Para lo que me queda en el convento…

Hoy se ha filtrado, de nuevo por un medio de comunicación (ahora por Lo País), una nueva novedad que incluye la LOMLOE: las asignaturas de ESO y Bachillerato. La noticia la podéis leer aquí. Si no sois suscriptores ni os apetece suscribiros, o bien hacéis que alguien os la pase o, simplemente navegáis desde una VPN online. En YouTube hay un montón de manuales y buscando “vpn online” encontraréis cientos de servicios que poniendo la web anterior hace que cuente como si fuera vuestra primera visita.

Para hacerlo un poco más fácil, a los docentes interesados en qué cambios van a darse (en este caso nos han filtrado ESO y Bachillerato), lo podéis ver en las siguientes imágenes.

Materias 1,2,3 ESO:

Materias 4 ESO:


Materias 1 Bachillerato:

Materias 2 Bachillerato:

Todo sometido a lo que vayan a hacer las diferentes Comunidades con las optativas que oferten.

No voy a comentarlo. Me la suda. Me da igual que desaparezca mi asignatura en la ESO o que quede reducida a la nada. Me da igual que se creen cinco Bachilleratos que permitan que uno estudie Ciencias y no haga ni Física ni Química. Me da igual que la Filosofía sea testimonial en la ESO. Me da igual que se hayan inventado un nuevo Bachillerato General para que, de forma facilita, uno pueda sacarse, ya no solo el título de ESO, también pueda llevarse el de Bachillerato. Es que me da igual. Me da igual porque y ahora ya voy a lo personal, viendo que no hay manera de revertir la situación, tengo una plaza definitiva al lado de casa que lo único que pueden hacer es cambiar qué debo dar. No se van a a atrever por ahora a tocar demasiada normativa laboral. Es muy fácil tocar la normativa que afecta al aprendizaje del alumnado. Otro tema es lesionar derechos laborales. Y cambiar dar Tecnología por hacer otra cosa “malamente” no afecta a mis derechos laborales.

Si me toca dar ámbitos, daré ámbitos. Si me toca dar Matemáticas, daré Matemáticas. Si me toca enseñar a hacer calceta, enseñaré a hacer calceta. Si me dicen que haga codocencia, haré codocencia. Si me dicen que tengo que hacer ABP o Flippear mi clase, mientras me den los materiales de alguna editorial (nada que suponga esfuerzo innecesario), lo haré. Si me dicen que debo dar solo kahoots, lo haré. Si me dicen que debo contar chistes y me dan un repertorio de chistes, los contaré. Es que me da igual. Paso. No me afecta. A mi hija ya procuraré que no le afecte ningún cambio de estos. Y sí, tengo muy claro que se irá a trabajar con mucha probabilidad fuera de estas fronteras. No pasa nada. Antes quería aguantar. Ahora ni me lo pienso. Cuando me firmen la jubilación, adiós muy buenas. Incluso que sea para ir a jugar a petanca. Me la suda lo que le pase al sistema educativo de este país.

Otro tema es que si me dicen que debo hacer calceta, intentaré enseñar a hacer calceta lo mejor que sepa. Si me dicen que debo dar ámbitos y asignaturas en las que no soy especialista, intentaré disimular lo máximo que pueda. Si me dicen que debo rezar en clase o abrazar árboles, los intentaré abrazar con el mejor cariño posible. Eso sí, en mi horario laboral. Esas 37,5 horas por las que me pagan. Lo demás, pues que se jodan. Si no funciona el sistema, pues no funciona.

Si alguno quiere seguir luchando y haciendo de Don Quijote frente a molinos que siga. Yo me planto. Incluso soy capaz de votar a partidos contra natura porque, al final, lo único que demuestran algunos es que, al no tener oposición en las calles hacen lo que les da la gana, asesorados por cuatro memos que hacen memeces y siguiendo las doctrinas de la estulticia más absoluta. O de determinados intereses muy poco transparentes. Que se quiere bajar el sueldo a los nuevos docentes, pues que luchen los que les toca. Que quieren despedir a los interinos, que se lo curren los interinos. Aquí yo voy a hacer lo que me digan, lo mejor que sé y pasando que es gerundio.

