¿Se puede mejorar la educación sin evaluar?

Hoy se ha producido un debate en las redes sociales (bueno, en Twitter) acerca de si debe usarse investigación experimental para evaluar el sistema educativo. Si se pueden usar sistemas de medición cuantitativos y cualitativos en un contexto en el que para algunos, al tratarse de una ciencia social, no cabe el uso de herramientas de medición al uso. Que la estadística y la inferencia de resultados deja de tener objeto de estudio. Que lo importante son unos determinados fines que no tienen que relacionarse forzosamente con la eficiencia del sistema. Y yo, como por desgracia pienso siempre por encima de mis posibilidades, me ha dado por pensar en los argumentos de unos y otros.

¿Realmente no funciona la evaluación en las ciencias sociales? ¿Realmente no pueden aplicarse el uso y análisis de datos al sistema educativo por estar formado por personas con interacciones sociales? ¿Realmente es tan diferente a otros ámbitos en los que también intervienen personas? ¿En qué se diferencia la evaluación educativa en la evaluación médica? ¿En los resultados? ¿En que no hay posibilidad de saber qué resultados tienen ciertos efectos? ¿Realmente no se puede establecer grupos de control en el sistema educativo? Entonces, los datos que los mismos que niegan la investigación experimental, ¿niegan la importancia del contexto sociofamiliar en el resultado del alumnado? ¿Qué datos son relevantes a nivel social? ¿Los que me interesan? ¿Los que no me interesan? ¿Los que son producto de una investigación que dé los resultados que yo necesito para reafirmarme en mi ideología? ¿Los que están hechos por determinados equipos? ¿Los experimentales puros? ¿Los procedentes de varios análisis cualitativos? ¿Los de la evaluación cuantitativa? ¿Es más válida una evaluación basada en cientos de ítems de una rúbrica que los que se obtienen de una prueba de evaluación? Entonces, ¿a más datos obtenemos una evaluación sistémica mejor?

Si no podemos evaluar, ¿podemos deducir que la pedagogía es un constructo sin ninguna validez? Entonces, ¿para qué sirven los pedagogos? Por cierto, los modelos educativos que se proponen, si no tienen sustento experimental, ¿por qué se aplican? ¿Quién decide que es mejor trabajar por competencias que sin ellas? ¿Quién decide las competencias? ¿En base a qué? ¿Qué estamos midiendo cuando hablamos de competencias? ¿Desmontamos todo el concepto de psicología social? ¿Damos carpetazo a toda la investigación basada en ciencias sociales?

Tengo muchas dudas. Como digo siempre, tengo el lastre de provenir de una ingeniería y, seguramente por ello hay muchos matices que se me escapan. Eso sí, lo de mejorar la educación sin evaluar, sin establecer grupos de control, sin la obtención de valores que permitan afirmar o refutar determinadas teorías,… no lo veo. Pero como hay gente que sabe muchísimo más que yo, seguiré intentando aprender de ellos. Y no lo estoy diciendo irónicamente porque, aunque algunos no se lo crean, en mi ámbito profesional tengo muchas más dudas que certezas.

Muchas gracias a todos y todas los que me habéis hecho reflexionar en voz alta.

41 Shares:

Deja un comentario

You May Also Like