Tag

cierre

Browsing

Cuando uno hace promesas siempre toca cumplirlas incluso que las mismas se hagan con uno mismo. Este curso, en el que he acabado más cansado de lo habitual, me había prometido echar el cierre al blog una vez finalizado el mismo. Por tanto, ya finiquitadas las evaluaciones y sólo teniendo pendiente en Claustro final toca echar el cierre de temporada. Sí, ahora es el momento de lecturas y, como no, de disfrutar de algunas cuestiones a lo largo de este mes de julio que en breve va a empezar. No tengo muchas ganas de seguir escribiendo sobre cuestiones educativas. No tengo ganas de formarme en metodología explicada por alguien que no la ha usado nunca en producción (o sea, en el aula). No me apetece dar consejos ni recomendar blogs o tuiteros educativos interesantes porque, más allá de lo interesante que pueda ser para algunos, un docente necesita descansar de cuestiones profesionales. Defender cada vez más la profesionalidad y menos el altruismo mal entendido lleva a tomar decisiones como la de echar cierre de temporada porque, ¿cómo voy a defender lo anterior si lo incumplo personalmente? Además, el verano es para las bicicletas. O, para el paseo diario. O, para los afortunados, el disfrute de lugares fantásticos a los que, por desgracia, no se ha tenido posibilidad de ir a lo largo del curso.

Fuente: http://valencianews.es
Fuente: http://valencianews.es

Echo el cierre de temporada muy contento de lo conseguido. Miles de lectores nuevos, un montón de comentarios que debo agradecer de nuevo y, como no, una profusión de aprendizaje que he intentado plasmar en cada uno de los escritos de este blog. Además, como no, muy contento de haber incorporado nuevos escritores a un espacio que, cada vez considero menos mío y más de todos lo que interactúan con él.

No lo llamo desconexión. Voy a seguir conectado en las redes sociales, respondiendo a los correos electrónicos y, como no, haciendo alguna visita de esas que tanto me gustan por lo poco que las comento y lo mucho que me aportan a nivel profesional. Eso sí, el blog se despide durante un tiempo. Un tiempo en el cual, como he dicho antes, no ha parado de crecer a pesar de, ser como he dicho en más de una ocasión, una especie de bitácora personal de aprendizaje. Un lugar donde me apetece reflexionar en abierto. Un espacio sin mayores pretensiones que ir redactando en el mismo aquellas ideas que pasan por mi cabeza de una forma más o menos estructurada.

Un placer la compañía. Disfrutad de las vacaciones porque el tiempo, por suerte o desgracia, es demasiado precioso para dejarlo pasar. Nos vemos…