Tag

posts patrocinados

Browsing

Desde hace un tiempo estoy observando que cada vez hay más blogs educativos, fundamentalmente gestionados por uno o varios docentes, que caen en la publicación de posts patrocinados. Artículos promocionando las bondades de una determinada marca, herramienta o servicio que, en demasiadas ocasiones, rompen con la independencia que, para mí, debería tener cualquiera que escriba sobre temas educativos. Sí, creo que publicar un artículo que, en muchas ocasiones viene impuesto por quien paga ese patrocinio, publicado sin valor añadido de la persona que gestiona/redacta el blog, no tiene demasiado sentido. Bueno, supongo que podríamos otorgar sentido al mísero ingreso económico que se realiza con dicha publicación.

Fuente: http://unparau.blogspot.com.es
Fuente: http://unparau.blogspot.com.es

Tengo muy claro que es lícito ganar dinero con un blog educativo. Estoy convencido de que, las horas dedicadas a escribir y los gastos que supone la gestión de todo blog (a nivel de dominio, hosting y otros servicios que puedan necesitarse), deben tener algún tipo de recompensa para que lo de escribir no se convierta en una losa económica para quien escribe. Eso sí, de lo que no estoy tan convencido es de explotar “en bruto” el contacto de una determinada empresa para publicar un artículo prediseñado en un blog. Que no esté convencido, no significa que no sea lícito. ¡Dios me libre de cuestionar la gestión de los blogs de mis compañeros!

Lo que sí que voy a permitirme, dentro de mis planteamientos, exponer algunas alternativas al tan manido post patrocinado. Alternativas que pasarían, en primer lugar, por informar claramente de que el artículo que estamos leyendo está patrocinado (en ocasiones, sabiendo que son artículos que sólo leerlos destilan publicidad, se ignora dicha advertencia a los lectores). A continuación, sería conveniente, más allá de marcar un precio con quien nos patrocina el artículo, delimitar el contenido del mismo. Bueno, más que delimitar, crear el contenido habiendo analizado y probado lo que se vende. A mí no me gusta que me vendan una herramienta o servicio que no se ha probado. No creo que a nadie le guste que uno de sus blogueros de referencia publique algo que opinan terceros. Menos aún, si los terceros son la empresa que vende el producto. Por tanto, ¿por qué no delimitar el contenido y hacer un redactado propio? Y sí, lamentablemente, a veces es necesario hacer una crítica fundamentada de cuestiones que pueden no gustarnos de lo que estamos promocionando. No es malo lo anterior. Menos aún para la empresa patrocinadora que, siempre puede trasladar esa propuesta de mejora a su producto. No tiene que ser maravilloso algo para ser promocionado, todo puede mejorarse y, esbozar las debilidades y las fortalezas de lo que nos pagan por publicar, dice mucho de quien patrocina y, especialmente, de quien es el autor del blog.

Me parece correcto que haya empresas que busquen blogs educativos para patrocinarse. Es más que correcto aceptar dicho patrocinio y publicar una review (o informar de alguna novedad) en el blog. Lo que sí que chirría es ver como, por desgracia, el post patrocinado se convierte en un conjunto de luces sin ningún tipo de sombra ni cuestionamiento. Algo que debería evitarse si uno no quiere caer en la pérdida de credibilidad total de todos sus artículos porque, lamentablemente, un blog educativo, al igual que un cesto de manzanas, puede perder todo su valor por un artículo que se haya vendido a terceros.