Tag

Vicent Marzà

Browsing

Enterarse de que tu Conseller propone, como últimas medidas “estrella”, la eliminación (o recomendación de esa eliminación) de los deberes en Primaria (fuente) y extender el modelo de los Jesuitas a los centros educativos públicos (fuente), te hace pensar si no se ha pasado con la ingesta de determinados productos en estas Fiestas. Cuando hay interinos de la Comunitat que llevan meses sin cobrar, edificios que se caen a trozos y sustituciones que, por falta de gente en listas (se han desactivado la mayoría de interinos para estudiar opos), se siguen sin cubrir creo que hay cuestiones que no tocan. Bueno, menos aún tomar determinadas medidas o, simplemente lanzar globos sonda, a ver si alguien pica. Pues bien, yo he picado.

En primer lugar te invito (permíteme tutearte como compañero de profesión y accidental Conseller) a que tengas una reunión conmigo. Si consigo estar recuperado de mi último susto y me dejan los médicos, en nada me tienes bastante cerca. Y estoy dispuesto, aunque no sea una horchata mediante, de explicarte que los deberes hasta quinto de EGB están prohibidos por la Ley General de Educación. Una medida que aún no ha estado derogada pero que, por lo visto, muchos desconocen. No hace falta legislar sobre algo que ya está legislado. Menos aún sin consultar con los docentes de a pie. Coño, esto de tomar medidas sin contar con los profesionales es de traca aunque entiendo que siempre es mejor contar solo con algunos “asesores” que, por lo vistos, asesoran de una forma bastante torticera.

Y ya en referencia al modelo de los Jesuitas (Horizonte 2020 si quieres saber exactamente su nombre) te recomiendo que te informes un poco. En esos centros donde se implantó, germen de la privatización nada encubierta del sistema educativo público catalán, Escola Nova 21, se ha visto como el aprendizaje de los chavales está por los suelos. Y eso que tienen un filtro de entrada muy potente de alumnos. Por cierto, el año pasado publicaron la evaluación de su modelo, acerca de lo cual escribí aquí. Ya, los mismos resultados para un viaje tan mediático. Bueno, y con muchas amenazas de familias que, salvo por tener solo alumnos de su nivel socioeconómico, no saben qué están haciendo allí. Es lo que tiene algo que sí que es importante: la segregación. Una segregación contra la que deberías luchar porque, al final, es mucho más importante eso que dedicarse a montar líneas lingüísticas, eventos cara a la galería o ir a cortar cintas de centros que jamás van a acabar de construirse. Lo digo con todo el cariño del mundo. Más habiendo padecido al gobierno anterior.

Si quieres, como he dicho antes, te explico algo acerca de metaanálisis educativos, experimentos fallidos, pseudoinnovación, peligros de la privatización de determinadas medidas, etc. No sé más que la mayoría de docentes que están en las aulas pero, al menos, no tengo ningún miedo a decir lo que pienso porque, al final, lo que me importa es mejorar la educación en mi Comunidad de adopción. Y hay muchas medidas interesantes (dos docentes en el aula, evaluación sistémica, controles de determinadas prácticas, creación de un observatorio de investigación educativa, etc.) que se podrían tomar. No venden tan bien ni generan tanto debate mediático pero, al final, ¿qué te interesa? ¿Salir en los medios o soltar ocurrencias o, simplemente, mejorar la educación? Y estoy convencido de tu interés en lo segundo. Si no fuera así me hubiera ahorrado este post.

Cuando quieras te lo explico. Prometo pagar la horchata.

Fuente: http://www.laveupv.com

M’estic dirigint a tu. Al company que fa un any i escaig va agafar les regnes de la nostra Conselleria d’Educació. Un canvi que molts esperàvem i esperaven, que ens feia somiar un futur digne per la l’educació en la meva Comunitat d’acollida. Era difícil. Segurament hi hauria molts a qui no els agradaria que et sortís bé la jugada i, com s’ha demostrat, segurament hi hauria hagut algunes despeses ben feixugues que interessava que seguissin en l’ombra però… sempre hi ha un però.

