¿Un EABE vitaminado en la Comunidad Valenciana?

A estas alturas es difícil que un docente que se encuentra en las redes sociales o escribe en algún blog -personal o profesional- desconozca el término EABE. Para aquellos despistados comentar que EABE son las siglas de “Encuentro Andaluz de Blogs Educativos” y que, para explicároslo, qué mejor que lo hagan los propios protagonistas…

Un encuentro informal y horizontal en el cual tan importante es uno como el otro. Un lugar para compartir experiencias -aunque no es un encuentro técnico- y, cómo no, desde la propia experiencia real de aula acuñar propuestas y compartirlas en un contexto abierto y transparente. Un encuentro donde, dentro de las características de coincidencia en espacios y tiempos, es posible hablar con los que realmente saben de Educación. Y los que saben de Educación son toda la comunidad educativa.

Hace años tuve la necesidad vital de establecer un paralelismo en mi “terruño” (sí, soy un catalán afincado en la Comunidad Valenciana) con el fin de crear una red docente para el ámbito de trabajo. Un Internet en el Aula de ámbito más geolocalizado y con las modificaciones pertinentes para hacerlo más útil (y usado, que es la clave) a todos sus participantes. Por motivos profesionales lo anterior no cuajó pero, una vez pasado el tiempo y con fuerzas renovadas… nadie nunca dijo que fuera fácil hacerme desistir de una idea.

En la Comunidad Valenciana ya tenemos organizaciones muy potentes a nivel educativo (Un entre tants, Novadors, EduTICTAC, red BioGeo -donde hay muchos docentes valencianos- y muchas otras que seguro me estoy dejando en el tintero por lo cual pido disculpas). Tenemos grandes docentes en nuestras aulas que, por el motivo que sea, trabajan de forma autónoma publicando en blogs y haciendo experiencias maravillosas. Tenemos muchos otros docentes que quizás no encuentran dónde acudir para encontrar “amigos” que les ayuden para hacer las cosas de otra manera. Tenemos, en definitiva, grandísimos docentes en etapas obligatorias y postobligatorias que necesitan esa palmadita en la espalda y ese foro para compartir sus experiencias e inquietudes. Pues, ¿por qué no darles lo anterior? ¿Por qué no promover un espacio de pensamiento crítico, horizontal y descentralizado como el modelo que nos ha marcado el EABE? ¿Por qué no coger lo mejor de esa experiencia andaluza para vitaminarla con todo lo que podemos hacer desde nuestra Comunidad? ¿Por qué no, después de años muy malos, intentar aprovechar las facilidades que se nos ofrecen ahora para dinamizar este tipo de experiencias? No es una Primavera Educativa lo que necesitamos. Es una revolución educativa. Algo muy alejado de un evento que dura un par de días pero pudiendo aprovechar ese evento para empezar a andar.

De ilusiones también se vive pero, sabéis qué, algunos ya tenemos ganas de realidades. Y esta realidad espero que no esté muy lejana 🙂

2 Responses

Deja un comentario