Tag

concertada

Browsing

La concertada es una mamandurria que, por desgracia, en la actualidad solo tiene un doble objetivo: fomentar la segregación escolar y conseguir que algunos saquen tajada con un servicio básico como es la educación obligatoria. Si queréis matizamos pero, más allá del doble objetivo perseguido, nos podemos perder por las ramas en casuísticas particulares que no tocan. Y, además, el doble objetivo es irrebatible para cualquiera con sentido común o, simplemente, para cualquiera que diga la verdad objetiva de qué está significando la escuela concertada para nuestra sociedad.

Fuente: El Padrino

Esta mañana he abierto mi cuenta de Twitter, previamente al segundo café y a una hora en la que, sin confinamiento, solo hay los que tienen turnos inhumanos en la empresa, algunos que llegan de fiesta o malotes de diferente pelaje, para leerme, horrorizado, unos trozos de una supuesta carta firmada por varias patronales de la escuela concertada. Una supuesta que se ha reconvertido en real, al poder acceder al documento completo que reproduzco a continuación.

plarescat_conc

Una carta que, por lo surrealista de la misma, merece ser comentada en profundidad. Así que, si me permitís, voy a hacerlo, como siempre, intentando dotar de objetividad a mi interpretación porque, en este caso concreto, los únicos que pueden hacer otra interpretación son, o bien gente que gana con el tema, algunos a los que les importa entre poco y nada la educación o, algunos docentes de esos entramados financieros (no son centros educativos y en la carta nos queda claro) a los que se deja hacer negocio con la educación. Y que, además, pagamos todos con nuestros impuestos.

En primer lugar hablan de “situación crítica”, al igual que la que tienen cientos y cientos de empresas. Eso sí, con la ventaja de que estos están subvencionados y no con las migajas de un ERTE.

La mesura dràstica -però sens dubte necessària- de clausurar els centres va abocar els centres educatius, amb els pares i alumnes, a una situació nova i desconeguda. I, si bé des del primer dia es van buscar fórmules de suport i acompanyament a l’alumnat i de continuïtat acadèmica per via telemàtica, la situació econòmica i financera esdevingué crítica.

No lo sé. A mí un negocio si es deficitario lo cierro. Pero no solo eso, lo grave del párrafo anterior es que no se entiende que, sin tener ningún tipo de gasto de mantenimiento en el centro (que, por cierto, les sigue abonando la administración) digan que no pueden hacer clase online. Joder, que a los docentes de esos entramados los pagamos con el dinero de todos y están cobrando religiosamente (no olvidemos que cerca del 85% de esos negocios están en manos de la Iglesia) cada mes. Así que, ¿qué necesidad tienen de decir que no tienen fórmulas para trabajar con su alumnado? No se les está quitando ninguna subvención legal con la situación.

Por cierto, si caen, tenemos un sistema público que puede hacerse con el control de esos centros educativos. Así que, si tan preocupados están por su situación económica y por su alumnado, ¿por qué no le regalan esos centros educativos a la administración pública? ¿O es que realmente solo les interesa el dinero y no el alumnado (considerado para ellos como clientes)?

Ellos alegan que tienen padres con ERTEs que no pueden sufragar las cuotas “voluntarias”. Remarco lo de voluntarias porque está prohibido por ley considerar dichas aportaciones como obligatorias. Además de otros puntos que conviene analizar a fondo por lo que implican.

Les causes principals que han culminat en una tensió de tresoreria i manca de liquiditat en tots els centres concertats del Servei d’Educació de Catalunya són:

 