Han vencido. Han alcanzado las últimas posiciones. Han conseguido, con sus acólitos, generar un sistema que solo es cómodo para ellos y los suyos. Pues a buscar esa zona de confort porque, al final, para los cuatro telediarios que estamos por aquí, estoy para perder el tiempo dándome cabezazos contra la pared. A mí, simplemente, dejadme en paz y decidme qué debo hacer en mi aula. Paso de cuestionaros nada. Viviré más feliz y, como he dicho antes, protegiendo siempre a mi familia porque, al final, si uno tiene que esperar a que alguien vele por ella va listo.

47 Shares:
20 comments
  1. Piensa una cosa … te lo digo porque a mi madre le pasó … te pueden amortizar la plaza y mandarte a la china … por lo menos en la comunidad donde daba clase mi madre, y no le pasó solo a ella.

    Mucho ánimo, la verdad es que ser maestro hoy en día es un drama.

    1. En el caso de los funcionarios de carrera con plaza definitiva sí que se nos puede suprimir la plaza (lo más habitual es salir desplazados del centro pero manteniendo la plaza hasta que se recuperen las horas o se jubile uno de los compañeros más antiguos). En ese caso, durante los primeros cuatro cursos se es el primero en elegir (raro que no exista una plaza cercana libre, ocupada por alguna comisión de servicios o interino) y también, a la hora del concurso, el que tiene prioridad para ese concurso. Además, como ya pasó hace un tiempo en mi Comunidad, antes de desplazar/suprimir lo que hicieron fue habilitar otras especialidades en el mismo centro educativo. Mi preocupación va más acerca de la calidad de lo que se vaya a impartir que acerca de cuestiones laborales. Aunque todo puede ser…

      Muchas gracias.

  2. Siento decirlo, pero este post suena a pataleta. Existen tantos sistemas educativos óptimos como docentes, o dicho de otra forma, las opiniones son como los culos, cada uno tiene el suyo propio. Atrincherarse en el “paso de todo porque no es como lo digo yo” es una excusa muy manida. Si uno realmente cree en otra cosa, debe defenderlo cuando le pregunten y en el foro adecuado y sobre todo debe defenderlo con su propio trabajo e implicación. Dentro de las reglas marcadas siempre hay cierto margen para hacer lo que uno considera mejor.

    Es imposible hacer el mundo perfecto, pero si es posible hacerlo mejor. Ese derrotismo acomodaticio del “me la suda” es más propio de un adolescente que de un docente maduro. Ese no aceptar que gane otra opción que no sea la propia es más de parvulario que de hombre maduro.

    1. Hola Álvaro. No es pataleta. No es pasar de todo porque si hubieras leído el post digo claramente en el mismo que “me obliguen a hacer lo que sea, voy a intentar ser lo mejor profesional que pueda”. Lo de defender con el trabajo e implicación cuando un día sí y al otro también te van dando palos es un poco masoquista. Otra cuestión, como he dicho antes, es darlo todo profesionalmente (que es para lo que te pagan… y sí, algunos somos mercenarios de la tiza).

      Si quieres salvar al mundo es tu problema. Yo, sinceramente, voy a dedicarme a cosas mucho más personales y cercanas. Lo de las descalificaciones te las puedes quedar para ti. Lo único que demuestras con las mismas es que, quizás, el inmaduro que cree en unicornios vas a ser tú. Pero es solo mi opinión. Una opinión que te doy porque, seguramente seas el más implicado en tu trabajo, hayas hecho todas las huelgas posibles, hayas ido a todas las manifestaciones, hayas presentado proyectos a la administración, hayas denunciado todas las condiciones pésimas a las que, en caso de ser docente, se encuentren tus alumnos, etc. Claro que sí señor maduro.

      Un saludo y, con todo el cariño del mundo, mira los molinos y no traslades la ficción a tu realidad. Bueno, haz lo que consideres porque es tu vida.

