Tag

idioma

Browsing

Ayer escribí un artículo en catalán. No es el primero que escribo aunque, debo reconocer, que no uso mi lengua materna tanto como me gustaría en el blog por motivos de inercia o, simplemente, por el hecho de plantearme que mucho de lo que escribo se lee en determinadas zonas o países cuya lengua es el castellano (sí, ya no sé si denominarlo así o español por lo que os pido que no me flageléis). No, no es una cuestión de preferencias porque, algo que siempre he tenido claro es que las lenguas, en lugar de ser motivo de crispación, deben ser mecanismos de comunicación y diálogo. Es por ello que no entiendo la algarada que han montado algunos en algunos mails en los que me cuestionan la decisión de haber escrito en catalán. Sinceramente, ¿creéis que alguien debe justificarse por escribir en una lengua? Coño, si hasta incluso el suajili puede ser traducido con bastante fiabilidad con el traductor de Google.

Fuente: Fotolia CC

No he entendido nunca la manía de ponerse a discutir por el idioma cuando lo importante es la comunicación. Y, seamos sinceros, a quién demonios le importa que escriba en catalán o castellano. Lo que habría de importar al personal es lo que digo y no en qué idioma está escrito porque, a veces, da la sensación que uno sólo tenga ganas de montar jarana por motivos que poco tienen que ver con un debate productivo acerca de temas educativos.

Creo que debe ser una tara personal la de no entender los conflictos lingüísticos. Bueno, yo los denomino conflictos políticos porque, al final, lo único que demuestran es quien tiene menos entendederas para buscar trabas a todo. Me la trae al pairo el enfado de unos o de otros porque alguien quiera escribir en gallego, vasco o catalán. Bueno, y ya cuando algunos buscan diferencias entre el castellano de Uruguay y el de Burgos ya es de traca. Sí, sé que podía haber usado el símil esperpéntico de aquellos que consideran al valenciano y al catalán dos lenguas completamente diferentes pero prefiero ahorrarme el capón o el comentario desagradable.

No, no me estoy justificando por escribir en mi lengua materna. Sí que me culpo por no escribir más a menudo en ella porque, seamos sinceros, la lengua materna es una a la que, salvo personajes que no sabes porque reniegan de ella, siempre tienes un cariño especial porque forma parte de ti.

La verdad es que no tengo muy claro si era necesario escribir las líneas anteriores pero, así me ahorro responder a unos cuantos correos electrónicos. Es cuestión de eficiencia 🙂