  1. La situació de moltes famílies afectades per un ERTO o que han perdut la feina, que ara no poden atendre amb normalitat les aportacions voluntàries o altres contribucions a la despesa del centre.
  2. La insistència als mitjans de comunicació i a les xarxes socials, i també per part de les agències oficials de consum, que a hores d’ara no s’han de pagar els serveis que no es reben. Aquest discurs ha penetrat en determinats grups de famílies, fins al punt que han deixat de fer les seves aportacions. Tot i que els seus fills, des del primer dia, han mantingut l’activitat escolar per via telemàtica…
  3. El fet que l’Administració informés que pagava totes les despeses de funcionament dels centres i el caràcter voluntari de totes les quotes va contribuir que, en temps de dificultat, es deixin de pagar.
  4. El manteniment del personal que no cobreix el concert (PAS i personal docent) i de la majoria de despeses inherents al funcionament d’un centre educatiu.
  5. La pèrdua absoluta dels ingressos corresponents als serveis opcionals, és a dir, menjador, extraescolars, etc, com a font complementària -i important- dins el pressupost total del finançament d’un centre concertat.
  6. Finalment, no podem obviar l’impacte econòmic que ja arrossega el sector concertat pel tema de la paga compensatòria.

La verdad es que debo reconocer que no sé por dónde empezar. Iré respondiendo y analizando punto por punto porque así respondo de la misma manera que formulan las peticiones:

1. Las aportaciones voluntarias son voluntarias. Es ilegal basar el funcionamiento de un centro educativo en esas aportaciones ilegales. Además, en caso que fueran obligatorias, se estaría discriminando la matrícula de alumnado en esos centros, algo que también es ilegal ya que, al estar subvencionados con dinero público, deben seguir las mismas reglas de admisión que los centros de gestión y propiedad pública.

2. No se han de pagar los servicios que no se están recibiendo. Al igual que no se está pagando el comedor escolar en la escuela pública, las actividades de los ayuntamientos (incluyendo las deportivas), las cuotas de los gimnasios u otros servicios que se pagan mensualmente, es ilógico pagar por un servicio que no se está prestando. Además, habiendo tantas familias afectadas por ERTE, es ilógico hacerles pagar por algo que no se está ofertando (incluyo en esa falta de oferta el acogimiento matinal, extraescolares, etc.).

3. La administración sigue pagando todas las cuotas de mantenimiento y el salario del profesorado de los centros concertados.

4) La administración sí que paga dinero, dependiendo de la administración concreta de la que se dependa (los conciertos están cedidos, al igual que la gestión de la educación a las autonomías), por el funcionamiento de esos centros educativos. Además, precisamente en la Comunidad que mencionan, sí que hay un ingreso por servicios esenciales de administración y conserjería. Todo el personal docente de las etapas y centros concertados está pagado al 100% por parte de la administración.

5) Los centros concertados no deberían hacer negocio con la educación. En caso de hacer negocio deberían ser, o bien obligados a desconcertarse o a devolver parte del abono del módulo de conciertos.

6) La paga compensatoria (una aberración que obliga a la administración a abonar cerca de 15000 euros a cada docente de la concertada -estoy hablando en Secundaria- cuando cumplen 30 años de servicio -se puede abonar en dos pagas, una a los 15 y otra a los 30- es algo que no se comprende). Por cierto, la paga es para los docentes no para el centro educativo, por tanto no se entiende qué tiene que ver eso con las finanzas del centro. Bueno, salvo que, como dicen algunos docentes de la concertada en privado, uno de los tratos que tienen con los que les contratan a dedo es darles parte de su dinero y la totalidad de estas pagas a los propietarios del centro. Algo muy parecido al modelo mafioso que tanto hemos visto en las películas.

Además, con toda la jeta del mundo, dicen que se había llegado a un pacto con la administración catalana en la que la administración aumentaba un 75% el módulo de conciertos, amén de otros gastos que íbamos a asumir con los impuestos de todos. Eso sí, obligando a los padres a seguir pagando cuotas que, si se convierten en obligatorias o provocan segregación, son ilegales. Y la ilegalidad está reconocida en la ley de 1985 de creación de conciertos educativos.

(…) es deia d’incrementar en un 75% el mòdul de despeses de funcionament, d’incorporar més plantilla, més tutors i monitors i més finançament addicional. En total, eren 12.083.153€ al mes per a les etapes obligatòries. Aquest import seria sense perjudici que els pares continuïn pagant l’activitat complementària i serveis educatius (…)

 

No solo que los padres abonen las cuotas y los servicios que no ofrecen, también exigen que la administración educativa, con los impuestos de todos, les dé casi 17 millones de euros por cada mes de confinamiento. Flipante.

