Esos propósitos navideños de los que usted me habla…

Esos propósitos navideños de los que usted me habla…

Siempre en estas fechas, una vez recibida religiosamente mi “vocación” en la cuenta corriente de mi entidad bancaria, procedo a sentirme uno y trino con la humanidad. Bueno, más bien uno, porque el tema trino, salvo para aquellos a los que les gusten juegos de riesgo a partir de una cierta edad, no quiero que…