Vaya parva de “innovadores”

Ya me chirría que haya docentes, con tan poca vida personal, que se pasen todo el verano montando actividades “superguays”, la mayoría de dudosa utilidad pedagógica real, para sus alumnos. Me la trae al pairo que se hayan pasado por el forro la necesidad que, para mejorar la educación, algunos pensábamos -y seguimos haciéndolo- que sea el alumnado el que acabe elaborando su propio material y haciendo sus propias creaciones. Y ya no hablo de las dificultades de montar materiales para alumnos que no sabes qué necesidades tienen. No me vale saber qué alumnos vas a tener porque, los docentes que tenemos un poco de sentido común, sabemos que un verano da para muchos cambios de ese alumnado (en todos los sentidos).

Fuente: https://www.lanuevacronica.com

Lo que ya no me chirría y me acaba pareciendo una auténtica hijoputez, es la moda de algunos de mandar deberes a sus chavales en agosto para que los hagan antes de septiembre. ¡Mirad! Que vosotros queráis joderos vuestras vacaciones vale pero, ¿esto de joder a los chavales en agosto? Las tareas chachipirulis no dejan de ser deberes. Es que ya está bien del puto eufemismo que usáis algunos “innovadores” de medio pelo, sin ningún tipo de empatía por vuestros alumnos, para llamar “aventura” a unos deberes. Vuelvo a repetiros: no tengo ningún problema que os masturbéis en verano haciendo vídeos o montando actividades para los chavales y os retroalimentéis en Twitter pero, por favor, dejad a los chavales disfrutar de sus merecidas vacaciones. Se las merecen y los padres ya sabemos qué debemos hacer con ellos en esos momentos de asueto.

Tenéis una gran suerte de no tenerme como padre. Os hubiera enviado un vídeo maravilloso enviándoos a la mierda y diciéndoos que folléis más. Dejad de joder a los hijos de los demás y, por mucho que algunos chavales ya os estén enviando vídeos y digáis que lo hacen motu proprio, se ha de ser muy manipulador para creerse lo anterior. Si a un chaval le envían un correo electrónico en verano y lo abre, y más si es de los responsables (coño, no solo jode que envíes deberes a los chavales en agosto es que, curiosamente, siempre hacen esas tareas las que no necesitan hacerlas), seguro que va a hacer lo que les digáis.

A ver putos sádicos, ¡dejad de joder las vacaciones a los chavales! Que les queráis preparar para un mundo laboral, en el que no van a tener derecho a desconectar ni a tener vacaciones, es ser de auténtico hijo de puta.

No me he ahorrado ningún calificativo. Podría haber sido mucho más moderado en el post e irme, con bonitos circunloquios, antes de denominar a las cosas por su nombre pero, sinceramente, a esos personajes, normalmente autodenomonados “innovadores” y que forman parte de los ñetas 2.0 de los que hablé ayer (enlace), se les debe decir lo que son: unos sádicos que trasladan su frustración por no tener vida a los chavales.

Hacéroslo mirar…

El problema no es solo de los que hacen estas cosas; el problema es también de los que lo aplauden a rabiar.

Si te apetece colaborar en mantener el blog, en los proyectos que tengo en mente o, simplemente, te apetece invitarme a horchata…Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Deja un comentario