Tag

2014

Browsing

mejor_peor_14Ha acabado el curso para los alumnos. En pocos días también va a hacerlo para la mayoría de docentes (a excepción de esos que trabajan en Comunidades donde se han adelantado los exámenes de septiembre). Creo que es un buen momento para intentar recopilar las que, a mi entender, han sido las noticias educativas que han marcado este 2014. Noticias que, curiosamente la mayoría de ellas, pueden ser tomadas como buenas o malas en función de la óptica con la que se observen. Perspectiva ideológica lo llaman.

Si empezamos por lo positivo nos encontramos con lo siguiente…

  • Ha sido un año en el que se ha hablado mucho sobre Educación. Muchas noticias educativas que han obligado a gran parte de la sociedad a posicionarse (legislación educativa, cuestiones lingüísticas, formación profesional, modelo de centros, etc.). Es importante hablar sobre Educación y, este año ha sido de los que más líneas se han dedicado al sistema educativo en mucho tiempo.
  • Hay mucho docente trabajando en el aula de forma diferente. Siguen siendo una minoría pero se empieza a ver como parte del colectivo está empezando a plantearse un nuevo modelo de Educación centrado en el alumno, adaptando el currículum para hacerlo cada vez más flexible y usando estrategias para mejorar el aprendizaje de los alumnos. Y, en muchos casos, lo están consiguiendo.
  • La Formación Profesional parece que está despegando en nuestro país. Cada vez más alumnos optan por ella y hay grandes profesionales que están haciendo lo imposible por alejar el mantra que lleva acosándola desde que se creó. La FP es una apuesta de futuro y parece ser que algunas administraciones lo están viendo.
  • Los alumnos están defendiendo sus derechos. Cada vez son más los alumnos implicados en su aprendizaje y en la defensa de lo que creen. Cada vez son más críticos con lo que les rodea. Cada vez se hacen más visibles dentro del sistema.
  • Los padres están empezando a irrumpir en los centros. Se empiezan a ver padres que critican al sistema. Padres que se movilizan para defender los derechos educativos de sus hijos. AMPAS cada vez más críticas con los equipos directivos de los centros que pertenecen. Es bueno. Es muy positivo que se expresen posturas divergentes en los Consejos Escolares.
  • Se ha empezado a criticar el uso indiscriminado de medios tecnológicos. Cada vez son más los docentes, a los que no se puede acusar de tecnofobia por ser usuarios habituales de las TIC, que se están planteando cambiar el cómo introducir esa tecnología en el aula. Se empieza a vislumbrar un cambio de tendencia en el uso de herramientas. Se observa un abandono progresivo del tecnocentrismo (aunque el mismo sea adoptado masivamente por los docentes que están llegando a esto de las TIC).
  • Veo mucho blog de aula. Muchas experiencias expuestas de forma transparente en  la red. Docentes que están enseñando lo que hacen en el aula. Premios que ayudan a visibilizar cosas que antes quedaban ocultas dentro de las paredes de los centros educativos. Transparencia imprescindible dentro de cualquier modelo educativo.

Lamentablemente la balanza sigue aún desequilibrada. A pesar de ser un año que se ha hecho mucho en Educación (especialmente para cambiar de modelo) sigue habiendo algunas cuestiones negativas que siguen lastrando parte de la mejora educativa. Entre ellas…

  • La eliminación de la Selectividad. No es tan bueno que se elimine la Selectividad como plantean algunos. Era la única prueba que permitía, de forma más o menos objetiva (podemos discutir el modelo), hacer justicia a la hora de entrar en las Universidades. Igualaba a los alumnos con independencia del modelo de centro que hubieran elegido. Dejar en manos de entrevistas (o las pruebas que elijan) el acceso a determinadas Universidades me da mucho miedo.
  • La falsa apuesta por la autonomía de centro. Autonomía que viene muy marcada por la eliminación de la democracia dentro de los centros educativos. Democracia imprescindible para la mejora educativa. Autonomía que debe depender más de las posibilidades de los centros para adaptar “el currículum” que en seleccionar, por parte del director, a sus docentes.
  • La legislación educativa se promulga al margen de la comunidad educativa. No hay docentes participando en la elaboración de la misma. No se pregunta a los padres. Se menosprecia la opinión de los alumnos. No es malo que haya cambios legislativos, lo que sí es negativo es de qué manera se están produciendo. La LOMCE, más allá del contenido, ha fallado en las formas. Ni se ha elaborado bien, ni se ha contado con las personas con las que se debería haberlo hecho.
  • Las cuestiones lingüísticas. Hay Comunidades (entre ellas Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana) donde se está jugando toda la batalla educativa con la carta de la lengua vehicular de aprendizaje. Ello obliga a muchos esfuerzos por parte de la comunidad educativa para defender sus legítimas opiniones sobre el tema, pero abandona la discusión sobre temas clave de la Educación.
  • Los comedores escolares. Que los comedores escolares deban abrirse en verano debería hacer sonar todas las alarmas. Hay niños que lo están pasando mal y derivar la tarea asistencial a los centros escolares creo que es sólo poner un parche a un problema bastante más serio.
  • Los recortes educativos. Se sigue recortando en Educación. Los docentes están en el punto de mira de gran parte de la sociedad y son criticados sin darles tregua por parte de muchos medios de comunicación. Que el sistema educativo siga funcionando es gracias a los docentes y creo que el ataque indiscriminado a los mismos (en cuestiones laborales) es un error. Un error por ser uno de los pilares del sistema. Un sistema que no funciona sin sus tres pilares básicos: alumnos, docentes y padres.
  • Los sindicatos educativos. Los sindicatos están fallando en su función. Función que cada vez hacen peor (por diferentes motivos y no todos achacables a ellos). Función que necesita reformularse urgentemente.
  • Los tests. Basar un sistema educativo a base de tests no funciona. Preparar a los alumnos a que superen, cada vez más pruebas, es algo que va en contra de un modelo educativo exitoso.

Haciendo un breve resumen diría que ha sido un año de sensaciones agridulces. Muy dulces por la parte que depende directamente de los alumnos y de los docentes. La actuación de los padres, en ocasiones, una ayuda fundamental pero demasiado exigua aún y, la administración, a la suya. Una que tiene poco que ver con la Educación y más con su modelo ideológico. Un año que deja una sensación muy rara. ¿Qué pensáis vosotros?