En total, xifrem el PLA DE RESCAT DE TOT EL SECTOR CONCERTAT EN 16.835.049,49 € per cada mes de confinament.

 

La concertada es un negocio al que no le preocupa la educación (no estoy hablando de sus docentes). La concertada es un entramado mafioso, con prácticas dignas de la Camorra y que, además, dinamitan cualquier posibilidad de eliminar la brecha socioeconómica mediante el ámbito educativo. Y no lo digo yo. Lo dicen ellos con el envío de este tipo de cartas.

Muchas gracias @maestrosalieri por el enlace. Eso sí, no me pongas de mal humor solo abrir medio ojo y antes del segundo café 😉

 

 

Sé que a algunos defensores a ultranza de la concertada les volverá a escocer este artículo. Seguramente, al igual que el otro que escribí hace un par de días (enlace), en el que digo que los docentes de la concertada “ganan/pueden ahorrar más” que un docente de la pública, más de uno acaba acudiendo al insulto gratuito, haciendo demagogia barata como “que si tan buena es la concertada porque no echo el currículum ahí” o, el típico “es que no tienes ni idea de la concertada”. Contra lo primero y segundo no puedo luchar. Es imposible luchar contra la demagogia, creencias ideológicas, ataques personales o comentarios sin sentido. Eso sí, puedo intentar aportar datos que, a diferencia de los que me atacan, proceden de fuentes oficiales y son, salvo que uno sea muy estrecho de mente o incapaz de argumentar, la realidad de lo que sucede en los centros concertados y el régimen laboral de sus docentes.

Fuente: Desconocida

Añado que será muy difícil que algunos quieran entenderlo y, seguramente encontrarán mil y un unicornios multicolores para intentar debatir contra la evidencia pero, al final, ya sabemos que uno se cree lo que quiere creer por muchos datos que le demuestren que es falso. Lo vemos últimamente con el coronavirus y la desinformación acerca del mismo, con las conversaciones que surgen alarmistas del tema o, yendo más lejos, las teorías de la conspiración varias acerca de su creación. Lamentablemente, en toda sociedad hay personas con las que no se puede debatir. Pero aún así, algunos intentamos dar todas las pruebas posibles de ciertas cosas.

Así pues vamos a desmontar los bulos interesados de la concertada y de sus docentes.

1) Los docentes de la concertada a los tres años pasan a ser fijos en la empresa que gestiona el concierto. Un trabajador pasa a ser fijo “Si en un plazo de 30 meses el trabajador hubiera estado contratado durante más de 24 meses en la misma empresa con dos o más contratos temporales, este se convierte en trabajador fijo. También cuenta el haber trabajado para el mismo grupo de empresas” (Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores).

El trabajador interino de la pública puede llegar a encadenar contratos a lo largo de décadas y no pasa a ser fijo en la administración. Así pues, ¿quién tiene mejores condiciones laborales?

2) Los salarios y situación laboral (horarios, permisos, etc.) de los docentes de la concertada pueden consultarse en el VI Convenio de la Enseñanza Concertada, pendiente de ampliación o paso al VII Convenio ya que, el 31 de diciembre de 2019 vencía el mismo y se está prorrogando su afección.

Dentro de ese documento-marco de obligado cumplimiento existe lo siguiente:

“El tiempo de trabajo dedicado a actividades lectivas, como máximo, será de 25 horas semanales, que se distribuirán de lunes a viernes. “. Se excluye de lo anterior el convenio para docentes de Educación Infantil, que tendrán una jornada laboral de 32 horas semanales (en este caso se incluyen lectivas y no lectivas).

La jornada laboral de las maestras y maestros de Infantil que trabajen en la educación pública será de, tal y como podéis ver en el enlace, 25 horas lectivas y 30 de permanencia. Por tanto, la diferencia respecto a las/los profesionales de la concertada será de 2 horas. En el caso de las maestras y maestros que trabajen en Primaria, con 25 horas lectivas y 30 de permanencia, será iguales que las de las/los profesionales de la concertada.