Sembla ser que en arribar a Conselleria tot van ser selfis amb els treballadors de la mateixa, una il·lusió desbordant de molts docents que esperàvem per fi haver deixat el mal son enrere, uns dies de festa i rauxa sens fi fins que va arribar el moment de començar a exercir i aquí va començar el calvari. Un calvari ple de promeses de nous centres educatius, dels quals a dia d’avui ni tan sols hi ha la primera pedra ni les licitacions, una eliminació de barracons que, malauradament, s’entossudeixen en seguir-se inundant cada cop que cauen més de dues gotes i, finalment, una pluja de milions per refer la, ja tocada de mort, educació valenciana. Un miratge. Sí, un miratge que, complementat amb milions destinats a un programa de reutilització de llibres de text, mal gestionat i que va fer anar de cap a la majoria dels centres educatius (molts dels quals, per cert, ni a dia d’avui saben com fer-ne la justificació econòmica perquè tenen dubtes de la legalitat de l’apartat comptable nou que es va crear per justificar-lo), donant estudis de FP Bàsica a tots els centres sense dotar de cap tipus de recurs per impartir-los i, fent una espècie de paripè al Túria per tal de vendre l’educació pública a cost reduït i implicant a centenars de docents i a alumnes per fer-los-hi pujar l’ànim anomenat Primavera Educativa, ha fet trontollar totes les expectatives. Sí, teníem expectatives en tu. I moltes.

Puc seguir. Tinc moltes més qüestions. Entre elles la promesa del canvi del model de formació del professorat, reobertura dels centres de professors que s’havien tancat amb el govern anterior i, per què no dir-ho, una neteja al centre d’educació a distància de la Comunitat. Doncs bé, res de res. No, no es ben bé així perquè la notícia si que la vas vendre –amb fotografia inclosa- als mitjans de comunicació.

Si vols i no se’t fa llarga la carta també m’agradaria parlar-te de la proposta d’oposicions i la possibilitat de confirmació als centres amb independència dels mèrits. Sí, ara resulta que vols convocar massivament oposicions d’especialitats que no existeixen. No tinc clar on pretens col·locar els que les aprovin si hi ha gent que està a centenars de kilòmetres de casa seva. I ja, la jugada feta proposta que inclou la possibilitat de renovar automàticament els interins o les comissions de serveis que estan en els centres educatius saltant-te tot tipus de gestió transparent de les places… de traca.

No, la realitat no et deixa gens bé. Ja tens a tothom emprenyat. Has aconseguit que els teus els plantegin la possibilitat de fer-te una vaga. Sí, ho has sentit bé. Els teus. Els qui creien que l’escola pública aconseguiria els recursos que es van detreure cap a la concertada. Els qui creien en la possibilitat d’eliminar el trilingüisme per parlar d’un model lingüístic més coherent. Els que pensaven/pensàvem que, per fi teníem algú que sabia del tema al capdavant de la Conselleria i que es rodejaria de persones competents.

Doncs no Vicent. Alguns no entenem a què jugues i agrairíem que ens ho expliquessis. És fàcil. Simplement, explica-ho més enllà de malabarismes lingüístics o metàfores. A què estàs jugant?

Jordi Martí Guiu

Professor de l’IES Almenara (Castelló)

Fuente: http://www.laveupv.com
Fuente: http://www.laveupv.com

Estimado Vicent Marzà, compañero de aula en excedencia y, actualmente, responsable máximo de la Educación valenciana,

Me va a permitir que le dirija una carta abierta para exponerle, en toda su crudeza, la realidad de mi centro educativo desde una visión totalmente particular e intransferible. No, no se trata de ninguna carta oficial, ni consensuada con el resto de mi Claustro ni, tan sólo avalada por ningún miembro del equipo directivo de mi centro. Y eso quiero que quede bien claro al principio de esta misiva.

