Hoy ha sido un día de sensaciones agridulces. Dos cursos después se marcha la primera promoción de Formación Profesional Básica de mi centro. Alumnado que, por la vía ordinaria podía haber sido muy complicado que acabaran titulando o pudieran continuar estudios, a los que se les permitirá -si no la cagan durante su FCT (formación en centros de trabajo)- continuar con un ciclo formativo de grado medio o, incluso para aquellos que lo quieran, poder optar a un trabajo con su graduado escolar al ser una promoción a la que se permite la obtención directa de dicho título. Creo que ha valido la pena. Ha valido la pena hasta el último euro dedicado a su formación, las alegrías y disgustos de estos dos años e, incluso, las miles de conversaciones que se han tenido con ellos. Sí, creo que salen personas a las que el sistema educativo les ha dado una oportunidad antes de desahuciarlos. Y no, quizás no sea innovador el método que hemos aplicado con ellos, ni tampoco muy reglado, pero creo que lo que es importante es que no hemos perdido a nadie por el camino. Sí, no hemos perdido a nadie. Hemos luchado por no perder a nadie. Y hoy nos hemos felicitado por ello. Sí, se marchan para no volver salvo para recoger su título y venir de visita a explicarnos en un futuro sus vicisitudes personales y profesionales. Lo han conseguido. Lo hemos conseguido.

Mis alumnos de FP Básica

No, no somos Finlandia, ni Estonia, ni Canadá y, ni tan sólo uno de esos centros mimados por la administración educativa de turno. Somos, al igual que muchos otros centros educativos, un centro más en el que hacemos lo que podemos por nuestros alumnos y nos preocupamos por ello a pesar de las, cada vez peores condiciones laborales, mayores ratios o goteo demasiado escaso de recursos. Cuarenta docentes, cada uno con nuestras neuras y maneras de hacer, con encuentros y desencuentros profesionales puntuales, que permiten que este tipo de alumnos salgan. No es mérito personal porque, sinceramente, creo que lo de algunos en otorgarse medallas es algo totalmente erróneo porque unos no llegan al final de este camino, con situaciones familiares complejas y, por qué no decirlo, sin ganas de seguir una vía “tradicional” si no hay mucho trabajo detrás de muchos. Y han sido muchos los que han permitido este éxito que no va a salir en prensa pero que, a nivel de centro, nos alegra muchísimo. Y qué demonios… casi quince chavales que van a tirar para adelante y que no ven su vida truncada por un sistema educativo demasiado encorsetado y con pocas alternativas para ellos. Ahora tienen las puertas abiertas de muchos sitios. Ahora, al igual que estos dos años en los que han ido madurando como personas, van a ser ellos quienes van a decidir si comerse el mundo o permitir que el mundo se los coma. Espero que elijan lo primero. Pueden y deben. Tienen las herramientas y los recursos, ahora toca que sepan elegir bien.

Estoy -estamos- eufóricos por este éxito. Se marchan para no volver pero nos dejan la sensación de un trabajo bien hecho. Un trabajo que, como he dicho antes, ni es mediático, ni extraordinario porque hay muchos centros y docentes que lo hacen ni, mucho menos, heroico. Es, simplemente, como he dicho antes, un trabajo bien hecho, sin recetas mágicas, que nos llena como profesionales. Bueno, al menos a mí y a unos cuantos -entre ellos los chavales- copartícipes de lo anterior.

Una primera promoción que se nos va y otras muchas que espero vayan a llegar…

Permitidme ser feliz. Y hoy, sinceramente, a nivel profesional, lo estoy.
0 0 vote
Article Rating

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

Subscribe
Notifica
guest
12 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Juan José Álvarez

Enhorabuena. A todos, a ellos y vosotros, también a sus padres. Tras diez años en la antigua diversificación curricular, sólo puedo poner en valor lo que con esos chicos y chicas intentamos día tras día. Lo mejor de la relación educativa, y personal, se materializaba en aquellas estupendas promociones que en su momento aterrizaron en diver porque no aguantaban en el aula o porque no les aguantaban a ellos. Nunca me pareció justo posicionarme en una de las dos opciones anteriores. Simplemente, aquí estaban y teníamos dos años para intentarlo, todo.

¡Qué bien! Esa es la mejor sensación que puede tener una persona que se dedica al noble arte de trabajar con las personas. Felicidades a todo el mundo, a los que se van y … a los que os quedáis. Y buen trabajo.

Silvina

Felicidades por el esfuerzo y por no permitir que que el sistema( que somos parte) los expulse. Te felicito, pero esta vez como madre (soy docente) ya que lo hemos vivido y lo estamos luchando. Gracias

Juan de la Cruz García

Gracias y felicidades. En nombre de cuantos han salido y saldrán adelante con profesores como tu. Todo lo demás son zarandajas.

Enhorabuena de corazón a tus alumnos por tenerte y a ti por tenerlos a ellos.
Bravo por LA FPbasica de cslidad

meneses

Lo más negativo de la FPB es que me parece que dan el título de la ESO, algo totalmente injusto cuando cualquiera sabe que el nivel de contenidos existentes es muchísimo menor, y es lógico que así lo sea por las características del alumnado. Es una vía necesaria que recupera de alguna manera esas dos vías de la antigua FP que inexplicablemente cercenó la LOGSE para que todos fuéramos igual y vemos que en los institutos hay un % que no lo es, que rechaza la enseñanza más “académica” y para el que estas respuestas o los programas de apoyo… Leer más »

12
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x