reflexiones

El camino para ser edugurú está plagado de cadáveres

Ascender a edugurú no ha sido cosa de un día. He tenido que hacer un considerable esfuerzo para, dentro de mis posibilidades, cambiar el semper fidelis por el semper infidelis. Nunca me he casado con nada ni con nadie en educación. Bueno, salvo con mi mujer -también docente de la pública- pero prometo que, en …

El camino para ser edugurú está plagado de cadáveres Leer más »

Ir arriba