No, no voy a hablar de lo que ha supuesto para la Educación valenciana las últimas décadas de gobierno popular y la dejadez del mismo frente a las necesidades de los centros públicos. No, no voy tampoco a cuestionar déficits económicos de la Comunitat ni, mucho menos hablar de cuestiones más mediáticas que, por desgracia, creo que impiden ver las necesidades más imperiosas que tenemos los docentes que estamos trabajando en el aula. Eso sí, me gustaría hablarle de los problemas que, en mi centro -y sé que no es el único por las charlas que hago habitualmente con compañeros que trabajan en otros- se han convertido en endémicos por la inanición de la Conselleria que diriges.

En primer lugar me gustaría comentarle que, siempre según mis limitadas entendederas, ha habido un error en una de las medidas “estrella” que habéis aplicado en este curso. Sí, pedir que los centros educativos asuman la gestión de XarxaLlibres, una medida educativa destinada a facilitar un menor desembolso a los padres en la vuelta al cole de sus retoños, se ha convertido en un arma de doble filo. Con la cantidad de dinero destinado a tal fin (42 millones de euros), una reducción horaria para el profesorado encargado de esa gestión en los centros (insuficiente e irrisoria por el trabajo que supone) y, cómo no, con el pasotismo de algunos ayuntamientos y diputaciones para aportar parte del dinero que supone esta compra masiva de libros de texto, nos hemos encontrado con que, gran parte del presupuesto que podría haberse destinado a la mejora del centro se ha derivado a lo anterior. Sí, como bien sabes, muchos centros han tenido que aportar recursos propios para sufragar el dinero que no habéis aportado. ¿Era realmente necesario destinar un dinero con el que podíamos haber dotado de aulas multimedia a todo mi centro? Por cierto y hablando de aulas multimedia, ¿ves lógico que en el año 2016, la conectividad de mi centro sea entre mala y muy mala y que, por falta de inversión tecnológica en el mismo, tengamos poquísimas aulas donde puedan usarse medios tecnológicos? Y, ya no hablemos de la posibilidad de conectarse a internet con las maravillosas 5 Mb que ofrecéis mediante el contrato blindado que tenéis con Telefónica. No lo veo, sinceramente, no lo veo.

Muy relacionado con lo anterior os voy a hablar de realidades incómodas. De profesores que, con todo el trabajo del mundo se dedican a preparar su clase con elementos multimedia y se encuentran que, por desgracia, no pueden acceder al mismo en sus aulas. De profesores que tienen que ir de aula en aula recopilando las sillas y mesas que no disponen en las suyas porque, tristemente, no se han suministrado las sillas y mesas que se han pedido por activa y por pasiva a los responsables de dicha distribución. Es muy triste ver cómo uno debe perder parte de su tiempo como docente para montarse temporalmente su aula. Y ya cuando hablamos de mis alumos de FP Básica cuya aula consiste sólo en paredes blancas sin ningún tipo de recurso dotacional porque no llegan los ordenadores prometidos… ya es para llorar. Sí, tengo alumnos que no tienen aula, que se la están pintando, instalando ellos las pizarras, el proyector, los altavoces y el resto de cableado. ¿Mesas? Ni están ni se esperan a corto plazo. Ya veremos cuando tengamos el aula montada qué demonios hago con ellos. Bueno, siempre puedo ir dando vueltas por el centro a ver qué aula libre me encuentro. Algo que no veo ni lógico ni claro.

Una preguntilla sin mala intención… ¿dónde están los fondos europeos para la FP Básica? Si no voy equivocado, al ser un programa europeo, debería haber llegado dinero de Europa. Y, dos cursos después de su implantación en mi centro, no he visto ese dinero en ninguna parte. ¿No tocaría haber dotado, más allá de recursos humanos, esos estudios profesionalizadores? Es que lo de dar una FP Básica de Informática sin ordenadores, ni conexión a internet, ni equipamiento eléctrico y electrónico básico, programas o kits de robótica -los Arduino son muy económicos-, chirría.

