Tag

Conseller Educació

Browsing

Enterarse de que tu Conseller propone, como últimas medidas “estrella”, la eliminación (o recomendación de esa eliminación) de los deberes en Primaria (fuente) y extender el modelo de los Jesuitas a los centros educativos públicos (fuente), te hace pensar si no se ha pasado con la ingesta de determinados productos en estas Fiestas. Cuando hay interinos de la Comunitat que llevan meses sin cobrar, edificios que se caen a trozos y sustituciones que, por falta de gente en listas (se han desactivado la mayoría de interinos para estudiar opos), se siguen sin cubrir creo que hay cuestiones que no tocan. Bueno, menos aún tomar determinadas medidas o, simplemente lanzar globos sonda, a ver si alguien pica. Pues bien, yo he picado.

En primer lugar te invito (permíteme tutearte como compañero de profesión y accidental Conseller) a que tengas una reunión conmigo. Si consigo estar recuperado de mi último susto y me dejan los médicos, en nada me tienes bastante cerca. Y estoy dispuesto, aunque no sea una horchata mediante, de explicarte que los deberes hasta quinto de EGB están prohibidos por la Ley General de Educación. Una medida que aún no ha estado derogada pero que, por lo visto, muchos desconocen. No hace falta legislar sobre algo que ya está legislado. Menos aún sin consultar con los docentes de a pie. Coño, esto de tomar medidas sin contar con los profesionales es de traca aunque entiendo que siempre es mejor contar solo con algunos “asesores” que, por lo vistos, asesoran de una forma bastante torticera.

Y ya en referencia al modelo de los Jesuitas (Horizonte 2020 si quieres saber exactamente su nombre) te recomiendo que te informes un poco. En esos centros donde se implantó, germen de la privatización nada encubierta del sistema educativo público catalán, Escola Nova 21, se ha visto como el aprendizaje de los chavales está por los suelos. Y eso que tienen un filtro de entrada muy potente de alumnos. Por cierto, el año pasado publicaron la evaluación de su modelo, acerca de lo cual escribí aquí. Ya, los mismos resultados para un viaje tan mediático. Bueno, y con muchas amenazas de familias que, salvo por tener solo alumnos de su nivel socioeconómico, no saben qué están haciendo allí. Es lo que tiene algo que sí que es importante: la segregación. Una segregación contra la que deberías luchar porque, al final, es mucho más importante eso que dedicarse a montar líneas lingüísticas, eventos cara a la galería o ir a cortar cintas de centros que jamás van a acabar de construirse. Lo digo con todo el cariño del mundo. Más habiendo padecido al gobierno anterior.

Si quieres, como he dicho antes, te explico algo acerca de metaanálisis educativos, experimentos fallidos, pseudoinnovación, peligros de la privatización de determinadas medidas, etc. No sé más que la mayoría de docentes que están en las aulas pero, al menos, no tengo ningún miedo a decir lo que pienso porque, al final, lo que me importa es mejorar la educación en mi Comunidad de adopción. Y hay muchas medidas interesantes (dos docentes en el aula, evaluación sistémica, controles de determinadas prácticas, creación de un observatorio de investigación educativa, etc.) que se podrían tomar. No venden tan bien ni generan tanto debate mediático pero, al final, ¿qué te interesa? ¿Salir en los medios o soltar ocurrencias o, simplemente, mejorar la educación? Y estoy convencido de tu interés en lo segundo. Si no fuera así me hubiera ahorrado este post.

Cuando quieras te lo explico. Prometo pagar la horchata.

Fuente: http://www.laveupv.com

M’estic dirigint a tu. Al company que fa un any i escaig va agafar les regnes de la nostra Conselleria d’Educació. Un canvi que molts esperàvem i esperaven, que ens feia somiar un futur digne per la l’educació en la meva Comunitat d’acollida. Era difícil. Segurament hi hauria molts a qui no els agradaria que et sortís bé la jugada i, com s’ha demostrat, segurament hi hauria hagut algunes despeses ben feixugues que interessava que seguissin en l’ombra però… sempre hi ha un però.

Sembla ser que en arribar a Conselleria tot van ser selfis amb els treballadors de la mateixa, una il·lusió desbordant de molts docents que esperàvem per fi haver deixat el mal son enrere, uns dies de festa i rauxa sens fi fins que va arribar el moment de començar a exercir i aquí va començar el calvari. Un calvari ple de promeses de nous centres educatius, dels quals a dia d’avui ni tan sols hi ha la primera pedra ni les licitacions, una eliminació de barracons que, malauradament, s’entossudeixen en seguir-se inundant cada cop que cauen més de dues gotes i, finalment, una pluja de milions per refer la, ja tocada de mort, educació valenciana. Un miratge. Sí, un miratge que, complementat amb milions destinats a un programa de reutilització de llibres de text, mal gestionat i que va fer anar de cap a la majoria dels centres educatius (molts dels quals, per cert, ni a dia d’avui saben com fer-ne la justificació econòmica perquè tenen dubtes de la legalitat de l’apartat comptable nou que es va crear per justificar-lo), donant estudis de FP Bàsica a tots els centres sense dotar de cap tipus de recurs per impartir-los i, fent una espècie de paripè al Túria per tal de vendre l’educació pública a cost reduït i implicant a centenars de docents i a alumnes per fer-los-hi pujar l’ànim anomenat Primavera Educativa, ha fet trontollar totes les expectatives. Sí, teníem expectatives en tu. I moltes.