“Los docentes de la concertada pueden realizar horas extraordinarias”. La realización de las mismas depende de la aceptación del docente, no de la decisión del empresario y deben estar realizadas según legislación vigente.

Los docentes de la pública no pueden realizar horas extraordinarias ni recibir pago por ello.

“Los permisos retribuidos serán los de matrimonio, nacimiento/fallecimiento hijo o familiar hasta segundo grado de afinidad, de dos a cinco días para intervenciones quirúrgicas sin baja posterior, traslado domicilio, boda, etc.”.

Los permisos de los docentes de la pública son similares a los de la concertada (enlace).

“Cuando la empresa organice cursos de perfeccionamiento y el trabajador los realice voluntariamente, los gastos de matrícula, desplazamientos y residencia correrán a cargo de aquélla”.

Los cursos de formación que organiza la administración que los docentes de la pública realicen voluntariamente, deben pagarlos del bolsillo (desplazamientos y alojamiento).

“El abono de los salarios en la nómina del personal docente en pago delegado corresponde a la Administración Educativa competente. En ningún caso las empresas titulares de los centros educativos asumirán el abono de estas cantidades correspondientes a este personal, no
estando obligadas a ello”.

Los salarios se pagan desde el mismo sitio. Existe, desde el año 2014 (puede consultarse en el documento que he puesto al principio de este punto) el pago delegado establecido como fórmula global para el pago de nóminas de los docentes de la concertada.

“Los trabajadores que cumplan 25 años de antigüedad en la empresa, tendrán derecho a una única paga cuyo importe será equivalente al de una mensualidad extraordinaria por cada quinquenio cumplido”.

A los 25 años se les paga, calculando a mensualidad actual de la concertada para un docente de Secundaria, según tablas salariales del 2019 (fuente), un total de 10.500 euros. Una cantidad que no perciben los docentes de la pública y que sirve para paliar los sexenios que dejan de cobrar. En este caso, tendrían un par de sexenios que, para un docente de la pública en esos años, sería un complemento de 13.300 euros.

“Las horas trabajadas en el período comprendido entre las 22 horas y las 6 horas, u otros horarios que deban pactarse por circunstancias especiales, tendrán la consideración de trabajo nocturno, y se incrementarán a efectos de retribución en un 25% sobre el salario”.

Los docentes de la pública no tenemos plus de nocturnidad, ni posibilidad de cogernos días por haber trabajado en fin de semana.

3) La selección de trabajadores de la concertada se rige por entrevista personal por parte del administrador/propietario de la empresa o, en el caso del modelo cooperativista, por aportación económica del nuevo docente a la cooperativa (comprando su plaza).

En la pública para entrar en listas de interinos y empezar a trabajar, debe darse la casuística que, con tu puntuación, haya salido una vacante. En el caso de oposiciones, pasar por un proceso selectivo meritocrático y transparente, en el que, en ningún momento tiene valor más allá de lo que puedas demostrar en el mismo (da igual que seas rubio, moreno, bajo, alto, católico, ateo, homosexual, heterosexual, lleves un lazo amarillo, lleves un pin de VOX, etc.).

4) La concertada segrega globalmente y la pública no.

Según los datos del Ministerio de Educación (fuente), existe segregación en los centros concertados.

5) La concertada no es deficitaria.

Si la concertada fuera deficitaria, al igual que cualquier otra empresa privada, cerraría.

¿Cuántos centros concertados han cerrado en los últimos tiempos? ¿Cuántos centros concertados han renovado sus instalaciones por valor de cientos de miles, e incluso millones, de euros? Pues de estos últimos hay unos cuantos. En el primer grupo solo me he encontrado, en Cataluña, a un centro concertado que el curso que viene pasará a titularidad pública.

Por favor, dejémonos de bulos y hablemos de datos contrastables y veraces acerca de la concertada. No me valen excepciones de centros concertados que no cobran cuotas o tienen un porcentaje muy alto de inmigrantes. Hay centros concertados que cobran hasta 800 euros de cuota mensual y la media, en la ciudad de Valencia (revisando webs y haciendo algunas pesquisas entre ocho centros educativos) es de unos 150 euros mensuales, añadiendo a lo anterior las extraescolares y gastos varios -más caros que en la pública-.