Voy a seguir con otro tipo de necesidades. En este caso las relacionadas con la formación del profesorado. Creo que ya está bien la broma que obliga, a principios de octubre sin plan anual de formación, a proponer determinados cursos que hacemos docentes sin cobrar un euro por ello. Lo hacemos por nuestros compañeros pero, sinceramente, al final da la sensación que lo de trabajar gratis se esté convirtiendo en una moda perversa. Sí, otro curso que voy a dar formación relacionada con las TIC “por la patilla” a pesar de la experiencia del curso anterior, cuando no podíamos ni tan sólo acceder a las herramientas que explicaba porque, o bien estaban capadas las páginas (esto del capado de páginas de recursos educativos se las trae) o la conexión a internet no funcionaba. Muy triste. Y ya si nos referimos a la formación que ofrecéis desde Conselleria, es para llorar. Cursos lamentables sobre temas que no tienen ninguna utilidad en el aula que hacen pensar que tienen más interés en hacerlo los formadores que servir para algo porque, en este caso, los formadores sí que cobran por impartirlos.

Finalmente, por no hacerme pesado aunque hay cosas que se me quedan en el tintero digital, comentar que lo que tampoco es de recibo es tener una aplicación informática de gestión de centros (Itaca) que funciona entre mal y peor. No es sólo el acceso a la misma mediante los equipos de sobremesa, es ser centro piloto en la aplicación móvil -que ni tan sólo tiene una simple app y se accede vía web- y no poder pasar lista ni comunicarnos con los padres porque funciona media vez de cada diez. Entre eso y obligar al profesorado a que consuma su tarifa de datos -si no hay conexión la mayoría de días en mi centro, ¿hace falta que diga algo sobre la wifi?- se masca la tragedia.

Sí, Conseller, tiene un problema en mi centro educativo y en la mayoría de los que gestiona. Creo que le convendría dedicarse a solucionar los problemas más inmediatos de los mismos, dejarse de macromedidas o promesas de diferente calado y, procurar solucionar el día a día de los docentes y de los alumnos que tienen unas necesidades que no se están cubriendo. Se lo digo con todo el cariño del mundo y el aprecio que le tengo: tiene grandes profesionales en las aulas… ayúdeles, ayúdenos. Esta ayuda puede revertir la situación crítica de la Educación valenciana.

Muchas gracias por su atención,

Jordi Martí Guiu

Profesor del IES Almenara (Castellón)

Fuente: http://www.shutterstock.com
Fuente: http://www.shutterstock.com

Estimados Vicent Marzà y Miguel Soler, Conseller y Secretario Autonómico de la Conselleria de Educación Valenciana,

Permitanme que me dirija a ustedes, como docente, para comentarles que, viendo el buen trabajo que están realizando hasta ahora con otros temas educativos, se paren un momento en la situación de las TIC en los centros educativos de la Comunidad Valenciana. Sirva recordarles que, por motivos políticos, el antiguo -y extinto- Conseller de Educación Font de Mora, se negó a la introducción del programa Escuela 2.0 en la Comunidad achacando los problemas de visión que provocaría en los estudiantes valencianos y, es por ello que, la situación a nivel de equipamiento de nuestra Comunidad se halla a unos niveles tercermundistas si lo comparamos con las Comunidades que nos rodean (al menos con la catalana y la aragonesa porque, por lo visto, en Murcia también hubo sus reticencias a recibir esas infraestructuras).

A día de hoy los centros educativos valencianos están infradotados a nivel de equipamiento y, cómo no, de conectividad. Es demasiado habitual la existencia de centros donde, ni tan sólo existe una mínima dotación tecnológica en la mayoría de sus aulas. Sí, aulas sin ningún tipo de equipamiento de proyección, de audio y, ni tan sólo equipo informático para poder acceder a la red. Bueno, si ya hablamos de la red, demasiado habitual la existencia de aulas sin conectividad. Lamentablemente, no es cuestión de tener pocos recursos tecnológicos. El problema es que, para aquellos que queremos/pretendemos llevar nuestras aulas al siglo XXI, no tenemos un material más innovador que las pizarras verdes de toda la vida y la tiza redonda que se desmenuza con ahinco mientras se está redactando en la pizarra o explicando cuestiones teóricas. Ya sé que no es culpa suya pero sí que les recomiendo, sin prisa pero sin pausa, empezar a analizar la situación TIC de sus centros educativos.

