50 propuestas para la mejora de la educación valenciana (primera parte)

Estos días hemos conocido las medidas/propuestas del nuevo gobierno valenciano, formado por PP y VOX, (no solo) para educación (fuente). Sus propuestas educativas son las siguientes:

Propuestas que, sinceramente, a mí me parece que poco pueden aportar a la mejora educativa porque tienen más de ideológico que de otra cosa. Eso sí, como siempre he dicho, en educación hay una parte ideológica (por algo se ha votado a determinados partidos políticos) y una parte técnica que, al final, siempre es la que va a permitir esa calidad con la que tanto algunos se llenan la boca.

Por eso, si me permitís, en este post voy a desgranar 50 propuestas, totalmente personales e intransferibles, que voy a hacer en voz alta para mejorar la educación valenciana. Propuestas que, en caso de quererse llevar a cabo, son mucho más complejas que el simple enunciado de las mismas. Eso sí, que no sea por no proponer cosas.

  1. Reducción de ratios, especialmente en las etapas inferiores del aprendizaje. Establecimiento de un modelo de ratios que permita que, según tipología del alumnado, las mismas puedan reducirse todavía más en determinadas casuísticas.
  2. Revisión completa de la clasificación de los centros educativos en función de su ubicación, tipología del alumnado que acude a ellos e infraestructuras actuales. Con ello me refiero al establecimiento, tanto de clasificación en función de la complejidad que presente el nivel del alumnado como en cuanto a infraestructuras de que se dispongan para, según esa clasificación, poder realizar de forma prioritaria determinadas intervenciones o para la asignación de recursos.
  3. Adecuación y mejora de las infraestructuras educativas. Creación de un equipo de trabajo que revisen todos los centros educativos públicos para proceder a paliar determinadas cuestiones y poder, en caso de que sea necesario, realizar una planificación de obras o, incluso en función de cambios poblacionales en determinadas zonas, proceder a la construcción de nuevos centros educativos.
  4. Mejora de las aulas específicas en todos los centros educativos (laboratorios, taller de Tecnología, aula de Música, aula de Educación Visual y Plástica, pabellones deportivos, etc.), tanto en lo que hace referencia a la dotación como a la propia infraestructura. Renovación imprescindible de dotaciones en algunas materias.
  5. Establecimiento de un sistema de evaluación interno, realizado de forma profesional, de todos los indicadores educativos de la Comunidad. En este sistema de evaluación debe incluirse tanto el aprendizaje del alumnado, el desempeño profesional de los docentes, los estudios de impacto posterior a la enseñanza obligatoria, etc. Y todos esos datos, aparte de servir para la  toma de decisiones, deberían publicarse en abierto para su consulta por toda la sociedad.
  6. Establecimiento de un plan de choque para mejorar la comprensión lectora y matemática de nuestro alumnado.
  7. Revisión del modelo de digitalización de los centros educativos valencianos, apostando por una formación adecuada en competencia digital de toda la comunidad educativa y análisis de la situación actual de la “pantallización” de nuestro alumnado. Análisis que debería hacerse en colaboración con otras Consellerias porque va más allá de la simple contextualización en el sistema educativo.
  8. Mejora del modelo de formación del profesorado. Reducción del número de CEFIRE, dejando tres centros de formación provinciales y estableciendo un modelo de gestión centralizado de la oferta formativa. Eliminación de todos los cursos basados en pseudociencias y abrir la posibilidad de la concesión de becas para el profesorado para que pueda formarse en el ámbito universitario. Evaluación posterior de toda la formación recibida.
  9. Supervisión adecuada de los centros educativos por parte de inspección educativa. Creación de determinadas secciones en inspección encargadas de diferentes aspectos educativos específicos (currículo, digitalización, etc.), manteniendo los inspectores de zona.
  10. Relacionado con lo anterior, creación de un cuerpo de juristas que resuelvan dudas, tanto a profesorado como a los equipos directivos, cuando tienen que tomar determinadas decisiones. Creación de una página web específica donde, de forma muy sencilla, pueda accederse a las principales dudas jurídicas que pueda tener, tanto el profesorado, como los equipos directivos, el alumnado y las familias.
  11. Revisión curricular del currículo de las etapas obligatorias, dentro de las posibilidades que se permite a nivel autonómico, para estructurar de forma coherente el mismo. Reducción de la optatividad y establecimiento de un modelo escalable de aprendizaje.
  12. Establecimiento de un equipo técnico para revisar los libros de texto de las diferentes editoriales.
  13. Creación de un repositorio de recursos de calidad para el alumnado y profesorado valenciano. Establecimiento de contacto con otras Comunidades y con el Ministerio para, en un futuro, poder integrarse en una plataforma única. Eso sí, a diferencia de los intentos de repositorio que se han hecho en el pasado, con un equipo de revisores de esos materiales para que no pueda subirse cualquier cosa.
  14. Puesta a disposición del profesorado de determinadas prácticas metodológicas que hayan sido validadas por la investigación, tanto mediante formación, como mediante píldoras formativas en las mismas. Eso sí, en ningún momento debe imponerse ninguna práctica metodológica y será, en caso de haber alguna disfunción en el aprendizaje del alumnado, inspección, mediante un equipo de docentes expertos en las diferentes etapas y materias (que estarán liberados a tiempo parcial) la encargada de asesorar al profesorado en sus funciones.
  15. Revisión completa del CEED (Centro de Educación a Distancia de la Comunidad Valenciana), su estructura y su funcionamiento, para convertirlo en el lugar desde el que pivote toda la formación semipresencial y a distancia valenciana. Establecimiento de un modelo de provisión de plazas transparente y obligación para su profesorado, aparte de dar clase, generar recursos abiertos que serán compartidos desde su web.
  16. Revisión completa del la EOI virtual y aumento de las plazas de formación en idiomas. Posibilidad de incorporar secciones de la EOI en los diferentes centros educativos en horario en el que no exista alumnado de etapas obligatorias.
  17. Potenciar las lenguas en el aprendizaje mediante la incorporación de una Segunda Lengua Extranjera que se ofrezca a todo el alumnado.
  18. Favorecer un modelo, mediante exenciones de valenciano, que permita una formación flexible en esa lengua cooficial a alumnado que viene de otras partes del país o de países cuya lengua oficial es solo el castellano. Esta exención no implica que no se establezcan medidas en los propios centros educativos (en horario escolar o extraescolar) para que ese alumnado y sus familias no aprendan valenciano. Un modelo podría ser crear grupos reducidos para ese alumnado que acaba de aterrizar en nuestro sistema educativo. Pero, insisto, esto es solo un esbozo de las medidas que, en caso de llevarse a cabo, deberían diseñarse de forma muy exhaustiva y con especialistas (en este caso, de valenciano).
  19. Revisión completa del modelo de orientación en los centros educativos. Incorporación de más especialistas en AL y PT, además de recuperar el modelo de gestión de los SPES.
  20. Establecimiento de una red de centros específicos para alumnado con diferentes discapacidades. Los centros de educación especial son imprescindibles para determinadas casuísticas. Y debe darse la opción que las familias que decidan optar por ellos puedan hacerlo. Eso sí, siempre asesorados previamente por expertos. Y poder optar por esos centros no implica que deba optarse por ellos. Simplemente que existe esa opción.
  21. Establecimiento de un doble turno en los centros educativos de Secundaria con el fin de aprovechar los espacios, cuando no hay clase, para la ciudadanía. Incorporación de personal para ese horario y posibilidad de cesión de los mismos a los Ayuntamientos o a las diferentes Consellerias para que puedan usar esas instalaciones para ofrecer determinadas actividades formativas a mayores, desempleados o para la realización de diferentes actividades extraescolares.
  22. Potenciar las Escuelas de Música y los Conservatorios, estableciendo convenios con esas instituciones educativas para que, alumnado que cursa enseñanzas obligatorias, pueda combinar (mejor de lo que está sucediendo actualmente) su aprendizaje reglado con el aprendizaje musical.
  23. Establecimiento de planes para fomentar la actividad física entre el alumnado y sus familias.
  24. Diseñar una planificación estratégica para que los ciclos formativos no sean finalistas y permitan, de forma mucho más sencilla, el paso de medio a superior o incluso el propio acceso posterior a la Universidad.
  25. Incorporación de toda la formación a desempleados dentro del sistema reglado de Formación Profesional. Una FP que debe estar bien dotada de recursos y con instalaciones dignas.

