Tengo dudas razonables acerca, o bien de mi capacidad de comunicación o bien de la capacidad de comprensión de algunos. Hace un par de días escribí un artículo titulado ¿Y si convertimos el título universitario de Magisterio en una FP?. La publicación se ha llenado de comentarios, muchos de los cuales escritos por «maestros y maestras», incluyendo algunos/as que se otorgan el nombre de «doctores en Educación», acudiendo al ataque personal. La verdad es que me sorprende que personas, supuestamente formadas, sean incapaces de llevar un debate en condiciones. Siempre lo he dicho. El hábito no hace al monje. Hay titulados universitarios con menos inteligencia que una bellota. Y no pasa nada por reconocerlo.

Hoy voy a hacerme eco de algunos de los comentarios del anterior artículo. Más que nada porque me parecen tan surrealistas que no puedo menos que intentar explayarme un poco. Un desahogo personal que, más allá de la preocupación que me generan ciertas cosas, puedo hacer porque este blog es mío. Y también pago religiosamente el alojamiento y el dominio. Es que incluso hubo una persona que me dijo que no podía publicar estas cosas en un «medio público». Es que no puedes menos que reírte.

Si quitamos los comentarios de «sinvergüenza», de «no tener ni puta idea», «de no hacerme mucho caso porque no soy maestro», «de que estoy insultando a los maestros», «de que ojalá no dé clase», «de que los docentes de Secundaria somos prepotentes»,… y así hasta un largo etcétera de comentarios variopintos, voy a permitirme entrar en lo que dije el otro día. Y sí, voy a repetirlo y ponerlo en negrita para que, como mínimo, se entienda bien. Tengo claro que quien no quiera entenderlo no lo va a hacer pero, así como mínimo que no sea por no haberlo intentado.

Mi post iba única y exclusivamente a pedir la mejora de la formación inicial de los docentes. No solo los de Infantil y Primaria. También, como he hecho en múltiples ocasiones, abogando por la mejora del máster para entrar a ejercer como profesor de Secundaria. Algo que creo que era muy fácil de entender pero, vistos algunos comentarios, veo que no lo ha sido tanto. De comprensión, como he dicho siempre, hay personas que van bastante justas.

Magisterio no funciona. Que nadie me venda la moto acerca de la gran cantidad de psicología, legislación, métodos didácticos,… que se estudia ahí. No es cierto. Comentándolo con alguien que ha impartido formación a alumnado de Magisterio y a alumnado de una FP de Grado Superior de Técnico en Educación Infantil, dice que hay una diferencia alarmante de contenidos a favor de la FP. Por cierto, resulta muy lamentable que los maestros o estudiantes de Magisterio que criticáis mi post porque «los de Secundaria nos creemos que nuestras titulaciones son superiores» caigáis en despreciar a la FP. Os voy a comentar que la mitad del alumnado de una FP de grado superior en la actualidad ya tiene un título universitario previo. Así que, por favor, al igual que yo no he criticado en el post algo que creéis que he criticado no caigáis en el error de ser tan estúpidos para creeros que sois algo. Hay de todo en todas partes. Y sí, también hay alumnado académicamente potente que elige Magisterio. Como también lo hay que elige, por suerte, una carrera de Humanidades.

El fracaso escolar se fragua en Primaria. Tiene muchas causas externas al colegio pero, a pesar de ello, siempre he sido un convencido que el lugar para dedicar un mayor esfuerzo (a nivel de recursos, formación inicial, etc.) es en Primaria. Otra cuestión es que queramos encerrarnos en que todo es fantástico y, por no se sabe qué, decidamos ignorar las mejoras que se necesitan en la formación inicial de futuros maestros. Calidad en la formación implica mejora educativa. Me estoy ciñendo a Primaria pero es totalmente extrapolable, como he dicho antes, a la formación inicial de los docentes de Secundaria.

Podéis seguir, si queréis, comentando en el anterior post. Incluso os podéis manifestar como vulgares personajes que os habéis tomado un par de gintonics y os han dado la posibilidad de tener un dispositivo conectado a internet. Eso sí, por favor, hablad y comentad acerca de lo que se dice porque, sinceramente, algunos estáis dando muchísima pena ante todo el mundo que lea lo que estáis diciendo. Las pataletas son algo que se cura con formación. Y, al menos a nivel personal, estoy un poco cansado, después de la hilaridad inicial, de leeros ciertas cosas.

Un detalle final… lo de «pinta y colorea» era irónico. Lo digo por si os ha costado entenderlo. Creo que los comentarios del post anterior se merecerían un estudio sociológico muy serio. Y se sacarían conclusiones muy preocupantes. 🙁