Traición

En el día de ayer se consumó la desaparición de la escuela pública en Cataluña. En este caso bajo el pretexto de incorporar “por decreto” a todos los centros educativos públicos a un modelo, diseñado por una organización privada, que se encargará del diseño pedagógico en centros públicos y privados concertados (fuente). Bueno, en estos últimos, solo en los de su cuerda porque, por suerte, hay centros concertados que, por decisión de sus propietarios/gestores, han rehusado incorporarse a ese experimento.

Fuente: ShutterStock

¿Cómo se ha llegado a este punto? ¿Qué ha pasado para que se haya producido lo anterior y sean tan pocos los que lo cuestionan? Pues, en principio, solo hace falta analizar el contexto político en Cataluña. Ahora, bajo el paraguas de la independencia, se están haciendo muchas cosas muy poco sociales. Centros sanitarios que no tienen personal, eliminación de urgencias, control de la policía autonómica y, dentro del ámbito educativo, control político mediante comisarios (en este caso, por lo visto, personas relacionadas con Escola Nova 21 y la Fundación Jaume Bofill) que acuden a los centros para reunirse con directores y obligarles a tomar determinadas decisiones. A ver, vamos a ser claros de una vez, tras la Fundación Jaume Bofill se esconden intereses muy poco educativos. Al igual que los que pueden encontrarse tras FAES. Son think tanks con apoyos políticos concretos. Bueno, más bien relacionados con ciertas políticas.

Son momentos muy tristes para la educación pública catalana. Miles de docentes obligados (por mucho que en los Claustros se haya votado a favor de la incorporación a este proyecto pedagógico, ha sido bajo el paraguas de saber que, muchos o lo votaban o, simplemente, no se les renovaba en sus centros -hay una ley que lo permite-) a trabajar muchas más horas bajo el pretexto de la innovación, miles de alumnos siendo sometidos a experimentos pedagógicos sin ningún tipo de control ni evaluación previa y, al final, datos de los alumnos, docentes y padres cedidos a Escola Nova 21. Sí, se les han suministrado, desde muchas direcciones, los datos confidenciales de resultados de alumnos, perfiles de los docentes y datos de las familias. Algo que es muy grave. Datos que solo debería conocer la administración educativa en manos de entidades privadas.

¿Exagero? Pues va a ser que no. Eso sí, el proyecto de privatización ha contado con el colaboracionismo de docentes, partidos políticos (léase ERC y el PDeCAT) y entidades varias. Incluso la Diputación de Barcelona ha dado ciento cincuenta mil euros al proyecto. Y eso solo de dinero conocido porque, por lo visto, de dinero público se ha destinado a chorro.

No va de independencia. Lo de estar a favor o en contra, es algo irrelevante para este caso concreto. Va de algo muchísimo más serio. A día de hoy, se ha traicionado a la escuela pública catalana. El Conseller y el resto de partidos que gobiernan Cataluña, han firmado el fin de la escuela pública y cedido su gestión a una organización privada. Eso se llama traición a los catalanes. Eso sí, por desgracia, algunos van a aplaudir (sí, todos tienen sus colaboracionistas), otros van a ponerse de perfil y, una minoría, vamos a seguir luchando por revertir lo anterior (aunque no estemos ahí). Al menos si uno quiere una escuela pública catalana de calidad ya sabe a quién ha de echar porque, al final, por suerte para muchos, es más importante lo social que las arengas de unos y otros bajo banderas que solo son un simple trapo. Bueno, eso quiero creer.

Han ganado una batalla. La guerra sigue… y, en este caso, por suerte ya conocemos a los enemigos. Y son los mismos que, en otros sitios, venden ciertas cosas mágicas, van de púlpito en púlpito o, simplemente, juegan a creerse dioses. Todo es mucho más serio. Muchísimo más.

No estáis solos.

Por cierto, no es la primera vez que hablo de Escola Nova 21. Aquí tenéis unos artículos que ya tienen unos años sobre el tema. Y sí, ya avisé pero, por lo visto, casi nadie me escuchó.

Escola Nova 21, la supuesta mafia educativa empieza a enseñar sus cartas (octubre 2016)

Escola Nova 21: los mercachifles van al Congreso (marzo, 2017)

Todo lo que puedo decir sobre Escola Nova 21 (diciembre, 2017)

Me comentan que Eduard Vallory, responsable de EN21, está teniendo reuniones en otras Comunidades, y con algunos docentes a título particular, para exportar ese modelo "innovador". Dadle con la puerta en las narices. Ya veis qué es lo que quieren.

2 Responses

Deja un comentario