Talibanes lingüísticos

Mi lengua materna es el catalán. Para mí, aunque lo hable y escriba correctamente (bueno, más correctamente que muchos), el castellano no es mi lengua. Es una lengua cooficial que me he encontrado y que he integrado dentro de mi, siempre cuestionable, bilingüismo. No soy realmente bilingüe, porque para serlo, en mis primeros años debería haber recibido inputs familiares en dos lenguas. Y eso, al menos en mi caso, no fue así.

Fuente: http://theminiaturespage.com/

Tengo amigos con los que hablo en catalán y otros con los que lo hago en castellano. También tengo amigos de países más lejanos con los que intento, dentro de mis posibilidades, chapurrear en inglés o francés (lenguas que conozco ligeramente y que, por suerte, me permiten entenderme con ellos o cuando voy a países anglófonos o francófonos). Y para mí, la lengua jamás ha sido un problema en mi etapa educativa. He tenido maestros que hablaban en catalán (la mayoría) y algunos que lo hacían en castellano. He tenido compañeros, una vez me he puesto “al otro lado”, que también se han dirigido a mí en cualquiera de las dos lenguas anteriores. Incluso ahora, que estoy en la “zona gris” de la administración educativa valenciana, hablo indistintamente con una u otra lengua sin demasiados problemas. A veces, también se da la casuística de mezclar en una misma conversación varias lenguas sin ningún tipo de problemas.

Entonces, ¿a qué se debe que haya algunos que usen las calles para defender su talibanismo lingüístico? No hablo solo de un sector de talibanes. Talibanes hay muchos y de varias lenguas. Y todos van de oprimidos. Joder, que vayan de oprimidos los de la lengua minorizada puede llegar a entenderse (aunque, sinceramente, el discurso de dar lástima, ya me cansa) pero, que lo hagan los de la lengua que, por contexto, se usa habitualmente y copa los medios de comunicación ya es de traca. Y ya cuando se mezcla la política en lo anterior, la situación no puede ser más repulsiva.

Ayer hicieron una manifestación, encabezada por unos determinados partidos políticos, en la Comunidad Valenciana (sí, aquí también se tiene que ir en cuenta si se usa la expresión País Valencià o Comunidad Valenciana, porque unos y otros te van a acusar de lo que les interese acusarte en cada momento) en la que padres se manifestaban en contra de la ley de plurilingüismo, que establece cuotas de valenciano, castellano e inglés. Curiosamente, en ningún momento los de la manifestación, grandes defensores del uso de la lengua materna en el aprendizaje, jamás cuestionaron que se pudiera dar Historia o Ciencias en inglés. ¿Qué pasa? ¿Se manifiestan por la lengua materna o solo por ir en contra del valenciano? Sí, aunque a algunos les duela oírlo, el valenciano, catalán, mallorquín, etc. son la misma lengua. Se ha de ser muy troglodita y tener muy poco sentido común para defender lo contrario. O tener priorizada una determinada ideología frente a ciertas cosas.

A mí, sinceramente, me la suda en la lengua en la que damos clase. Tengo claro que la lengua materna es la mejor para el aprendizaje pero, en lugares con varias lenguas cooficiales, salvo que nos queramos cargar definitivamente una, es interesante poder usar ambas sin ningún problema. Además, en este caso tenemos la ventaja de que el catalán (sí, ahora soy tan progre catalanista, que he obviado lo de valenciano), a diferencia del euskera, que es más fácilmente inteligible, permite que en poco el alumno pueda llegar a entender a la perfección lo qué se dice. Y no hay mermas en el aprendizaje. Por mucho que les pese a algunos, según todos los que saben del asunto y no tienen un determinado carnet en el bolsillo, aprender en cualquiera de las lenguas cooficiales en Valencia o Galicia, no lastra el aprendizaje.

Para algunos la lengua es una cuestión cultural y que permite, de forma sencilla, intercambiar opiniones entre la gente. Además, a más lenguas, más enriquecimiento cultural. Eso sí, si algunos tienen ganas de poner el urdú, porque hay otras lenguas cooficiales que les caen mal, que lo aprueben en el Parlamento y cambien la Constitución. Si por mí no tengo ningún problema. Al igual que la inmensa mayoría de los ciudadanos que viven en lugares con varias lenguas cooficiales. El problema lo genera la apropiación política de las lenguas. Así lo único que hacemos es crear talibanes lingüísticos. Talibanes que, como todos, dan asco y miedo a partes iguales.

Finalmente, voy a responder a la pregunta que me hacen algunas personas siempre acerca de por qué escribo habitualmente en castellano en el blog. Pues porque me da la gana y porque puedo. Ventajas de dominar ambas lenguas. Y dominar lenguas siempre es un plus.

Si te apetece colaborar en mantener el blog, en los proyectos que tengo en mente o, simplemente, quieres invitarme a horchata…
Buy Me a Coffee at ko-fi.com

2
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
1 Comment threads
1 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Jordi MartíRafael Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
Rafael
Guest
Rafael

Buenas noches Jordi. Te conocí en 2007 y he estado totalmente de acuerdo contigo en muchas cosas pero aquí te equivocas por completo. Hablo 3 lenguas. Enseño con las 3. Tengo un C2 en 2 de ellas y un C1 en la otra. Conozco 3 más a un buen nivel. No me considero un talibán de 1 lengua que digamos, pero la situación causada por esta ley de educación choca frontalmente contra la Ley de Uso del Valenciano, que no es asunto baladí. Infórmate bien sobre la situación legal de ciertas comarcas valencianas antes de espetar tales acusaciones. Infórmate sobre… Leer más »

You May Also Like