Mi último artículo… de 2023

Lo sé. Algunos ya os habíais hecho ilusiones antes de los puntos suspensivos pero, lamentablemente para vosotros, voy a seguir escribiendo y participando en todo aquello en lo que creo con la limitación que, como siempre imponen, cuestiones personales y profesionales. No me sentiría bien no haciéndolo. Creo que sería para mí difícil mirar hacia otro lado. Y no estoy hablando de la parte digital que, quizás es la parte menos importante de todo porque, al final en ese mundo de ceros y unos, lo efímero puede con lo persistente.

Hoy estoy escribiendo el último artículo del año sin tener demasiada idea de lo que voy a escribir. Quizás sea un simple artículo para desearos a TODOS el mejor fin de año y que el año que viene sea muchísimo mejor que este. Es, creo en la mayoría de ocasiones, algo bastante fácil. Ha sido un año duro para muchos. Solo hace falta ver cómo se han reducido las condiciones en las que la inmensa de personas, salvo cuatro que viven de humo, vivimos. Pero bueno, siempre es bueno enfocar las cosas con optimismo. Con optimismo realista, pero intentando que ese resquicio de optimismo nos ayude a enfrentarnos mejor con lo que va a venir. Que espero, como he dicho antes, sea bueno. O mejor de lo que ha sido este último año incluso para los que les haya ido bien.

Podría ya cerrar el post (hablo indistintamente de artículo o post). Quizás no tenga más sentido seguir escribiendo nada en una noche que, tal y como he reconocido en numerosas ocasiones, no es lo misma para un docente que para los que no se dedican a esa profesión. Para nosotros el año empieza el uno de septiembre. Y ahí es donde empieza todo, aunque he de reconocer que este mes, siendo el de la vocación doble, ayuda a ser mejor docente. A ver si alguno de esos que hablan de lo maravillosa que es la docencia y lo que les llena, mucho más allá del dinero, serían capaces de dar clase sin cobrar. La docencia la hemos de reivindicar como un trabajo. Un trabajo que, con sus características específicas (al igual que cualquier otra profesión), debemos hacerlo de la mejor manera posible. Es lo único que tenemos los pobres: nuestra fuerza de trabajo. Sea haciendo vídeos mientras jugamos a juegos, atendiendo a los pacientes en el hospital, limpiando unas escaleras o dando clase. Todos ellos igual de respetables y dignos.

Pero bueno, antes de cerrar el artículo y desearos un feliz 2024, tan solo recordaros dónde me vais a poder encontrar este año que, en breve, va a empezar, después de unas campanadas en las que nunca he conseguido comerme uvas. Hoy supongo que serán gajos de mandarina. De las últimas que quedan. Y sí, en mi juventud tuve un amigo que lo hacía con chupitos de tequila. Lo sé. Todos hemos sido jóvenes y que tire la piedra el primero que no haya hecho o haya visto hacer determinadas cosas de joven.

Pues bien, ¿dónde me podréis encontrar el 2024?

  • En X, donde solo voy a responder a los mensajes directos y publicar los artículos del blog  como @xarxatic.
  • En la página de Facebook XarxaTIC, donde publicaré los artículos del blog y intentaré debatir con quienes quieran hacerlo.
  • En este blog, donde podéis comentar y criticar, sin ningún tipo de censura, qué os parece lo que estoy escribiendo.
  • En el canal de WhatsApp y el canal de Telegram, donde vais a recibir los artículos que publique en este blog.
  • Por correo electrónico, mediante la pestaña de contactar o enviando un correo a [email protected].

Y no, no me veo todavía garantizando volver a YouTube, empezar en TikTok o darle caña a Instagram. Lo de Threads es algo que me atrae pero, por desgracia ya estoy escarmentado de X (antaño Twitter) y no creo que me apetezca meterme en sitios inhóspitos de nuevo con demasiadas personas que sacan/sacamos lo peor de nosotros.

Espero poder seguir charlando con vosotros y contándoos cosas acerca de temas educativos. O hablando de otras cosas porque, al final, esto no es nada más que una bitácora personal que, al igual que estoy haciendo hoy, publico lo que me apetece, más allá de cualquier otro tipo de intenciones.

Muchas gracias de nuevo por pasaros por aquí y que tengáis una feliz salida y entrada de año. Y quiero saber que todos mañana, resacosos o no, vais a estar con una salud de hierro y una sonrisa por seguir luchando en una vida que merece ser vivida y estrujada cada segundo.

XarxaTIC 2023: el ebook

Os recuerdo que tenéis la posibilidad descargaros mis libros en formato digital, a partir de cero euros, desde aquí. Y que, tanto donando en los últimos libros una cantidad, como haciéndoos con el ebook recopilatorio de los artículos publicados de 2023 (en este caso no es posible la descarga gratuita), ayudáis a mantener este blog.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *