Razones por las que no suspendo a (casi) nadie

Debe ser que en mi trabajo siempre encuentro inspiración lo que hace que, por mucho que algunos se extrañen, siempre pueda hablar sobre determinadas cuestiones que afectan a mi profesión de forma tan habitual. Ya, reconozco que hago una pequeña trampa y es la de no pasar más, salvo excepciones, más de quince minutos redactando …

Razones por las que no suspendo a (casi) nadie Leer más »