Toca hacer las maletas

maletas13Fin de ciclo. Reflexión final. Toca hacer las maletas. Cuesta abandonar tu casa, en formato digital o analógico, aunque llega un momento en que el descanso  es necesario e imprescindible. Son casi cuatro años de escribir prácticamente a diario… más de mil doscientas entradas, miles de comentarios, montones de correos electrónicos relacionados con cuestiones educativas. Después de tanto tiempo e intensidad conviene tomarse un largo período de descanso. Se llega muy cansado a estas alturas de curso, con muchas situaciones que hacen fácil abandonarse al desánimo y ver pasar el tiempo desde la retaguardia, con grandes decepciones y alegrías, con desesperación dentro de una esperanza cada vez más exigua de que las cosas cambien. Se necesita recuperar la perspectiva, plantearse nuevas opciones (no sólo profesionales), pasar más tiempo con quienes realmente te importan y buscar en algún lugar algo que mitigue tanto cansancio.

El blog y las redes me han dado mucho. Mucho más de lo que nunca podré a llegar a devolver aunque, las redes son lo que son. La soledad del aula ha seguido marcando este curso mi día a día (como el de todos los que nos dedicamos a esto): la realidad de los medios, las posibilidades, las penas y las ilusiones se han ido compartiendo por diferentes medios. Conviene aislar éste durante un tiempo de la ecuación. Empiezo unas vacaciones viendo pasar el tiempo detrás de otros proyectos. Unos proyectos que tienen más a ver con cuestiones familiares que profesionales. Unos proyectos más allá de la docencia. Unos proyectos que, con suerte, me llevarán a complementar determinadas cuestiones a las que debería haber dado más importancia.

El ciclo siempre se deja abierto. Las maletas son tan fáciles de hacer como de deshacer. Los viajes se acaban, se retoman o se cambia de ruta. Voy ligero de equipaje. Siempre ha sido así.

Un fuerte abrazo a todos los que alguna vez os habéis pasado por aquí.

Hasta la ¿vuelta?

Tags: No tags
0

24 Responses

Deja un comentario