Otra cuestión muy relacionada con lo anterior es “su” sistema operativo. Ya sé que tienen gente maravillosa trabajando en Lliurex (una distribución basada en Ubuntu) pero, les recomendaría que, por ver el fiasco de dicho sistema en los centros educativos y las quejas que, diariamente, se realizan en los diferentes Claustros sobre dicha distribución, se plantearan la posibilidad de crear unos empaquetados con distribuciones más extendidas como Ubuntu, Mint o, incluso, adoptar alguna de las más actuales y bonitas. No debemos hacer odiar, por las ventajas que supone a todos los niveles, Linux como sistema operativo pero, si por desgracia seguimos optando por una distribución con la que no se consiguen configurar las nuevas impresoras amén de otros problemas tecnológicos de “baja intensidad” que impiden el trabajo de nuestros docentes, deberíamos replantearnos su existencia. Vayan a los centros, hablen con los docentes… ellos les confirmarán lo anterior.

Más cosillas… el tema de la plataforma institucional para alojar las webs de los centros educativos y de los docentes. En este caso no es que sólo sea fea, es que la usabilidad de la misma deja mucho que desear. Si queremos que los docentes y los centros educativos tengan unas plantillas para gestionar la visibilidad de lo que están haciendo creo que convendría basarse en una plataforma como Blogger o WordPress. Sí, lamentablemente, cualquier blog creado con cualquiera de los dos CMS anteriores está a años luz de lo que están ofreciendo. Una recomendación, si me permiten, sería empezar de cero permitiendo, en primer lugar, a los centros educativos que montaran sus webs y a los docentes sus blogs en plataformas externas, darles cobertura legal en dicha acción y, cómo no, montar una mesa para debatir sobre una futura plataforma institucional donde se contara con la experiencia de algunos centros (hay centros con webs magníficas que, curiosamente, han optado por pasar de lo institucional) y de esos docentes que, con sus alumnos, usan herramientas de trabajo de terceros. No se trata de no hacer ni dejar hacer, se trata de ofrecer versatilidad y un producto que reúna todas las características de privacidad imprescindibles pero que sea de fácil uso y gestión. Si ofrecemos productos que sólo dan dificultades, lo lógico es desincentivar su uso. Y si no se incentiva al docente y a los centros a trabajar de otra manera…

Si me permiten voy a seguir con el tema de su sistema de gestión educativa llamado Itaca. Un sistema de gestión que tiene tres grandes fallos: se cuelga en demasiadas ocasiones, no está completo (faltan muchos detalles que son urgentes de incorporar: posibilidad de gestionar la vida laboral de los docentes, acceso a la formación, comunicación más rápida y efectiva con las familias, etc.) y, el gran despropósito… que no tenga una app para dispositivos móviles. Lo de no tener una app hace que muchos centros educativos deban optar por tamagochis u otros servicios de terceros para poder gestionar, de forma rápida, las incidencias de sus aulas. Y lo de crear una app para que enlace con Itaca les prometo que es una cosa muy rápida e imprescindible.

Finalmente, eso sí siempre dejando cosas en el tintero, tres últimas cuestiones. En primer lugar ofrecer la posibilidad que sean los centros educativos quienes decidan con qué compañía quieren contratar el servicio de telefonía y conectividad (la centralización de ese servicio no ha funcionado y, por desgracia, impide el uso de las TIC de forma habitual), en segundo lugar que las dotaciones sean revisadas con urgencia y se dote a los centros de recursos económicos para comprar esos recursos (mucha central de compras integrada y sale más caro un ordenador comprado por Conselleria que por el propio centro) y, cómo no podía ser menos, un servicio de asistencia técnica a nivel de las necesidades de los centros educativos (¿qué tal si el SAI lo conforman personal contratado directamente por Conselleria?).

