Unicorn believers

Si crees en unicornios educativos éste no es tu post. No es un artículo apto para terraplanistas, antivacunas o defensores de la homeopatía. Tampoco es una lectura recomendada para amantes de las frases de Mister Wonderful, para los que acuden a eventos de gurús educativos o, simplemente, se solazan creyendo en los cuentos que algunos les cuentan para que puedan reconciliarse con su profesión. Es un artículo muy duro. Es de esos artículos que, por desgracia, no dicen cosas bonitas ni dan soluciones a nada. Ojalá no fuera así pero, al igual que los milagros, la creencia en ciertas cosas depende mucho de las ganas de hacerlo. Y, lamentablemente, como todos sabemos, los milagros no existen. Tampoco en educación.

Fuente: ShutterStock

Hoy voy a escribir acerca de determinados mitos educativos, metodologías que todas las evidencias demuestran que no funcionan, … En definitiva, voy a intentar agrupar en un solo post todo lo que he ido leyendo en los últimos tiempos. Por cierto, lo que viene a continuación no lo digo yo. Lo dicen todas las investigaciones y la aplicación básica del sentido común.

Sin más, empezamos…

El cerebro reptiliano o triuno

No, no tenemos tres cerebros. A ver si nos enteramos que, a pesar que en la revista de pseudociencias educativas por excelencia lo digan (fuente), las personas con estudios y con años de investigación a cuestas saben que no es así. Y nos lo explican de forma muy amena.

Es una pena que Carl Sagan, en uno de sus best sellers, diera pábulo en 1977 a la teoría pero, por suerte, hoy en día ya hay suficientes investigaciones que han desmontado el tema. Y también algunos lugares en los que nos dan argumentos (fuente) para ver que no todo lo que nos venden y se difunde, de forma masiva, por parte de personas sin ningún tipo de formación en el tema o vendedores de motos, intentan colarnos. Y yo me fío bastante más de un psicólogo o de un neurocientífico que de un maestro, pedagogo o arquitecto para hablar de ciertas cosas.

El efecto Mozart

Seguramente todos los que tenéis hijos conoceréis el bulo de ponerles música clásica, tanto cuando están en forma de feto y en los primeros años de vida, para que vuestros hijos sean más inteligentes. Pues va a ser que no. Tal y como demostró el gobierno alemán, con la ayuda de varios psicólogos y neurocientíficos (artículo de Nature). Os enlazo también una investigación científica para aquellos perezosos de desenredar la madeja del primer artículo. El registro para la descarga es gratis.

El entrenamiento cerebral, el ajedrez o la música

Quién no ha jugado nunca con aquellos juegos que usan el anglicismo brain memory. Pues va a ser que, al igual que con muchas otras cosas os están timando. No hay evidencia de que esos juegos mejoren la memoria. Al igual que tampoco hay evidencia que con las pastillas azucaradas que garantizan una memoria de elefante, se consiga nada más que bajar el peso de la cartera. Os recomiendo el siguiente artículo donde hablan de los límites de ese “entrenamiento cerebral”. Y sí, ya intuís por dónde podemos aplicar el timo a ciertas cosas que se venden en el ámbito educativo.

Por cierto, tocar música tampoco afecta ni las habilidades cognitivas –inteligencia fluida, memoria, procesamiento fonológico, habilidad espacial y control cognitivo– ni mejora los logros académicos (fuente). Tampoco lo hace el ajedrez. Quizás se confunda la existencia de una mayor habilidad cognitiva con la necesidad de practicar ciertas cosas más que al revés.

La programación neurolingüística (PNL)

La PNL afirma que todos los cerebros son iguales y lo que los diferencia unos de otros es el «software» o  «programación» que han aprendido. Esta programación es debida a nuestro lenguaje que define cómo nos relacionamos con nosotros mismos, los demás y el mundo. De esta forma, si cambiamos la programación (lenguaje) cambiamos nuestra realidad y conseguimos nuestros objetivos.

Según un metaanálisis, llevado a cabo por Tomasz Witkowski, que estudió las investigaciones realizadas a lo largo de 35 años acerca de la PNL, se demostró que solo un 18,2% de los 33 estudios relevantes había ofrecido resultados positivos para validar la PNL. Un 54,5% eran negativos. Y el 27,3% restante eran ambiguos.

Os recomiendo también el excelente artículo que publicaron en Psyciencia acerca de la Programación Neurolingüística y los enlaces que os aporta el mismo (fuente).

Las 10.000 horas de práctica para ser experto en algo

Lamentablemente, por mucho que uno practique 10.000 horas en su deporte favorito no va a conseguir ser un gran jugador de ese deporte. Sin práctica no hay posibilidad de ser bueno en algo pero, al final, son muchos los factores que convierten a alguien en mejor futbolista, violinista, programador, etc. que las 10.000 horas de práctica. Uno puede ser nefasto dibujando y jamás va a conseguir pintar cuadros a determinados niveles. Por eso el mito, tal y como dicen aquí, se desmonta por su propio peso. Además, ¿por qué no se comparan dos personas que hayan dedicado el mismo tiempo a aprender algo y, a posteriori se compara su habilidad en el asunto? Porque si fuera así se desmonta el chiringuito de algunos.

