Tag

Rigau

Browsing

La exconsellera de Ensenyament vuelve al cole. Así se titulaba ayer el artículo que me hicieron llegar por las redes sociales preguntándome, de forma irónica, qué haría si me la encontrara en mi centro educativo. Pues bien, conviene matizar varias cuestiones que, por desgracia, hacen que dicha decisión, aparte de ser una mala idea, pervierta completamente el sentido de la profesión docente. Sí, no es de recibo que Irene Rigau vuelva a las aulas una vez jubilada, como maestra voluntaria. Habéis leído bien. En Cataluña existe la figura del maestro voluntario que, una vez jubilado, vuelve a las aulas para impartir clases de apoyo o refuerzo.

Fuente: http://www.diaridegirona.cat
Fuente: http://www.diaridegirona.cat

Sinceramente ya me mosquea que una persona que ha destrozado la educación pública catalana se atreva a volver al aula. Me mosquea que alguien en cuyo currículum aparecen diez míseros años dando clase en EGB y que, posteriormente, ya llegó a la inspección educativa (sí, tendríamos mucho que hablar de cómo es posible que, con sólo diez años en activo en EGB, se pueda acceder a un cuerpo como el de inspectores) donde, por decisión personal, decidió dejar de impartir docencia directa en las aulas, me venga casi cuarenta años después queriendo “poner en práctica algunas de las líneas pedagógicas que defiende”. Y, aún más, que con su trabajo no remunerado pervierta un trabajo para convertirlo en voluntarismo.

Manda cojones que habiendo gente sobradamente preparada, tenga que ir un jubilado a dar lecciones sobre cómo impartir las clases. Más aún cuando dicho jubilado hace décadas que no pisa el aula y que, su última relación directa con los alumnos, fue cuando aún vivía Franco. Y de eso ya hace unos cuantos años.

No, no me gusta la figura del docente jubilado que va al aula para hacer apoyos. No me parece bien que, un trabajo que debería remunerarse, se convierta en un altruismo mal entendido. ¿Alguien se imagina que a un cartero le ayuda a gestionar el correo un compañero jubilado? ¿Alguien ve lógica en la situación anterior? ¿Hasta qué punto desprecia un trabajo alguien que va a trabajar gratuitamente en trabajos que deberían ser ocupados por jóvenes sobradamente preparados que, por desgracia y por actuaciones similares, se ven obligados a esperar cada vez más su primer trabajo? Lo siento, me parece auténticamente repulsiva la decisión tomada por la exconsellera. Más aún que se permita por parte de la dirección de los dos centros elegidos por ella suplantar a ese personal tan necesario por tener entre sus paredes a esta señora.

Ya veis que no entro en sus decisiones políticas y sí en lo que representa su vuelta a las aulas. Una vuelta a las aulas que valida un modelo laboral basado en el trabajo precario -e, incluso, gratuito-. Cómo podemos defender el trabajo cuando vemos este tipo de actuaciones. Yo, sinceramente, no comulgo ni un pelo con esta decisión que, seguramente, algunos avalarán. Qué triste.