Un saludo y perdonen la parrafada pero, es que, por desgracia, todo el tema que rodea a las TIC en la Comunidad Valenciana es algo que es un auténtico despropósito y una herencia recibida que debe revertirse con urgencia.

Jordi Martí

PD. Por cierto, ya habrán visto que no he hablado de la formación TIC del profesorado porque, si llego a hacerlo, la carta se me iba a hacer más larga de lo necesario. Eso sí, lo dejo para más adelante.

No soporto que me mientan. Menos aún que lo hagan justificándose en excusas que, por desgracia, son muy difíciles de tragar. Me causa más repulsa el que miente que el que, sin mentir, dice y hace lo contrario de lo que ideológicamente me gustaría que se hiciera. Sí, puedo estar a favor o en contra de determinadas cuestiones educativas pero, lo que no tolero, es que alguien venga a mentirme sobre ellas.

¿Por qué la introducción anterior? Pues bien, en el día de ayer, el Conseller de Educación valenciano, Vicent Marzà, dijo textualmente que se había “acabado la barra libre para conciertos educativos”. Y lo dijo mientras firmaba una ampliación de las mismas en 44 unidades respecto al curso anterior. Vamos a ver, si uno está en contra de los centros concertados (tan lícito es estar a favor como en contra), lo que no puede hacer es decir en voz alta, a lo largo de toda la campaña electoral, que se debe ir apostando por la escuela pública y revisando los mismos e, incluso, hablar de acabar con la “barra libre” que han supuesto los conciertos educativos en la Comunidad Valenciana los últimos años, para acabar ratificando un aumento en las unidades que se van a concertar. Sinceramente, no lo entiendo. Bueno, no lo entiendo y lo encuentro totalmente injustificable.

Fuente: http://www.eldiario.es
Fuente: http://www.eldiario.es

Eso sí, lo peor no es aumentar el número de unidades concertadas. Lo peor es justificar lo anterior diciendo que lo hacen “porque no ha habido tiempo de modificar la planificación existente sin perjudicar el alumnado y las familias que ya habían matriculado a los hijos”. A ver si lo entiendo… resulta que unos centros educativos concertados ofertaron líneas concertadas que no existían a los padres y, por eso, la administración educativa se ve obligada a respetar una palabra que, supuestamente, se dio por parte de los responsables políticos anteriores. Si uno no entra en política para hacer sus políticas, ¿para qué entra? Siendo malpensado uno podría creer que sólo lo hace para colocar a los suyos porque, lo de permitir que los funcionarios gestionen las carteras y no existan asesores que “son amigos de”, parece que no se estile para ningún partido político de este país. Pero éste es otro debate.

Sinceramente, no tolero que me tomen el pelo. No tolero las buenas palabras para no solucionar nada. No tolero que uno diga que se aumentan las líneas de conciertos contra la postura política de mi partido para, en un futuro, eliminar la “barra libre”. Que es muy cómodo hablar del futuro pero, tristemente, los hechos se demuestran en el presente. Y en este presente el nuevo y flamante Conseller ya lleva algunos errores. No es hablar de futuro señor Marzà, es cuestión de hacer las cosas bien ahora porque, ahora, es cuando tiene el poder para hacerlas. Por cierto, permítame que le diga que, la excusa tan manida  que tienen los políticos de culpar de todo a los que había antes, algunos ya no nos lo tragamos.

Actualización

Si ya sorprende la contradicción en la que cae el nuevo Conseller de Educación de la Comunidad Valenciana, perteneciente a un partido que en su programa electoral abogaba por la progresiva eliminación de los conciertos educativos y la extensión de las líneas públicas, enterarte al poco que va a multiplicar por dos las unidades concertadas respecto a su antecesora (perteneciente al PP y, por tanto, supuestamente más afín a las empresas y organizaciones que gestionan los centros concertados) no tiene nombre. Bueno, sí tiene un nombre pero prefiero no pronunciarlo.