Tag

abandono

Browsing

A veces a uno le da la sensación que, cuando alguien legisla sobre temas educativos, se queda sin ideas a la hora de trasladar dicha regulación legal al aula. No es extraño encontrar inventos y ocurrencias que, quizás con toda la buena intención del mundo se plasman en ciertos articulados que, por desgracia, nunca tienen los recursos necesarios para aplicarse correctamente. Ideas en bruto que se quedan en una simple declaración y que, a veces, ni se tiene en cuenta cómo aplicarlas ni qué recursos se van a disponer para ello. Esto es lo que sucede con la FP Básica.

No es una mala idea plantear un tipo de estudios para que, alumnado con dificultades en seguir una vía de aprendizaje normal, pueda profesionalizarse en determinados ámbitos. No es una mala idea pero debería ahondar en buscarse las causas para necesitar este tipo de planteamientos educativos. La FP Básica no surge para mejorar la educación de nadie, surge para resolver un problema que no quiere solucionarse (atajar la causas del fracaso escolar con medidas y recursos) intentando no dejar en el limbo a un porcentaje de alumnos demasiado grande para abandonarlos a su suerte. Pero, sabéis cuál es el gran problema de lo anterior… que al final te abandonan. Te abandonan como docente y abandonan, de paso, a nuestros alumnos. No hay buena gestión de recursos -ni a nivel de la administración ni a nivel de centros-, hay recursos materiales que no llegan y, por qué no decirlo, unas estrategias de acompañamiento nulas para aquellos que imparten este tipo de etapas. Costes reducidos para algo que podría ser la solución a muchos problemas que obliga a un esfuerzo, en ocasiones imposible de asumir, a muchos de mis compañeros y que descoloca totalmente a los alumnos porque cada centro y cada docente hace lo que le da la gana. Mucho currículum sin sentido y, al final, obligado el personal a hacer lo que puede con lo que tiene. Algo que perjudica totalmente a los alumnos de ese tipo de estudios.

Fuente: Fotolia CC
Fuente: Fotolia CC

Creo que plantearse la existencia de una dotación de recursos adecuada para la FP Básica no es algo descabellado ni imposible de cumplir. No es de recibo que centros impartan FP Básica de determinadas familias profesionales sin contar con ningún tipo de recurso. No, no ha llegado dinero a los centros para implementarla. No se han diseñado estrategias. Es un… coge la FP Básica y corre para sobrevivir el día a día. Y, reconozcámoslo también, la mayoría del profesorado no quiere dar estos grupos. Los funcionarios definitivos que, ética e incluso legalmente deberían darlos, huyen de los mismos por desidia y pocas ganas de trabajar con alumnos que necesitan trabajar de otra manera. Algo que requiere más esfuerzo de lo habitual. Algo que no gusta a aquellos que se sienten muy cómodos con sus grupos filtrados de alumnado chitón. Un auténtico problemón dejar esos estudios en manos del último que llega. Alguien que ni conoce el centro ni a los chavales. La tónica general.

No creo que sea tan difícil dotar de recursos a los centros que imparten FP Básica. No creo que cueste mucho dinero gestionar una red social para que el profesorado que imparte clase en dichos estudios pueda contrastar ideas y ver qué se está haciendo en otros centros. No creo que sea tan caro poner a disposición de los docentes un espacio donde poder encontrar material adecuado. No vale lo de que uno se apañe. Que es muy cómodo legislar para que te saquen las castañas del fuego los docentes. Que la administración está para algo más que para legislar, está para guiar, dotar de recursos y ayudar. Help. Los docentes de FP Básica necesitamos ayuda porque no sabemos si lo estamos haciendo bien. Y nadie nos asesora. Nadie nos facilita reciclaje o cursos de formación específicos para esa etapa. Nadie nos dota de los recursos necesarios más allá de plantilla que, al final, se queda con esos grupos que nadie quiere dar. Los chavales no se lo merecen. Los profesionales no nos lo merecemos. No somos docentes de segunda ni nuestros alumnos tampoco.

Los docentes y alumnos de FP Básica somos los grandes abandonados del sistema. Mucho mediatizarla y llenarse la boca de su importancia para dejarnos tirados. Sí, me siento, como docente de FP Básica -en mi caso elegido libremente porque, como todos los que recalan provisionalmente en un centro, podríamos exigir que lo dieran los funcionarios definitivos y esa exigencia tengo clara que podría plantearla- totalmente dejado de la mano de la administración. Sin recursos y sin ningún tipo de apoyo por parte de la administración. La suerte es que en mi centro el equipo directivo sí que apuesta por este tipo de estudios y cuento con un claustro que, salvo excepciones muy puntuales, nos deja “funcionar de otra manera” sin ponernos demasiadas pegas al ver que nos movemos un poco más por el centro haciendo “cosillas” prácticas. Eso sí, reconozco que estamos muy solos y abandonados. Que me abandonen a mí como docente ya lo tengo asumido con los años que llevo pero, lo de abandonar a los alumnos de estos estudios no tiene nombre. Bueno, uno muy feo.