Carta abierta a José Antonio Rovira, conseller de Educación, Universidades y Empleo de la Comunidad Valenciana

Estimado jefe,

Me permitiré, como siempre que entra alguien nuevo al cargo que me afecta directamente a nivel profesional, ¿felicitarte? por el nombramiento, hacerte algunas propuestas y desearte muchísima suerte y aciertos en tu devenir profesional.

En primer lugar -permíteme que te tutee desde este blog- debo reconocer que agradezco que el nombramiento haya recaído en alguien que ya conoce la Conselleria por dentro. Eso sí, una de mis preocupaciones principales es que Educación se haya convertido en una macroConselleria que engloba Universidades y Empleo. Me preocupa lo anterior porque si no hay una buena coordinación entre las diferentes Secretarías y Direcciones Generales que se creen, amén de todo el esquema organizativo que dependa de ellas, puede ser algo muy difícil de gestionar. Y esto es uno de los problemas que le veo. Eso sí, entiendo que Universidades y Educación vaya de la mano. Mucho más sentido que Deportes.

Pero bueno, el camino se demuestra andando. Así pues, voy a proponer cosas. Antes de ello, recomiendo encarecidamente que escuches a los docentes a pie de aula. No solo a los que piensan como tú. Es especialmente interesante saber qué sucede en las aulas desde todas las perspectivas posibles. Se aprende mucho y se cometen menos errores. Aunque, como es lógico, entiendo que debas aplicar un programa político. Pero, por favor, fíate de los técnicos, de los profesionales y de lo que dicen las investigaciones en educación. Especialmente fíate de quienes más te cuestionan las cosas. Los “amigos” pueden ser muy peligrosos.

Se necesita mucho dinero para hacer un lavado de cara de las instalaciones de los centros educativos. Hay muchas aulas necesitadas de una mano de pintura y, al precio de la electricidad y del gas, apostar por un modelo de bioclimatización de los centros educativos se hace imprescindible. Salvo, claro está, que se negocie un precio único, se consuma lo que se consuma, con las compañías energéticas. Por cierto, antes de que se me olvide, ¿sabes cómo están las aulas específicas? Pues hechas unos zorros y con materiales obsoletos. Y, por favor, si vas a seguir suministrando tecnología, fíate de la DGTIC. Y establece sinergias con ellos para suministrar “la que sea necesaria”. No “la que algunos digan que es necesaria para que después se quede criando telarañas”.

Analiza qué está pasando en el sistema educativo. Crea algún organismo para evaluar la educación. Un organismo que funcione y que esté gestionado por profesionales. Un organismo que esté formado por docentes de aula, inspectores y matemáticos/estadistas. Antes de seguir poniendo parches al sistema, mira qué funciona y qué no.

Por cierto, permíteme un inciso… ¡no entres como elefante en cacharrería! Hay cosas que funcionan y se han hecho bien en los últimos años. Hay otras que debe dárseles una vuelta y otras que deben fulminarse. No lo hagas con criterios políticos. Hazlo con criterios técnicos. Rodéate de grandes técnicos que conozcan el sistema educativo. Y no me refiero solo a docentes de aula, aunque sean los que mejor conocen el sistema desde dentro y sus fallos/posibilidades de mejora.

Ya ves que repito mucho el tema de los técnicos. Técnico no es alguien que te venda la moto en las redes sociales o el amigo del vecino del quinto que es docente en Pilar de la Horadada. Técnico es el que sabe de lo suyo y que puede aportarte cosas. Crea un segundo nivel de mando con técnicos.

Hay temas urgentes a nivel aprendizaje. Tenemos problemas a nivel de comprensión lectora y habilidades matemáticas. Haz un plan de choque serio y realista. Aplícalo con urgencia. Revisa curricularmente la parte autonómica en la que puedes meter mano. Hazlo racional. Elimina burocracia y digitaliza procesos (no para complicarlos y sí para reducir el tiempo dedicado a ellos).

Revisa el modelo de enseñanza a distancia. El CEED no funciona. Solo funcionará si se le mete mano y se trabaja a fondo en su remodelación. Es muy importante para una Comunidad como la nuestra el tener una enseñanza, tanto presencial, como semipresencial y a distancia, de las mejores del país. Qué demonios, de las mejores del mundo. Aspiremos al máximo.

Ahora que se engloba dentro de Educación el tema de Empleo, ¿nos atrevemos a incorporar de una vez toda la formación a desempleados dentro del sistema reglado de Formación Profesional? Un detalle, ahora que ya hay creados Centros Integrados de FP, ¿por qué no hacerlo con todos los centros educativos que den ESO, Bachillerato y FP? La FP debe prestigiarse y tener espacios específicos para impartirse. Con recursos y con una oferta formativa acorde a las necesidades del mercado laboral. Ahí sí que es importante adecuar la oferta e incentivar ese modelo académico, mediante la reconfiguración de las vías de acceso, la oferta de dobles titulaciones o, en el caso de la FP de grado superior, trabajar codo con codo con la Universidad. Va, que también la gestionas. Se puede. Se ha de lidiar con las reticencias de determinados grupos de presión pero debería hacerse una formación mixta entre Centros Integrados y la Universidad.

También quedaría meter mano al modelo de innovación de la Conselleria de Educación que nunca ha funcionado, al modelo CEFIRE que debería desballestarse y volverse a crear con sentido y a todo aquello que, por desgracia a pesar de los recursos que se han destinado, no ha mejorado nada.

Debería entrar también en potenciar Conservatorios, Escuelas Deportivas, formación de adultos y Lenguas Extranjeras, mediante una EOI más ágil y la incorporación de una Segunda Lengua Extranjera en los planes de estudio.

No sé, parece una carta a los Reyes Magos. Pero bueno, es solo unas pinceladas de todo lo que se me ocurre para mejorar la educación en la que trabajo como profesional de a pie. Y no entro en las condiciones laborales del profesorado porque eso, ahora, entiendo que deba supeditarse a la mejora del aprendizaje de nuestro alumnado. Eso sí, lo de pagar algo a los tutores, al coordinador TIC o que no tengas de pagar del bolsillo formación de calidad porque ya nos la ofrecéis desde la Conselleria no estaría nada mal como primeras medidas.

Suerte. Mucha suerte. Y aciertos. Muchos aciertos.

Publicaciones Similares

2 comentarios

    1. Yo esperaba que me dieran el nombramiento de Conseller de Educación pero, al final no ha podido ser. Por cierto, ya me libré de la tiza unos años y, sinceramente, en mi caso el pringue fue completo. Ahora estoy felizmente suprimido esperando que “los que han entrado” publiquen lo que “los que se han ido” han dejado todo a medias. Mola recibir este tipo de comentarios. No sabes la sonrisa, en un día de tanto calor, que me has dejado solo leerte. Gracias.

Deja un comentario