Los 15 minutos de atención

¿Quién no ha oído hablar en muchas de las ponencias actuales, impartidas por compañeros o los típicos gurús, acerca de la necesidad de cambiar continuamente de actividad porque los alumnos no podían atender más de 15 minutos? Pues, por lo visto, es algo que también se ha encargado de desmontar la ciencia.

No hay evidencia científica de esos 15 minutos de atención, tal y como se encarga de comentar en un fundamentado post el neurobiólogo José Ramón Alonso.

Para no quedarnos solo con un neurobiólogo y los estudios que menciona, vamos a poner otro artículo en el que, después de analizar todas las investigaciones que existen hasta la actualidad, no hay ni una prueba que diga que eso de los 15 minutos de atención es cierto. Por tanto, vulgarmente, lo podríamos considerar como una leyenda urbana que se supone, que alguien ha visto o que, seguramente, uno cree que ha sido.

Y lo siento mucho por Francisco Mora Teruel, pero lo de los 50 clases de 10 minutos, en lugar de 10 clases de 50 minutos no cuela por mucho que lo retuiteen masivamente algunos.

Los estilos de aprendizaje

Los estilos de aprendizaje se refieren a una teoría (sic.) que dice que nuestros alumnos aprenden mejor según se use con ellos un método u otro. La clasificación más conocida de los estilos de aprendizaje es el visual, auditivo y kinestésico.

La lástima de lo anterior es que, a pesar de ser una creencia aceptada por más de un 80% de docentes, se ha demostrado que no deja de ser un mito. Ya sé que para algunos es mejor lo que diga el personaje, sin ningún tipo de capacidad en investigación, que le da esa charla maravillosa pero, al final yo me creo más lo que dicen en el Journal Education of Psychology. Llamadme tiquismiquis.

Solo usamos el 10% del cerebro

Lamentablemente se trata de otro neuromito (esto de lo “neuro” da mucho de sí) que es totalmente falso, tal y como nos comenta, de nuevo, el neurobiólogo José Ramon alonso en un post. Por cierto, tal y como remarca Luis Alfonso Gámez en un artículo, resulta curioso que si solo usamos el 10% de cerebro no tendría importancia tener una lesión cerebral en el 90% restante.

Y por si no os fiais de un neurobiólogo ni de uno que destapa fraudes científicos, espero que os fieis de un artículo publicado por la Association of Psychological Science.

Ya si eso os dejo como bonus track el tema de las inteligencias múltiples con un poco de bibliografía para que os entretengáis.

Akpunar, Bürhan & Dogan, Yunus (2011, June). Deciphering the theory of multiple intelligences: An Islamic perspective [Special Issue]. International Journal of Business and Social Science, 2(11), 224-231.

Armstrong, Thomas (2009). Multiple Intelligences in the Classroom, 3rd Edition

Bouchard, Thomas, J. Jr. (1984, July 20). Review of Frames of Mind: The theory of multiple intelligences. American Journal of Orthopsychiatry, 54, 506-508.

Brody, Nathan (1992). Intelligence. 2nd ed. New York: Academic Press.

Carroll, John, B. (1993). Human cognitive abilities: A survey of factor-analytic studies. New York: Cambridge University Press.

Carson, Andrew (2008, March 16). Why has [HEG’s] [MIT] had so little impact on vocational psychology?

Klein, Perry (1997, Autumn). Multiplying the problems of intelligence by eight: A critique of Gardner’s theory. Canadian Journal of Education, 22(4), 377-394.

Matthews, Donna (1988, December). Gardner’s multiple intelligence theory: An evaluation of relevant research literature and a consideration of its application to gifted education. Roeper Review, 11(2), 100-104.

Smith, Mark K. (2002, 2008). Howard Gardner and multiple intelligences. [Online exclusive].

Smolucha, F. (1993, October). [Review of Multiple Intelligences: The Theory in Practice]. Choice, 31(2), 368.

Sternberg, Robert Jeffrey (1983, Winter). How much Gall is too much gall? [Review of Frames of Mind: The theory of multiple intelligences].

Traub, James (1998, October 26.) Multiple intelligence disorder: Howard Gardner’s campaign against logic. The New Republic, pp. 20-23.

Waterhouse, Lynn (2006). Inadequate evidence for multiple intelligences, Mozart effect, and emotional intelligence theories. Educational Psychologist, 41(4), 247–255.

Willingham, Daniel T. (2004,Summer). Reframing the Mind: Howard Gardner and the theory of multiple intelligences, Education Next, 4(3), 19-24. Throughout, Willingham critiques Gardner’s Theory of Multiple Intelligences.

Prometo en otro momento de inspiración entrar en el tema del método Singapur para Matemáticas, el ABN, el mito de los espacios de aprendizaje (sí, he dicho espacios porque de estilos ya he hablado en el artículo), los modelos de repetición para adquirir habilidades, etc. Por hoy creo que ya hay suficiente. Bueno, va… añado al pack, a lo loco y sin ganas de daros más bibliografía, que más que neuroeducación lo deberíamos llamar neuromandanga.

Eso sí, como ya sabéis, ahora tenéis dos opciones: pastilla azul o roja. Ya no está en mis manos decidir en qué queréis creer.

Tengo una academia de coaching educativo que mola. Además, a un precio reducido por estar de oferta inicio de curso. Sí, soy malo ;)

Si os apetece colaborar en mantener el blog ya sabéis…Buy Me a Coffee at ko-fi.com

4 Responses

Deja un comentario