No escribo nunca artículos en los que me dicen qué debo escribir o cómo hacerlo. No lo hacía antes con miles de seguidores en Twitter y un montón de visitas en esta web (por tener artículos muy visitados) y no lo voy a hacer en esta nueva etapa. Hay cosas que no van a cambiar. Otro tema es que me digan que pruebe algo, me guste y crea que puedo, objetivamente, escribir sobre ello. Ganar dinero escribiendo de productos y/o servicios que solo valen para el que los vende no me va.

Ayer prometí en Twitter que haría un unboxing-review de dos portátiles que han llegado a mis manos en los últimos tiempos. Eso sí, antes de recomendaros cualquiera de los dos portátiles, conviene incorporar algunas reflexiones previas a su compra. Reflexiones que no dejan de ser importantes porque son las que te hacen tomar la decisión final.

En primer lugar, un portátil para la “vuelta al cole” y salvo para ámbitos laborales muy específicos (como puede ser por ejemplo el caso de los profesionales de diseño gráfico, estudiantes de Bellas Artes o, simplemente, alguno que necesite un equipamiento muy concreto) debe de reunir las siguientes características:

  • Una batería de duración mínima, en funcionamiento exhaustivo, de 7-8 horas.
  • Una pantalla de 14 pulgadas. No una de 15” ni una inferior a ese número.
  • Una memoria RAM, por temas de velocidad, de un mínimo de 8 Gb (recomendable 16 por la diferencia de precio actual).
  • Un procesador AMD Ryzen 5 o superior (o i5 o superior en Intel). No hay diferencias apreciables, salvo en el precio, en el rendimiento de los 5 con los 7, salvo que sea uno muy puntilloso.
  • Un disco duro SSD de 512 Gb. Recomiendo, como hice hace un tiempo, contratar o bien con Microsoft o Google más espacio del que te dan para poder sincronizar todos los archivos y usar ese “almacenamiento en la nube” como parte del almacenamiento del portátil.
  • No hace falta una tarjeta gráfica muy potente porque no es un ordenador para juegos. No lo es porque, sinceramente, un portátil para juegos sale mucho más caro.
  • Un peso menor de 1,5 kg. La clave aparte de la autonomía de la batería es el peso. Los dos que voy a recomendar tienen un peso inferior a 1,4 kg. Y se nota si los debes llevar de un sitio a otro.

Y dos características por las que seguro alguno, con más ideología que sentido de uso me va a decir: el portátil que os compréis debe de usar como sistema operativo Windows 10. Otro tema es que alguno queráis poneros una distribución Linux pero, sinceramente, considerad hacerlo en arranque dual. Hay motivos de peso (no técnicos y sí de uso) que tienen que ver con esta recomendación. Por cierto, que a nadie se le ocurra comprarse un Chromebook porque, aparte de estar muy cerrado en cuanto a qué instalar (salvo que solo trabajéis en la nube y con ningún programa instalado), no es un equipo para recomendar a nadie por mucho que oigáis cantos de sirena sobre su uso. Lo mismo que el trabajar con tablets (sean iPads o no)… NO son equipos interesantes para el alumno por mucho que algunos docentes y/o centros, con pocos conocimientos en tecnología, os los estén recomendando. Al igual que tampoco lo eran los miniportátiles que se distribuyeron masivamente.

Mis dos recomendaciones son los modelos siguientes: el ASUS ZenBook 14 UM431D, que sale por unos 679 euros en una de esas casas por internet que todos conocéis y el HUAWEI Matebook D14, que en la página oficial sale por 532. Recordad que los precios pueden variar en función de muchas cuestiones (siempre a la baja conforme van saliendo nuevos modelos).

Son dos modelos con chasis de aluminio (el del ASUS es mucho más bonito), con un peso muy ligero (1,39 kg), disco duro SSD de 512 Gb y solo con la diferencia de ser el primero el poseedor de una mejor tarjeta gráfica y el doble de memoria RAM (16 Gb frente a las 8 del Huawei). Ambos con lector de huella digital, Windows 10 preinstalado y cada uno con su “paquete de mejora” que incorporan por ser de la marca determinada. El Huawei sincroniza muy bien con móviles de la marca y tiene un procedimiento específico para hacerlo.

Ya sé que no son equipos tan económicos como algunos que os estarán intentando vender pero, si de verdad pensáis en tener un portátil en condiciones, que no debáis enchufarlo cada para de horas, que no se caliente, que sea silencioso, con un teclado muy cómodo para trabajar, con una pantalla de calidad y que, además, os sirva para varios años, creo que los modelos anteriores son de lo mejorcito que hay en el mercado. Y os lo digo después de haberme pasado semanas comparando equipos antes de adquirirlos para uso personal y profesional. Eso sí, a mí me gusta más el de ASUS aunque a mí me ha tocado el Huawei 😉

(Visited 1.172 times, 1 visits today)

Acerca del Autor

Jordi Martí

Simplemente soy alguien al que le gusta escribir. Y que disfruta haciéndolo.

Ver Artículos