Un año desde la última revisión…

Se cumple un año desde que hice un “lavado de cara” al blog y, salvo pequeños ajustes internos, no he vuelto a ponerme con la renovación completa de la parte más visual del mismo. Ya sabéis que me gusta ajustar cosas y, en este caso, aprovechando la compra del tema de la nueva revista que se lanzará en septiembre (gracias a la ayuda de muchos colaboradores), he podido ponerme a perfilar un poco algunas cuestiones que, por desgracia, no iban todo lo finas que me gustarían.

Fuente: https://www.motorpasion.com

En este caso he optado por una plantilla más destinada a un magazine que a un blog pero, aún así, he conseguido adaptarla -creo que bastante bien-. Y eso que, hasta hace unos días (que es cuando me planteé hacer el cambio), estaba dudando en convertir la web en algo totalmente diferente. Es que, viendo la cantidad de docentes que han convertido en un escaparate personal el blog, por desgracia la tentación estaba demasiado cercana. Por suerte, después de los litros de horchata necesarios para que se me fuera dicha tentación, he decidido optar por lo que me interesa: tener una moleskine particular en la que, salvo para disfrute personal y facilitar la legibilidad de los artículos, no tiene otro objetivo.

Se ha mejorado la velocidad de carga de la web. Ahora, según todas las pruebas, se ha reducido bastante la carga de la misma en ordenadores personales y dispositivos móviles. Se han eliminado plugins innecesarios y, dentro de las posibilidades que me ofrecía el tema, he intentado sobrecargar lo menos posible el blog de cosas innecesarias. Entre ellas, el widget derecho en los posts individuales que redirigía a mi último libro. Ya aparece al final de cada post y, al final tanta duplicidad provocaba una ralentización de la carga de la web (además, por desgracia, no sé el porqué no se me reducía el tamaño de la imagen para obtener tiempos de carga más cortos).

Un tema nuevo, algunos plugins enviados al garete y, por suerte, una página web limpia a la que, como principal cambio, está el aparecer mi maravilloso “careto” en cada uno de los artículos. Es que, con lo guapo que soy, qué menos que os solacéis con una bonita imagen de alguien tan fotogénico, acorde con los contenidos tan maravillosos que escribo. Bueno, dejadme ser un poco optimista en el asunto porque sabéis bien que, los contenidos distan mucho de ser maravillosos 😉

Hay mucho cambio tras el capó. Cambio a nivel de modificación de código “a pelo” y algunos otros detalles que, al final, son los que más tiempo me han llevado. No es un cambio realizado de la noche a la mañana. Ha habido retoques que, aunque no los vierais, llevaba tiempo haciendo.

Ahora toca presentaros la página “versión verano”. Ya me diréis qué os parece. Me interesa saberlo porque, aunque crea que he mejorado en legibilidad y facilidad de navegación, quizás haya cosas que no me haya dado cuenta porque, como bien sabéis, el que menos ve los fallos de ciertas cosas es uno mismo.

Seguid disfrutando del verano… y ojalá seáis muchos los que hayáis conseguido vuestra plaza este año. Y en caso contrario, a seguir intentándolo. Al final, todo es una carrera de fondo.

Deja un comentario