevo libro. Un libro que me está dando bastantes alegrías. No me estoy refiriendo en cuanto a dinero. El dinero, siendo importante, no lo es todo para mí. Mientras tenga para pagar gastos y algún capricho…

Ah, se me había pasado. Me he ido de Twitter pero voy a seguir publicando mis posts tanto en mi página de Facebook como en el canal de Telegram. Y en la parte derecha del blog (si lo veis desde el ordenador) o abajo (si lo veis desde el móvil) podéis suscribiros a los últimos artículos. En cuanto al tema Instagram, YouTube o TikTok no os digo que no lo retome en algún momento. Ya veremos. Por ahora, ya que unos motivos de irme de Twitter fue la “adicción” y el “tiempo dedicado”, creo que lo voy a dejar en barbecho. Bueno, todo se andará.

Antes os he dicho que os promocionaría mi nuevo libro. Va, lo tenéis en Amazon (en digital y en papel). Un libro erótico-festivo sobre educación. Bueno, tal y como me han dicho algunos que se lo han leído: un libro con muy mala leche sobre ciertos personajes y prácticas educativas. Si queréis haceros con los otros dos libros que he escrito, lo podéis hacer aquí. Estos os los podéis descargar desde cero euros aunque dejo abierto que podáis poder la cantidad que queráis. Si os apetece ayudar a pagarme el Lamborghini ya sabéis. Bueno, vale que me invitéis al cortado.

A ver, más cosillas. Pues también tenéis mejorada la página para contactar conmigo del blog, sabiendo que podéis hacerlo enviándome un correo electrónico a [email protected]. O enviándome un mensaje por la página de Facebook que os he mencionado antes. Eso sí, ya que hablamos de esto, me encanta que comentéis lo que escribo. Para bien o para mal. Eso sí, por favor, ceñíos al tema. Si hablo de pepinos no me habléis del tubo de escape de vuestra moto. Sé que hay asociaciones raras, pero no tanto.

Finalmente deciros que en septiembre ya os contaré cosillas porque, a lo mejor este curso salgo del armario y me pongo a hacer ciertas cosas. Bueno, todo dependerá de mi tiempo y mis ganas porque, por suerte tengo un buen trabajo, que además me gusta y mis gastos, a pesar de haberse elevado un poco en los últimos tiempos, son bastante asumibles. Nunca me ha gustado estirar más el brazo que la manga. Y eso que, en ocasiones no ha habido más remedio.

Disfrutad de las vacaciones hasta el último minuto. Es lo mejor de cualquier trabajo. Esto y la nómina. En cuanto al desastre de la educación y la LOMLOE, pensad que no sois vosotros quienes tenéis que solucionar la papeleta a la (inútil) administración educativa aunque, al final, es lo que acabaremos haciendo todos.

Un abrazo a los que me leéis. También a los que no, pero en este caso no puedo hacer que os llegue este abrazo, ni tan solo, virtualmente. Esperando, claro está, que vuestro verano también esté siendo fantástico. En caso de que no lo sea, mucho ánimo. Seguro que todo va a mejor en el futuro.

Estos meses voy a ir haciendo un poco de publicidad, si me permitís (bueno, y si no da igual, porque esto es mi blog), de mi nuevo libro sobre educación para mayores de dieciocho, “Educación 6.9: fábrica de gurús”. Lo podéis adquirir aquí (en versión digital o papel). Y sí, me haría mucha ilusión que fuera uno de los diez libros más vendidos este curso que viene sobre educación. 😉

Publicaciones Similares

Deja un comentario