Lo que está marcado en negrita necesita mucho desarrollo ulterior. Y sí, como siempre, se agradece en los comentarios o en las interacciones de las redes sociales, cualquier crítica a lo que he escrito o propuesta que creáis que puede ser interesante para mejorar la educación (no solo) valenciana. Se trata de un artículo que, al igual que muchas cosas que escribo, es para que cualquiera con poder de hacer cosas, coja lo que le guste sin ningún problema.

Hay varias maneras de funcionar: quejarse amargamente de todo, criticar a todo quisqui o hacer propuestas. Yo me quejo de muchas cosas y además hago propuestas. Es que una cosa sin la otra no tiene ningún sentido. Nunca lo ha tenido.

Mañana, si dispongo de tiempo (¡recordad que es mi día de paella y siesta!), escribiré la segunda parte…

Publicaciones Similares

2 comentarios

  1. Jordi, que et pensaves dels que entren nous a la política?. A mi no em fa falta que em conten el que han de fer en l’educació perquè ja els conec de fa temps. Fins ara et llegia prou perquè trobava molt interessant moltes de les coses que dies sobre l’educació, però després dels últims escrits que has fet on dius que esperes algo d’aquesta gent que entra, quan saps que hi ha al menys un partit que va en contra dels drets humans, doncs a mi em decepciones. I que vaja per davant que no és qüestió de política sinó de sociologia i pedagogia. Nosaltres com a docents, és clar que tenim el deure d’ensenyar però hi ha una altra cosa que es diu, almenys al meu poble: eixample i seny. Els docents som un referent importantíssim en l’educació dels nostres alumnes i ells ens tenen com a referent en la majoria de les vegades. I això és el que hem de demostrar. No és que viene “el lobo”. El llop ja fa temps que el tenim ací a casa el que passa és que de vegades hiberna i ara s’ha despertat. No podem des-lligar l’educació dels nostres alumnes del fet de cada dia per tenir una societat millor i més justa.

    1. Hola Ximo, en aquest article faig propostes educatives. Creus que criticaré més o menys certes qüestions educatives perquè les facin “els meus” o “els altres”. Sempre he estat equànim (o he intentat ser-ho) quan tracto temes educatius. I no m’he callat mai a l’hora de fer crítiques (tinc presència en el blog i en les xarxes socials, a més de nombroses qüestions que es fan a nivell personal, que ho demostren).

      Per cert, si et refereixes a l’article del llop hi ha una frase on crec que responc al que planteges… “si el llop ja està aquí, doncs ja està” i “si no és tan llop, tal volta pugui fer-se propostes per millorar l’educació”.

      Mai deslligaré l’educació de tenir una societat millor i més justa. Mai ho he fet i mai ho faré. Salutacions.

Deja un comentario