Y seguimos para bingo

Esto de las asignaturas, autodenominadas por sus defensores internamente “chiringuitos estancos” o “parcelas de poder”, ya tiene algo de esperpéntico. Ayer mismo, sin ir más lejos, se desveló la propuesta (o más bien se mediatizó) de aumentar las horas de Educación Física dentro del currículum para “luchar contra la obesidad infantil” (enlace).

Fuente: Photopin CC

Ole, ole y ole. Otra nueva propuesta para aumentar el número de horas que van a impartirse de una determinada asignatura. En este caso, a diferencia de las dos últimas propuestas de incorporar una asignatura específica de oratoria y otra de educación ambiental, ya disponemos de la asignatura y, lo único que debemos hacer es aumentar su carga horaria hasta, por lo visto, la necesidad de impartir una hora diaria al día de Educación Física. Y ahí me surgen varias dudas. Dudas que cualquiera con dos dedos de frente debería tener.

La primera duda me surge acerca de la necesidad de los motivos para incorporar esa asignatura. Lo de mejorar los hábitos saludables de los estudiantes no acabo de creérmelo porque, siendo sinceros, cuando el alumnado entra en la ESO, ya los tiene configurados. Entonces, si es por eso, supongo que debería aumentarse el horario lectivo en Primaria y ser eliminada la asignatura en la ESO y etapas posteriores. Y, por favor, que nadie me venga con la imprescindibilidad de nada porque, cualquiera que dé clase sabe que hay muchos contenidos que, a lo mejor no van a ser utilizados nunca pero que, como digo siempre, es importante llevarlos en la mochila. Quizás no usemos ciertas cosas pero, ¿es necesario dejar de darlas porque no van a usarlas muchos de nuestros alumnos en su futuro? Además, ya rizando el rizo, ¿qué pasaría si nos cargamos del currículum todo lo que puede encontrarse en Google? Estoy siendo muy irónico pero, a veces conviene aclararlo porque algunos se piensan -y más si no me leen habitualmente- que, en este caso, estoy hablando en serio. No, por desgracia Google no es lo que les gustaría a más de uno. Y saber sumar, restar, escribir e, incluso en este caso, conocer las estrategias de ciertos deportes, son cosas que nunca está de mal saber. Claro que hay cosas más importantes que otras pero ahí no voy a entrar porque, sinceramente, al igual que cada uno tiene su culo, también tiene sus ideas acerca de este tema.

Un detalle que no he comentado, ¿sabéis que el tema de la alimentación y hábitos saludables puede darse de forma transversal entre varias asignaturas? Lo digo por si a alguno se le escapa el asunto y obvia que en los centros educativos ya hay profesionales, además de los de Educación Física, que saben bastante de eso.

Eso sí, la primera duda es más personal que otra cosa pero la clave es cómo podemos meter más horas de una asignatura en un currículum ya excesivamente sobrecargado. ¿Aumentamos el horario lectivo de los alumnos hasta el infinito y más allá? ¿Eliminamos alguna asignatura para poder meter ese aumento horario o las nuevas asignaturas que a uno le surjan? ¿Decidimos unilateralmente, según la presión que hagan cada uno de los colectivos de docentes de una asignatura, crear, reducir o aumentar el horario lectivo de la misma? Es que, al final, el discurso de algunos docentes de Educación Física es el mismo que se usa para pedir el aumento de otras asignaturas: “ser imprescindible”. Y, sintiéndolo mucho, quizás lo imprescindible no sea dar más horas de una determinada asignatura.

Finalmente no me gustaría dejar de comentar que la escuela, a pesar que algunos defiendan otra cosa, no puede solucionar todos los problemas de la sociedad. Si que puede dar una visión acerca de determinadas cosas pero es muy simplista pensar que aumentando el horario de Educación Física va a reducir la obesidad en nuestros adolescentes o que, por crear la asignatura de Educación Ambiental nuestros alumnos van a ser más respetuosos con el medio ambiente y se va, de un plumazo, a mejorar la calidad del aire que respiramos. Va a ser que no. Por cierto, como todos los que os pasáis habitualmente por aquí sabéis, yo siempre he defendido que SOBRAN ASIGNATURAS.

Me parece fantástico que los chavales hagan más deporte, tengan más hábitos saludables y que, para lo anterior les puedan ayudar los excelentes profesionales de Educación Física pero... (sí, los puntos suspensivos son lo que intento plasmar con mayor o menor inteligibilidad en el post).

Si os apetece colaborar en mantener el blog ya sabéis…Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Deja un comentario