Twitter y Google no son tus amigos… asúmelo

Hay docentes que no entienden aún que usar una determinada herramienta educativa que “se nos ofrece de forma gratuita” tiene sus propias condiciones de uso y, las mismas pueden cambiar de un día para otro. Desde hace un tiempo algunos están reclamando a Twitter que devuelva la cuenta de un determinado docente que, con los criterios de su algoritmo, suspendió. Y no se dan cuenta de que, en ningún momento la multinacional garantiza que tu cuenta pueda seguir o no activa. Además, en cualquier momento, al igual que ha sucedido hace poco con Google, restringiendo el espacio de las fotografías y archivos que va a permitir guardar (fuente) o, simplemente cerrando unos servicios cuando le apetece (caso de Google +), la lógica de la empresa es la que manda. Si mañana Google, para todos aquellos docentes que usan sus servicios gratuitos (bueno, que pagan con ya sabemos todos qué), decide chapar todos esos servicios, que nadie se queje. Algo que no sucede con las aplicaciones de pago (que siempre avisan con tiempo) o con las que suministra la administración (que garantizan su uso desde principios hasta finales del curso escolar).

Las empresas que ofrecen servicios o herramientas “gratuitas” para el ámbito educativo no son tus amigas. Son empresas cuyo objetivo, tan lícito como el de cualquier otra empresa, es el conseguir tener la mejor cuenta de beneficios posible. Y tú… sí, tú, aquel que piensas que la empresa está trabajando para ti y te crees con derecho a exigir que haga las cosas tal y como se las dices. – y que, además lo haga gratis- eres un don nadie. Tu opinión o tus pataleos o, simplemente tus exigencias para que la empresa incorpore ciertas funcionalidades en sus productos, es algo que no le importa una mierda. Vamos a ser claros. En Twitter desde hace mucho tiempo la gente está exigiendo poder editar los tuits y, a día de hoy lo único que han incorporado son stories (denominadas fleets). Claro que tenéis/tenemos la opción de largarnos de la red del pajarito pero, por favor, no pensemos que tenemos ninguna influencia en ello. Lo mismo que sucede con las campañas de change.org. Se ha de ser bastante estúpido para creer en que la crítica, usando el mismo medio que estamos criticando o cuestionando, tiene algún sentido. ¿No os dais cuenta de que las empresas no trabajan para nadie y solo lo hacen para ellas mismas? Es por ello que las decisiones que van a tomar son las que a ellas les interese. No las que vosotros les digáis que debe tomar.

Si algún día desaparece todo vuestro material, que habéis colgado en vuestra maravillosa carpeta de Google Drive, es lo que pasa por no pagar por el servicio. Si mañana Google decide dejar de ofrecer sus servicios, puede hacerlo. La única salvedad es que hayáis firmado un contrato con ellos que no permita que hagan lo anterior. Wikispaces desapareció y dejó huérfanos a la gente de wikis fáciles. Y puedo seguir añadiendo a la lista múltiples herramientas educativas, algunas que avisaron con tiempo para descargar los materiales que habíamos subido ahí y otras que, simplemente desaparecieron, que dejaron tirados a miles de docentes.

A ver, que hasta yo puedo decidir, como hice hace unos meses, borrar todo el contenido del blog. Algo que hice porque es mi blog y nadie me está pagando por escribir aquí, ni tengo ningún tipo de cuota en el mismo. Incluso puedo decidir si mañana cambio el aspecto del mismo, si permito o no comentarios e, incluso, si vendo este dominio a una empresa que anuncia productos eróticos.

¿Qué os quiero decir con lo anterior? ¿Qué no debéis pedir que las empresas que os dan ciertos servicios y/o herramientas mejoren sus funcionalidades o subsanen alguna decisión que creáis que no es justa con vosotros? No. Lo que os estoy diciendo es que a los propietarios de esas empresas lo único que les interesa es el beneficio que sacan ofreciéndoos ciertos productos de forma gratuita. Y eso es lo que hace que tomen ciertas decisiones. Vuestra opinión como usuarios se la trae al pairo por mucho que creáis que pintáis algo. Realmente estáis pintando menos que nada. Eso sí, siempre es bueno creerse que uno pinta algo en un juego que, ni va con él ni tiene tampoco las fichas ni los dados para poder seguir avanzando a su manera.

0 Shares:

Deja un comentario

You May Also Like
Leer Más

Maltratados

En una sociedad maltratada por la pandemia y su gestión, hay un colectivo que ha sido especialmente maltratado.…