En este post, y por primera vez en el blog, voy a cerrar los comentarios porque, sinceramente, no me apetecen los insultos fáciles, la demagogia barata ni el tono chulesco de algunos. Tampoco que me digan “el yo conozco”, “el yo sé”, “el yo intuyo”, “el tú no sabes nada y yo sí”, o cualquier variante de las expresiones anteriores. Me quiero mucho y si, al finalizar el post, aún hay quién no se cree lo que cuento en él, ya no puedo hacer más. Menos aún en los comentarios. Además, no voy a tolerar una tanda de insultos como los de ayer.

Si te apetece colaborar en mantener el blog o en los proyectos que tengo en mente…
Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Siempre que escribo acerca de la concertada, o para ser más exacto, la privada subvencionada con dinero público, hay muchos que me acusan de sectarismo ideológico o ataque a los docentes que trabajan en la misma. No, nunca he cuestionado su profesionalidad, ni tampoco he dicho que los alumnos que están atendidos por dicha red -que no debería existir y que, solo sirve para segregar y que se lucren unos cuantos- no deban estar bien atendidos. Así que nadie vuelva a intentar mezclar argumentaciones.

Fuente: Pixabay

Hoy voy a escribir de un tema controvertido pero, no por ello menos real. El tema de los salarios de los docentes de la concertada y cómo es posible que, con veinte años de experiencia un docente de la concertada haya podido llegar a ganar decenas de miles de euros más que un docente de la pública. No es difícil hacer números pero, en ocasiones, conviene aclarar los mismos.

En primer lugar hay una diferencia importante para entrar de docente en la pública o en la privada (concertada o no). Me estoy refiriendo al proceso de selección, meritocrático y en libre concurrencia en un modelo y, mediante sistemas elegidos por el propietario de los centros eduactivos privados en el segundo. Y ojo, me repito… no digo que el modelo de oposiciones sea maravilloso pero, tanto ese modelo como las listas de interinos se basan en un modelo transparente y con unos criterios públicos.

Además hay otra gran diferencia en la contratación. Un interino de la pública, a los tres años no pasa a ser fijo en la administración, mientras que un docente de la concertada se convierte en indefinido. Sí, una pequeña pero sustancial diferencia que hace que, además de segregar al alumnado (lo dice el Ministerio, no yo), exista una injusticia flagrante en un proceso de contratación opaco y discrecional cuyo pago se hace con dinero del erario público.

Pero vayamos a la cuestión monetaria. A decir cómo he hecho los números para afirmar que, en veinte años, un docente de la concertada va a ganar muchos miles de euros más que uno de la pública. Pues muy fácil de entender si uno ha sido interino, para posteriormente pasar a ser funcionario aprobando unas oposiciones. La gran cantidad de kilómetros que ha tenido que hacer los primeros años en coche, pisos que ha tenido que alquilar y destinos encadenados que, en ocasiones, le dejaban a cero la cuenta corriente. Más del 80% de profesorado de la pública (diría que la práctica totalidad de los de mi generación), los primeros años de profesión (pongamos los primeros diez, aunque en mi caso ha sido alguno más e, incluso a día de hoy sigo sin estar trabajando en mi municipio o a cinco minutos de mi IES -mi plaza, y es un chollo para muchos funcionarios, está a veinticinco minutos de mi casa-) han pagado mensualmente un promedio de 500 euros de su sueldo en gastos asociados a esa distancia (sea pagando un alquiler y/o viajando en vehículo). Si la diferencia salarial de un docente de Secundaria de la concertada frente a uno de la pública es de unos 200 euros (ya contando algún sexenio), ya tenemos que, a lo largo de diez años de promedio, un docente de la pública ha cobrado unos 3000 euros menos/año que sus compañeros de la concertada.

