vocación

Profesionalidad docente: ni militancia ni sacerdocio

Me da la sensación que, mezclado con el discurso happy flower, de felicidad inmadura o, simplemente, de sojuzgar al espectáculo la educación, existe un tema realmente preocupante. Un tema que se basa en el proselitismo que algunos exigen para tratar al docente como un militante o sacerdote y excluir, de cualquier posibilidad de buena praxis …

Profesionalidad docente: ni militancia ni sacerdocio Leer más »

Ir arriba