Puc seguir. Tinc moltes més qüestions. Entre elles la promesa del canvi del model de formació del professorat, reobertura dels centres de professors que s’havien tancat amb el govern anterior i, per què no dir-ho, una neteja al centre d’educació a distància de la Comunitat. Doncs bé, res de res. No, no es ben bé així perquè la notícia si que la vas vendre –amb fotografia inclosa- als mitjans de comunicació.

Si vols i no se’t fa llarga la carta també m’agradaria parlar-te de la proposta d’oposicions i la possibilitat de confirmació als centres amb independència dels mèrits. Sí, ara resulta que vols convocar massivament oposicions d’especialitats que no existeixen. No tinc clar on pretens col·locar els que les aprovin si hi ha gent que està a centenars de kilòmetres de casa seva. I ja, la jugada feta proposta que inclou la possibilitat de renovar automàticament els interins o les comissions de serveis que estan en els centres educatius saltant-te tot tipus de gestió transparent de les places… de traca.

No, la realitat no et deixa gens bé. Ja tens a tothom emprenyat. Has aconseguit que els teus els plantegin la possibilitat de fer-te una vaga. Sí, ho has sentit bé. Els teus. Els qui creien que l’escola pública aconseguiria els recursos que es van detreure cap a la concertada. Els qui creien en la possibilitat d’eliminar el trilingüisme per parlar d’un model lingüístic més coherent. Els que pensaven/pensàvem que, per fi teníem algú que sabia del tema al capdavant de la Conselleria i que es rodejaria de persones competents.

Doncs no Vicent. Alguns no entenem a què jugues i agrairíem que ens ho expliquessis. És fàcil. Simplement, explica-ho més enllà de malabarismes lingüístics o metàfores. A què estàs jugant?

Jordi Martí Guiu

Professor de l’IES Almenara (Castelló)

No soporto que me mientan. Menos aún que lo hagan justificándose en excusas que, por desgracia, son muy difíciles de tragar. Me causa más repulsa el que miente que el que, sin mentir, dice y hace lo contrario de lo que ideológicamente me gustaría que se hiciera. Sí, puedo estar a favor o en contra de determinadas cuestiones educativas pero, lo que no tolero, es que alguien venga a mentirme sobre ellas.

¿Por qué la introducción anterior? Pues bien, en el día de ayer, el Conseller de Educación valenciano, Vicent Marzà, dijo textualmente que se había “acabado la barra libre para conciertos educativos”. Y lo dijo mientras firmaba una ampliación de las mismas en 44 unidades respecto al curso anterior. Vamos a ver, si uno está en contra de los centros concertados (tan lícito es estar a favor como en contra), lo que no puede hacer es decir en voz alta, a lo largo de toda la campaña electoral, que se debe ir apostando por la escuela pública y revisando los mismos e, incluso, hablar de acabar con la “barra libre” que han supuesto los conciertos educativos en la Comunidad Valenciana los últimos años, para acabar ratificando un aumento en las unidades que se van a concertar. Sinceramente, no lo entiendo. Bueno, no lo entiendo y lo encuentro totalmente injustificable.

Fuente: http://www.eldiario.es
Fuente: http://www.eldiario.es

Eso sí, lo peor no es aumentar el número de unidades concertadas. Lo peor es justificar lo anterior diciendo que lo hacen “porque no ha habido tiempo de modificar la planificación existente sin perjudicar el alumnado y las familias que ya habían matriculado a los hijos”. A ver si lo entiendo… resulta que unos centros educativos concertados ofertaron líneas concertadas que no existían a los padres y, por eso, la administración educativa se ve obligada a respetar una palabra que, supuestamente, se dio por parte de los responsables políticos anteriores. Si uno no entra en política para hacer sus políticas, ¿para qué entra? Siendo malpensado uno podría creer que sólo lo hace para colocar a los suyos porque, lo de permitir que los funcionarios gestionen las carteras y no existan asesores que “son amigos de”, parece que no se estile para ningún partido político de este país. Pero éste es otro debate.

Sinceramente, no tolero que me tomen el pelo. No tolero las buenas palabras para no solucionar nada. No tolero que uno diga que se aumentan las líneas de conciertos contra la postura política de mi partido para, en un futuro, eliminar la “barra libre”. Que es muy cómodo hablar del futuro pero, tristemente, los hechos se demuestran en el presente. Y en este presente el nuevo y flamante Conseller ya lleva algunos errores. No es hablar de futuro señor Marzà, es cuestión de hacer las cosas bien ahora porque, ahora, es cuando tiene el poder para hacerlas. Por cierto, permítame que le diga que, la excusa tan manida  que tienen los políticos de culpar de todo a los que había antes, algunos ya no nos lo tragamos.

Actualización

Si ya sorprende la contradicción en la que cae el nuevo Conseller de Educación de la Comunidad Valenciana, perteneciente a un partido que en su programa electoral abogaba por la progresiva eliminación de los conciertos educativos y la extensión de las líneas públicas, enterarte al poco que va a multiplicar por dos las unidades concertadas respecto a su antecesora (perteneciente al PP y, por tanto, supuestamente más afín a las empresas y organizaciones que gestionan los centros concertados) no tiene nombre. Bueno, sí tiene un nombre pero prefiero no pronunciarlo.