Sí, la mayoría de docentes de la concertada trabajan en el mismo pueblo en el que ejercen su profesión o a distancias irrisorias. Es por ello que, solo contando esos primeros diez años, ya tenemos un montante, tirando muy, pero que muy abajo, de más de 30000 euros de diferencia a favor de los docentes de la concertada. Si contamos que hay muchos que, ni pasados los veinte estamos trabajando en nuestro pueblo, añadiríamos unos 1000 euros más al año por carburante.

Ergo, y haciendo unos números rápidos siendo muy reacios a sumar lo que toca realmente (que es mucho más de lo que os he dicho), nos sale que, en veinte años, un docente de la concertada puede llegar a ganar 40000 euros más que uno de la pública. Cantidad que, según me han dicho algunos (porque éste es un post rumiado desde hace tiempo) puede llegar a doblarse sin decir ningún tipo de mentira.

Así que, por favor, dejemos de decir que en la concertada se cobra menos que en la pública porque, al final, estaremos manipulando la realidad que debería decir “en la concertada se gana más dinero que en la pública” 😉

A nivel personal tengo compañeros que estudiaron conmigo, grandes profesionales en sus centros privados-concertados al lado de su casa, que han podido comprarse un piso gracias a lo que han ganado más que yo. Y no estoy exagerando.

Si te apetece colaborar en mantener el blog o en los proyectos que tengo en mente…
Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Se acabó la mentira. Se acabó la manipulación de los defensores de la concertada y la torticera interpretación del concepto de libertad de elección. Por fin se le ha visto el plumero a las organizaciones/empresas que están tras los centros concertados. Y eso ha sido tan fácil como un proyecto de Decreto de la Conselleria de Educación catalana, en el que regulará la admisión del alumnado, para evitar que en algunos centros se concentre el alumnado más desfavorecido, obligando al reparto del mismo entre los centros educativos sostenidos o subvencionados con fondos públicos (algo que incluye, como bien sabemos, a la concertada).

Fuente: Pixabay

Pero, curiosamente, la concertada rechaza de plano la propuesta para eliminar los centros gueto. Algo realmente curioso, más aún cuando la mayoría de centros concertados están gestionados por organizaciones religiosas. Algunos tienen muy poco claro el credo de su religión. Tampoco les entra en la cabeza que, en sus centros educativos, empiece a existir una mayor diversidad que la que tienen ahora.

¿Por qué pensáis que la concertada no quiere que se distribuyan uniformemente el alumnado desfavorecido entre centros públicos y privados-concertados? ¿Por qué creéis que están movilizando a los padres para que este reparto no se realice? ¿Por qué pensáis que muchos de los padres que llevan a sus hijos a la concertada están firmando una petición para que, en los centros de sus hijos, no haya más alumnado desfavorecido? Está bastante claro.

Por fin se les ha visto el plumero. La concertada solo sigue existiendo porque ofrece, mediante el pago de cuotas alegales (encubiertas bajo el concepto de donaciones voluntarias), a los padres un entorno libre de alumnado desfavorecido. Existe porque hay una mala distribución de alumnado (con centros situados uno al lado de otro, uno con un 2% de alumnado desfavorecido, mientras que el de al lado tiene un 20% de ese alumnado) y muchos padres consideran que sus hijos no deben mezclarse con ese alumno (por motivos clasistas, racistas o, simplemente, porque piensan que ese alumnado es más conflictivo e impedirá que sus hijos avancen académicamente). También existe porque hay una red de centros públicos deficitaria aunque ahora, al menos en Cataluña y la Comunidad Valenciana, se estén poniendo las pilas con nuevas infraestructuras de centros públicos. Y cambiar estas dos cuestiones: reparto uniforme de alumnado desfavorecido y nuevos centros públicos, en los que no se tiene que pagar cuota, les hace mucho daño en su negocio. No hemos de olvidar nunca que la privada-concertada tiene un único objetivo: el beneficio económico o ideológico que supone su existencia. Normalmente, el primero.

Vamos a decir las cosas claras… con un reparto uniforme de alumnado desfavorecido, la concertada pierde su único banderín de enganche para las familias. Además, en el caso de reparto uniforme de ese alumnado, muchos padres que optan por concertadas religiosas, ateos o no creyentes, no potarían por esas porque les quitan el motivo para matricularlos ahí. Un motivo que, para la inmensa mayoría de las familias, es siempre el evitar que sus alumnos se mezclen con determinados alumnos. Es que conviene ser claro de una puñetera vez. Y, por favor, empieza a ser hora que los padres reconozcan que es el motivo fundamental para matricular a sus hijos en la concertada.