    1. Nuestra edad de jubilación legal a los que pertenecemos a las clases pasivas es a los 60 con 35 (creo, no estoy seguro) años de servicio. Otro tema es que uno pueda jubilarse antes por motivos médicos justificados pero, mientras algunos sigamos trabajando lo haremos lo más profesionalmente posible. Otra cuestión es lo que comento en el post…

  3. Peligroso profesores como tú…un artículo tan cargado de derrotismo, seguidismo, ovejismo y egoísmo…que te den a ti profesor con minúscula.

    1. Seguramente a los que han echado de una empresa también les acusas de derrotismo. Seguro que es derrotismo quejarte por encontrarte con un tiempo de un minuto por paciente y unos cincuenta pacientes al día. Seguro que también llamas derrotismo a aquel que, por determinados motivos, en lugar de quedarse a “colaborar en su país” decide irse al extranjero a probar suerte porque aquí la situación laboral es penosa. Pues va a ser que deberías analizar qué entiendes por derrotismo.

      Un detalle, seguidismo y ovejismo creo que va en contra de lo que se dice en el post. Pero no pasa nada, la comprensión lectora siempre puede mejorarse. Nunca hay edad para dejar de aprender cómo comprender.

      Un saludo. Y sí se puede. 😉

  4. No te compliques con VPNs sólo para leer un artículo. Puedes una ventana de incógnito en Chrome (In Private en Edge) y listo. Cualquier navegador normal tiene esa opción.

    1. Las ventanas de incógnito solo solucionan (de forma muy limitada) las cookies de navegación. Se navega desde la misma IP y lo que hacen los medios de comunicación de “puedes ver tantos artículos” es decir que solo se puede ver X veces desde la misma. Por eso no sirve lo que comentas y debes cambiar la IP para poder seguir accediendo. Un saludo.

  5. Te entiendo y comparto tu pensar. Sé que debes ser un docente buenísimo, pero estas harto de los vaivenes y caprichos de los políticos y sus palmeros pedagógicos. Quién esté interpretando otra cosa, creo que se equivoca.
    Saludos y ánimos para lo que nos queda (con el higiénico en la mano).

    1. No, no soy un docente buenísimo ni malísimo. Soy un docente que, al igual que la inmensa mayoría de mis compañeros y compañeras lo intenta hacer lo mejor posible cada día en su aula. Y sí, como bien dices, estamos hartos de vaivenes políticos, desvaríos pedagógicos y similares. Gracias por entenderlo. El problema es que, como has visto, algunos entienden algo que no he dicho. Un saludo y mucho ánimo también para ti.

  6. Nos pasa a todos los enseñantes en algún momento. Yo hace tiempo que tomé la decisión de hacer mi trabajo bien y punto. Trabajo para vivir y esa vida implica cuidar de los míos, cosa que no puedo hacer si dedico más horas a mi trabajo de las que tengo que dedicar y si me llevo problemas a casa que no puedo solucionar. No es pasar de todo, es entender que esto es un trabajo y que me toca hacer lo que me digan, con ciertos márgenes como los que permite la libertad de cátedra reconocida. Y eso no quiere decir que no luche, que no haga huelgas, que no vaya a manifestaciones o que no vote. Quiere decir que esto es un trabajo muy bonito, importante y que me gusta mucho, pero un trabajo, no mi vida.

  7. No, no tienes razón. Uno debe dar de sí mismo lo mejor. El que haya una panda de estúpidos empeñados en destruir la Enseñanza Media no debe amilanarnos. Hay que luchar hasta el final: los alumnos, los medianos y los mejores, te lo agradecerán.

Deja un comentario

You May Also Like
Leer Más

El método ATPC

¿Cansado de métodos educativos sin ninguna validez para el aprendizaje del alumnado? ¿Cansado de perder el tiempo haciendo…
Leer Más

Pánico escénico

Debo reconocer que tengo pánico escénico a pocas horas de empezar la normalidad “de los pobres”. Me da…