El método cooperativo en la enseñanza de Matemáticas funciona… en Nigeria

Creo que, por desgracia, toca insistir de nuevo en el timo de las comparaciones educativas. Son legión los que nos venden determinadas soluciones educativas que, por lo que dicen (nunca sacan datos, pero hacen una buen vending del asunto) han revolucionado la educación en ciertos países.

Ayer estaba leyendo una investigación titulada “Effectiveness of Cooperative Learning Method in Mathematics in Nigeria: A MetaAnalysis“. Y, según este estudio, parece que el método cooperativo en la enseñanza de las Matemáticas es lo más de lo más. Bueno, es lo más de lo más según este estudio individual y solo es válido para Nigeria. Además, después de releerlo he visto algunos “fallitos” en la redacción de esta recopilación de análisis previos. Pero bueno, tampoco voy a daros la turra por aquí.

Pues después de leer esta investigación, ¿os imagináis que fuera vendiendo las bondades del aprendizaje cooperativo en Matemáticas en nuestro país? ¿Os imagináis que, con una sola investigación leída, fuera capaz de extrapolar algo que dice a un país cuya sociedad nada tiene que ver con la de Nigeria? Pues eso es lo que hacen lo que os venden las bondades de Finlandia, Estonia o Portugal. Ya no digamos a aquellos que también venden métodos Singapur o cosas que, por lo visto, van muy bien a determinados países asiáticos. Y lo grave del asunto es que hay docentes, supuestamente formados e informados, que lo compran.

No estamos en Nigeria. No estamos en Finlandia. No me creo nada de lo que me están vendiendo algunos desde determinadas tarimas. Especialmente, cuando ni tan solo mencionan en qué fuentes se basan para afirmar ciertas cosas. Lo de jugar a los comodines de determinados países o determinados centros educativos específicos, para decir que ciertas metodologías o estrategias pueden funcionar en el que estamos dando clase, tiene más de suposición que de otra cosa. ¿Os dais cuenta de que los que más hablan de Finlandia ni tan solo han echado un vistazo en la página web del Ministerio de Educación finlandés? Es que cuando veo ciertas cosas que se publican en YouTube (me quiero mucho y ya no voy a ver a determinados personajes) me echo las manos a la cabeza. Es que ni saber cómo funciona el sistema educativo del que hablan. Ni a nivel teórico. Ya no digamos a nivel práctico.

Después de leerme la investigación que os he enlazado en este post, podría hacer de gurú educativo y afirmar que “el método cooperativo para el aprendizaje de Matemáticas es el mejor para aprender Matemáticas”. El problema es que, después de leer la investigación, no me queda claro en qué consiste ese método, estaría validando una única investigación y, lo que es más alucinante, os estaría vendiendo la realidad de Nigeria como la realidad educativa en este país o en todos los que me estáis leyendo. Incluso habría extrapolado esa única investigación a toda la tipología de centros educativos. Pero, sabéis qué sería lo triste… que si diera una charla y dijera esto delante de compañeros de profesión, habría algunos que creerían lo que digo.

Hay mucho gurú que se ha encumbrado para hablar de educación que, a poco que alguien le escuche y busque un poco por internet, descubrirá que le está mintiendo. Ya no entro en aquellos que os venden en las redes sociales metodologías mágicas, gamificaciones imposibles, flipantes vídeos que si miras su canal ni tan solo su alumnado han visto o, simplemente, os hacen volar avioncitos de papel porque no tienen mayor capacidad intelectual. Sí, son los mismos que defienden que un especialista en Geografía e Historia pueda dar Lengua Castellana o Lengua Valenciana. O que uno de Matemáticas pueda dar esa Biología que, con suerte vio en el último curso de Bachillerato hace muchos años. Es que, cómo no va a haber tuercebotas educativos, encumbrados a los altares, cuando hay gente que puede llegar a creer que el aprendizaje cooperativo para aprender Matemáticas es una maravilla porque lo dice una sola investigación realizada en Nigeria, basándose en ese contexto social. Y así nos va.

Aprovechando que hoy he hablado de gurús (bueno, aunque no lo hubiera hecho os hubiera encasquetado igual la publicidad), os recomiendo mi nuevo libro sobre educación para mayores de dieciocho, “Educación 6.9: fábrica de gurús”. Lo podéis adquirir aquí (en versión digital o papel) o en ese pop-up tan molesto que os sale. Y sí, me haría mucha ilusión que fuera uno de los diez libros más vendidos sobre educación este curso. 😉

Publicaciones Similares

3 comentarios

  1. Me agradó mucho tu postura. Lo comparto. De hecho, compartí hace poco en un hilo que inició Tony García Arias sobre la ILEGALIDAD de las TAREAS ESCOLARES posteado por una pedagoga. En educación también han aparecido los genios de lámparas maravillosas vendiéndonos “lámparas” (afirmaciones mentirosas, pero llamativas). Abrazos desde Ecuador!!

  2. Perdona Jordi. No he leído el estudio, pero si es un metaanálisis, seguramente será el análisinás de un compendio variado de otros estudios sobre el tema para extraer conclusiones. Pero si. El año pasado hicimos un curso en nuestra escuela donde vino un experto que trabajaba con trabajo cooperativo. Nos mostró un estudio (uno) realizado en su escuela y evaluado por su equipo docente… Y los resultados eran espectaculares…me quede a cuadros.

    1. Un metaanálisis basado en varios estudios realizados en Nigeria. Como bien dices, los metaanálisis no son investigaciones individuales. Son recopilación y análisis de otras investigaciones previas que permiten, en muchas ocasiones, validar o invalidar determinados resultados.

      En referencia a un estudio realizado por un investigador sobre su propia experiencia y validado/evaluado por sus compañeros, qué quieres que te diga. El súmmum del despropósito.

      Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario