¿Qué va a pasar con el modelo de formación del profesorado en la Comunidad Valenciana?

Después de la dimisión del Subdirector de Formación del Profesorado, antes de que su cese fuera forzado por los nuevos responsables de la Conselleria, para ocupar su nuevo y flamante puesto político de subdelegado del gobierno en Alicante, se han ido tomando determinadas decisiones que van a afectar, a corto y medio plazo, al modelo de formación del profesorado en la Comunidad Valenciana.

Se ha cesado a todos los directores de los CEFIRE (algún día alguien tendrá que cuestionarse por qué esos cargos son políticos) y no se ha renovado a los asesores de formación del profesorado que trabajaban en Campanar. Son informaciones que han ido corriendo como la pólvora en determinados corrillos y ha implicado que muchos de los cesados estén buscando desesperadamente algún puesto que les impida volver al aula. Hay asesores que lo hacían bien. Hay otros que no deberían volver jamás a un aula. Hay, al igual que en los centros educativos, profesionales buenos y malos.

Pero bueno, lo que me preocupa es qué va a pasar con el modelo de formación del profesorado de mi Comunidad. Siempre he defendido, incluso delante del ex Secretario Autonómico y el propio ex President de la Generalitat (en un premio que, seguramente por error, me dieron), el error que suponía volver al modelo de CEFIRE y no plantearse un nuevo diseño de formación para el profesorado. Lamentablemente las decisiones fueron por otro lado: aumento del número de CEFIRE y de asesores de formación hasta unos números inasumibles para cualquier tesorería. Y, por desgracia, sin mejorar el modelo de formación. No por las personas. Más bien por el propio modelo. Un modelo que, por desgracia, se convertía en unos reinos de Taifas en los que cada CEFIRE ofrecía la formación, en función de los contactos que tenía, que le daba la gana.

Estos días he estado hablando con mi mujer del tema y le he dicho de forma irónica qué le parecería que me fuera de director al CEFIRE de Sagunto. Me ha dicho que le daría vergüenza. Y el problema es que esta es la opinión de un gran número de docentes que, por desgracia, ven el modelo estructural de formación actual, como un chiringuito para colocar a cuatro amiguetes. Repito, es la percepción. No digo que sea la realidad del asunto porque, como he dicho anteriormente, hay gente muy válida (y otra que no) en esos lugares.

La verdad es que, volviendo al leitmotiv del artículo, yo sería partidario de cerrar todos los CEFIRE y dedicar unos meses a establecer un nuevo diseño del modelo de formación del profesorado, mucho más profesional y con unos itinerarios formativos, tanto en formato presencial como virtual, que permitieran, en función de la etapa educativa en la que uno se encuentra dando clase, una mejora en la calidad del proceso de enseñanza-aprendizaje. Con un modelo de evaluación continuo y alejándose de las pseudociencias o de las contrataciones de determinados ponentes que solo están ahí porque son amigos de los asesores de formación.

Profesionalizar el modelo de formación del profesorado es algo imprescindible. Ahora falta ver si el cese que se ha producido es “para colocar a los suyos” o “para reformular el modelo de formación del profesorado”. Si es para lo segundo, les felicitaré, porque hace mucha falta.

Lo más importante del blog es que os paséis por aquí, pero si queréis colaborar en su mantenimiento o haceros mecenas del mismo…

Publicaciones Similares

6 comentarios

  1. En Matemáticas es urgente y necesario sobre todo en estos momentos: no hay titulados en Matemáticas que accedan a la bolsa y menos que hayan accedido por uno u otro medio al funcionariado, incluso con el Master de Secundaria de otra especialidad… gente que se busca las castañas accediendo a bolsa después de trabajar 20 años en otras cosas y con el famoso y ridículo CAP que yo misma hice hace más de 30 años… Desde que entré a trabajar en la enseñanza, recién licenciada, no he parado de formarme: Matemáticas, psicología, organización de centro, tutoria, idiomas, aplicaciones informáticas,
    etc etc… Y finalmente mi conclusión es que las Federaciones de Profesores de Matemáticas, que dependen además de la RSME, son el estamento en el que debería basarse la formación continua del profesorado en esta especialidad. Podría ser un inicio donde de verdad formar a todos estos nuevos docentes que tiran de memoria y explican igual que les explicaron en su día (no es una crítica hacia ellos, es una descripción de la realidad) y que me preguntan continuamente (porque quieren ser buenos docentes ) donde encontrar cursos que de verdad les ayude a aprender las metodologías que desde la sociedad llevamos aplicando en las aulas, que dan calidad al alumnado, pero que no se nos oye…

    1. Hola Amparo. Totalmente de acuerdo en las dos claves que das acerca del modelo de formación del profesorado: una referida a las estrategias para impartir determinadas materias/etapas (que deberían estar validadas por gente que sepa de didáctica y con amplísima experiencia) y una segunda referida a la actualización de conocimientos. El problema es que, por desgracia, el modelo actual no satisface esas necesidades que tenemos los docentes de a pie y que son, seguramente, las que mejorarían la manera de dar clase y el aprendizaje del alumnado. Un saludo.

  2. Es para poner a los suyos, lo he vivido ya, política de cargo o tierra quemada, nada para mejorar.
    En Sanidad hace unos años fueron todas las direcciones de los 20 hospitales de la comunidad valenciana, de la noche al dia y por fax.

    1. Llámame iluso pero, a pesar de los precedentes, espero y deseo (por el bien del modelo de formación del profesorado), que diseñen un modelo que beneficie al profesorado y, de rebote, al alumnado. Pero bueno, los precedentes, como bien dices, son los que son.

  3. Hola Jordi,
    Ací un dels assessors a qui se li ha comunicat que no seguirà, i s’ha fet mitjançant un àudio de whatsapp (fins ací ha arribat el nivell de cadascú mirar pel que és seu i que li importen ben poc les formes).
    Tens raó en el que dius i molts estan buscant el seu lloc ara que s’està tocant el rotglet. Però, del que no tinc constància és del cessament de totes les direccions. Sé que no en nomenaran de noves, per ara, però n’hi ha que continuaran ara també. Segurament em falten dades, si bé té sentit el que comentes, però això no seria deixar morir el servei, sinó pegar-li directament un tret.
    Des de l’aula, i amb felicitat, seguirem de prop què passa amb aquesta situació.
    Salutacions.

    1. Hola Vicent, s’han perdut les formes i deshumanitzat el tracte amb les persones. Especialment per part d’alguns. No ets el primer cas que conec de cessament via WhatsApp (em sembla vergonyós). Salutacions i molta sort en la nova etapa.

Deja un comentario