No he podido resistirme…

Lo siento. Al leer unos tuits de un docente no he podido resistirme, por saber que es algo que comparte algún otro personaje dentro de mi profesión (ser heterogénea es lo que tiene), a escribir unas líneas en el blog. Sí, hay cosas que deben compartirse por lo que implican. Y, en este caso, se trata de un ejemplo típico, de esos que tienen dos patas y que están convencidos de que lo mejor es que todos tengan menos derechos laborales. Sí, hay gente que pide peores condiciones laborales en lugar de mejorar las suyas y las condiciones de los que le rodean. Así nos va.

Fuente: Twitter

Este señoro, maestro de profesión, dice que por favor le digan que un profesor de Secundaria no puede jubilarse con treinta años de servicio. No voy a entrar en responder a la cuestión porque es lo menos relevante del asunto. Bueno, ojalá nos pudiéramos jubilar todos en este país con 50 años y veinticinco trabajados. Es que yo sí que creo en que lo mejor es que todos vivamos y tengamos las mejores condiciones laborales posibles. Soy así de raro.

Un compañero le responde lo siguiente:

Fuente: Twitter

El señoro insiste en que el profesorado de Secundaria no tiene un trabajo exigente. Y dice que no tiene ningún sentido en que el profesorado de Secundaria se jubile antes que un obrero que está en un andamio. No pide mejores condiciones laborales para el que está en un andamio. Cuestiona que otros tengan unas determinadas condiciones laborales. Es que es ser muy (…).

Fuente: Twitter

Acaba, como siempre sucede, llevando la cuestión a lo personal. Cuestiona que los sindicatos y los docentes pensemos que debemos jubilarnos a los 60 años con 30 años de trabajo. Y dice que tenemos 23 h/semana de trabajo. Creo que él debe trabajar muy poco si piensa que el profesorado de Secundaria solo trabajamos eso (por cierto, en Primaria también se puede uno jubilar a los 60 y ojalá tuvieran mejores condiciones laborales y salariales). Debe ser por eso por lo que le da tiempo para convertir su web en un espacio de trinque en el que ofrece sus servicios al mejor postor. Por eso tiene tanto tiempo para hacerlo.

Es que, sinceramente, me parecen tan vergonzosos este tipo de tuits, especialmente de alguien que se dedica a la docencia (repito, es maestro) que, cada vez tengo más claro que tenemos el enemigo dentro. Qué pena me da este señoro. Qué pena. Y mucha más pena todos aquellos (por suerte pocos, aunque haberlos haylos) que, en cualquier profesión, en lugar de reivindicar mejoras, solo piden empeorar las condiciones laborales de su profesión.

Un detalle final, que alguien esté puteado en su trabajo no implica que uno deba optar por estar puteado en el suyo. Pero, como he dicho antes, si él solo trabaja 23 horas a la semana y después se dedica a su chiringuito “en forma de charlas, cursos y demás”, a lo mejor sí que se le está pagando por parte de la administración de más. Pero eso ya es otro asunto.

Por cierto, ¿puedo enviar a la mierda al susodicho? Pues sí. Este es mi blog… ¡vete a la mierda! Gente como tú sois un cáncer para los trabajadores. No estoy diciendo docentes. Estoy diciendo trabajadores en general. No se trata de que los demás vivan peor. Se trata de que todos vivamos mejor. A ver si nos enteramos. Son muchos años de luchas, intentando conseguir mejoras laborales y profesionales (que en nuestro caso siempre redundan en el bien del alumnado), para que ahora vengas tú o gente como tú con estas gilipolleces.

17 Shares:
0 0 votos
Article Rating

Deja un comentario

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Andrés S.
Andrés S.
2 months ago

Y su mujer, como funcionaria, también podrá jubilarse a los 60. Otra cosa es si le interesa o no.

You May Also Like