Testimonios

Una vez finalizada la última campaña de márqueting (léase SIMO) de algunas empresas que, dentro de sus beneficios, gran parte dependen (o van a depender) de su correcto desembarco en el ámbito educativo me gustaría hablar de algo clave para ellas. Del testimonio de docentes que han probado sus productos y se hallan encantados con los mismos. Testimonios que, por estar efectuados por docentes de aula, pueden llegar a convencer a otros compañeros a usar esa maravillosa plataforma o producto que se ha diseñado por parte de las empresas.

¿Es malo que un docente se preste a grabar un vídeo o a participar en ponencias patrocinadas por determinadas empresas donde exprese, libremente, su opinión sobre una herramienta y/o servicio educativo? ¿Es tan negativo para su supuesta objetividad que, siempre subjetivamente, se preste a hablar bien de una determinada marca o producto?

No creo que sea tan grave opinar favorablemente de alguna empresa que ofrece productos destinados a su consumo educativo. No veo tan mal que haya docentes, como los que os cuelgo a continuación, que se presten a dar su voz para defender las virtudes de una determinada plataforma educativa.

httpv://www.youtube.com/watch?v=YOOjbbh5NNQ

Eso sí, lo anterior no debería obstaculizar la necesidad de ser críticos con lo que se nos intenta vender. Una crítica siempre constructiva y jamás pervirtiendo la misma por necesidades ideológicas (reconozco que, en mi caso, la tendencia es habitual, por tener una alergia extrema a que haya empresas privadas que quieran sacar rendimiento del sector público).

He tenido la oportunidad de visitar algunas editoriales de libros de texto (o creadoras de “nuevas” plataformas). Una de las que visité en julio de este año fue la Editorial Planeta (una de las patrocinadoras del último SIMO), donde muy amablemente me invitaron a departir sobre la plataforma que, aún en fase un poco precoz (aunque ya se estaba usando en algunos centros), pretendían publicitar a gran escala. Una plataforma que, tal y como les dije, era en mi opinión algo mejor de lo que había en el mercado en ese momento. Incluso, en algún momento, me sorprendió su facilidad de uso y su versatilidad.

¿Es justificable haber dado el testimonio anterior? Creo que sí. Lo que no es tan justificable es defender una plataforma cerrada como solución a los problemas de creatividad y considerarla una solución para mejorar los resultados de nuestros alumnos. Ello no es así y defenderlo es algo totalmente equivocado.

Podemos dar testimonios sobre cuestiones técnicas e, incluso, sobre facilidad de uso de las herramientas que vayamos a usar en el aula pero, lo que no podemos jamás, es hablar sólo de las virtudes de las mismas dejando de lado los defectos o inconvenientes que veamos a su uso. Inconvenientes no sólo técnicos, ya que usar una única plataforma de pago, coarta en muchos casos las posibilidades de “adaptar” la clase en función de lo que tengamos por ser un modelo demasiado parecido al de los libros de texto tradicionales.

Los testimonios son siempre positivos pero, darlos sólo desde la perspectiva de las ventajas y obviar los inconvenientes, es algo realmente preocupante. Y pasar a hablar de potencialidades o ventajas inexistentes ya estaríamos hablando de otra cosa. Algo que invalidaría cualquier testimonio y que, por cierto, tiene otro nombre.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
0 Compartir
Compartir
Twittear
WhatsApp
Email