Por cierto, ya sé que a nivel individual de algunos docentes de la concertada puede afectar que esa distribución uniforme de alumnos y creación de centros públicos haga que, cada vez menos padres opten por la concertada. Pero, al final, lo único que tienen que hacer es apuntarse a listas de interinaje o presentarse a oposiciones porque, al final, esto que ahora ven negativo, puede acabar siendo una buena oportunidad laboral para ellos. Y, lo que es más importante, significa una mejora de la equidad del sistema educativo que va a afectar positivamente a la sociedad en su conjunto.

Hay algunos que seguirán justificando la existencia de la concertada bajo argumentos peregrinos pero, vamos a repetirlo de nuevo: la concertada solo existe porque segrega al alumnado porque, curiosamente todos aquellos pocos (sí, muy pocos) centros concertados que sí que tienen alumnado desfavorecido, se encuentran perdiendo matrícula a cada año que pasa. Y, al final, tienen que ser rescatados por parte de la administración mediante procesos complejos.

Si te apetece colaborar en mantener el blog o en los proyectos que tengo en mente…
Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Para aquellos que siempre me piden datos, hoy voy a darles los datos que hace poco ha hecho públicos el Consejo Escolar del Estado en su Informe 2019 sobre el estado del sistema educativo. Datos que me van a permitir, tanto en este post reafirmándome en lo que llevo mucho tiempo diciendo como en el próximo, en el que los datos van a desmontar mis creencias -y por ello la necesaria rectificación-, afirmar ciertas cosas.

El primer apunte hace referencia a la escuela concertada. Una anomalía en la Unión Europea donde, por cierto, solo la supera el Reino Unido aunque, pronto va a dejar de formar parte de la misma y, con ello vamos a ser el país con más porcentaje de centros privados (siendo, por cierto, el porcentaje mayor de los mismos, de tipo concertado -subvencionados con dinero público sus docentes y mantenimiento, mientras que los beneficios se los lleva el propietario del negocio-).

Fuente: http://www.educacionyfp.gob.es/

Estamos un 10% por encima de Francia, un 20% más que en Alemania y la friolera de un 25% por encima de Holanda. Uno de los países que, curiosamente, más ha mejorado en los informes que tanto gustan de esgrimir a los defensores de la privatización de la educación.

La apuesta de la administración educativa española, de forma global, en la última década ha estado clara: son, tal y como indican los datos, 773 unidades concertadas más en la ESO, al mismo tiempo que se han reducido 48 unidades en la escuela pública en esa misma etapa. En Primaria, si hacemos los porcentajes de subida, vemos que en los últimos tiempos, por cada dos unidades nuevas en la pública ha habido una más en la concertada (con un 25% de centros concertados, según el mismo informe, es fácil ver en qué porcentaje se ha incrementado más en la concertada el asunto).

Fuente: http://www.educacionyfp.gob.es/

Y ya finalmente la guinda del pastel para aquellos que dicen que “la concertada no segrega”. Además en maravilloso gráfico de colorines para que nadie pueda confundirse…

Fuente: http://www.educacionyfp.gob.es/

Por si alguno no entiende el tema de los colores, comentar que, por ejemplo en Primaria la concertada solo escolariza un 4% de alumnado inmigrante, mientras que en la pública se escolariza un 11%. Estamos hablando de porcentajes, no de números. El tema de la privada no concertada, se ve tan incrementado porque las escuelas alemanas, británicas, etc. se llenan de alumnado procedente de esos países. Hijos por cierto de clases acomodadas en su mayor parte. Y en la ESO se repite el asunto, con un 5% escolarizados en la concertada, mientras que en la pública hay un 10%.

A ver, son datos oficiales así que, a ver si el personal deja de mentir. La concertada segrega y es una anomalía a nivel europeo. Ésta es la realidad.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com