Soy de los que creen que la televisión es una de las mejores plataformas, en la situación actual, para conseguir que nuestro alumnado aprenda y permita romper, en parte, esa brecha digital de la que hablé hace unos días. A diferencia de internet, muchas de las familias más vulnerables sí que tienen televisión. Además, he sido uno de los que he aplaudido -y con ganas- la apuesta del Ministerio de Educación por poner una parrilla televisiva, en la que para alumnado de 6 a 16 años permitiera recibir clases a distancia.

Fuente: https://www.educacionyfp.gob.es

El problema es cuando he tenido la oportunidad de ver, después de varios pantallazos que me han llegado por Twitter, las clases que se han ido emitiendo (colgadas en la web de RTVE) porque, sinceramente, no me cabía en la cabeza que se pudiera emitir lo siguiente por la televisión.

Fuente: Twitter

Entiendo que haya sido complicado articular en cuatro días una parrilla televisiva y poder ponerse a seleccionar contenidos de calidad. Tengo muy claro que, al final, se ha acudido a las editoriales y a personajes conocidos de las redes sociales, para plantearles la posibilidad de impartir esa docencia online (usando, o bien vídeos suyos o planteando su creación para este nuevo paradigma). Y no cuestiono en ningún momento la profesionalidad de lo que han intervenido a lo largo del día de hoy pero, como docente “en barbecho”, con más de veintiún años de aula, creo que puedo deciros que no creo que se haya acertado. Más bien me da la sensación de mucha improvisación, falta de coherencia y, sinceramente, desconocimiento del currículum según edades.

Seguramente estoy equivocado pero, si dependiera de mí, plantearía otro tipo de modelo de teledocencia. Hay modelos y experiencias, según me han comentado, de otros países que llevan años surtiendo su parrilla televisiva de programas educativos. Además, no es lo mismo una metodología proactiva, con alumnado delante, que dar clase ante una pantalla. Y si va dirigida a los más vulnerables (que, normalmente son los que menos apoyo tienen en casa), no lo veo. Pero os vuelvo a repetir que es solo mi opinión después de haber visto esta tarde algunos de los vídeos que han emitido en esa parrilla.

Por cierto, lo de ver el siguiente vídeo de Matemáticas (enlace) enfocado a alumnado de 6 a 8 años ya ha sido la gota que ha colmado el vaso. Cuando dice al final que “vayáis a la web y os bajéis el pdf con las fichas para hacer”, ya no me han quedado palabras.

La idea de la teledocencia en época de coronavirus me parece fantástica. Tan solo pido a los responsables de la parrilla que la reordenen, revisen previamente los vídeos que se van a colgar, se dejen asesorar por docentes de esas etapas y/o niveles y entiendan que, en la situación actual (ni en cualquier otra), no puede realizarse la traslación directa del modelo presencial al virtual.

Y como siempre, voy a acabar con la misma frase con la que cierro todos mis posts… de ésta salimos. Un abrazo.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

Subscribe
Notifica
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Juvenal Padrón Fragoso

Totalmente de acuerdo con lo de la improvisación, sobre todo porque no se puede realizar algo que señalas como la “traslación” del alula presencia a la virtual sin más. Por otra parte, desde mi punto de vista, lo más complejo no es el cómo, sino decidir qué vamos a enseñar en esta situación inesperada y transformar la estructura del currículum a lo que realmente se necesita. No se puede entender como una continuidad de lo que se hacía en el aula a lo que se pretende hacer en la pantalla.

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x