Razones para cuestionar el máster de formación del profesorado de Secundaria

Sí, este curso, por desgracia, le ha tenido que tocar a una alumna del máster de profesorado de Secundaria un docente zoquete como el que escribe como tutor. Sí, este curso tengo a una alumna que está haciendo las prácticas de ese máster conmigo y que, por desgracia, se está viendo sometida a una experiencia altamente deseducativa al estar “aprendiendo” cómo deben darse las clases al lado de alguien que, lo máximo que puede aportar a dicha formación, es enseñarle con el ejemplo a hacer lo contrario de lo que estoy haciendo. Ni temporizo, ni programo ni, más allá de una asignatura de esas tan “importantes” que me han endosado este curso, sigo una línea metodológica más o menos coherente.

Fuente: Twitter

Fuente: Twitter

Además, curiosamente, sigo siendo muy crítico con ese máster. Un máster que se ha diseñado con un único objetivo: el sanear las cuentas de determinadas Facultades y permitir que determinados docentes universitarios cubran su horario. Un máster impartido en su parte teórica por docentes que nunca han pisado ni pisarán un aula de Secundaria. Docentes que, por desgracia, van a saturar a los alumnos de este tipo de formación en pedagogías de papel totalmente alejadas de la realidad de las aulas porque ya sabemos que el papel lo aguanta todo.

Por tanto, ya tenemos la primera razón para cuestionar este máster: su gestión por parte de las Universidades. Existir un máster para la docencia en Secundaria jamás debería dejarse en manos de las Universidades. Si ya es altamente cuestionable permitir que la práctica totalidad de los docentes de las Facultades de Magisterio (que preparan a los futuros maestros) no tengan ni idea de la realidad del aula para la que preparan, imaginemos la sensación que debe experimentar un futuro profesor de Secundaria, que ya dispone de una titulación universitaria y tiene unos determinados años, al ver como le venden la necesidad de un máster que se ha diseñado y se está impartiendo sin tener en cuenta la realidad de su futuro trabajo.

Otra cuestión a tener en cuenta es la selección del profesorado que vamos a tutorizar las prácticas. Es inaudito que nadie de la Universidad -y sí, ya asumo que, por desgracia, desde ahí se está gestionando- se haya planteado analizar el currículum de los tutores que van a tener esos alumnos. Sí, nadie ha pasado por los centros educativos a hablar con los tutores antes de acoger alumnos y, como todos sabemos, se acaba tutorizando el máster por parte de docentes que necesitan/necesitamos esos puntillos para el concurso de traslados.

Más allá de lo anterior también rechina de la situación es la posibilidad que haya Universidades privadas que envíen a sus alumnos a centros públicos de Secundaria en igualdad de condiciones que los que lo realizan en una Universidad Pública. Yo, si este hubiera sido el caso, me hubiera negado a asumir a tutorización. No quiero que alumnos de Universidades Privadas puedan entrar a hacer prácticas de máster en centros de gestión pública. Y voy a ir más lejos, creo que jamás debería ofrecerse la posibilidad de realizar ese tipo de formación a Universidades Privadas.

Seguimos poniendo más leña al despropósito de estos másters… la imposibilidad de que sirvan para cursar un doctorado. Si no han cambiado las cosas -y por lo que sé no lo han hecho (puedo equivocarme y agradecería en este punto que se me corrigiera si es así- este máster no se incluye en la lista de másters homologados por el MEC para la obtención de ECTS (los créditos europeos) que te permiten el acceso a un futuro doctorado.

Y, finalmente, la razón fundamental para cuestionar dicha formación: un coste demasiado elevado para algo que, por desgracia, se ha convertido en un paripé cuyo único objetivo es aplicar un impuesto revolucionario a los futuros profesores de Secundaria.

Yo lo tengo claro. No me gusta el máster del profesorado de Secundaria y, por desgracia, aunque no se asuma en público por motivos obvios, tengo constancia de que a la mayoría de profesores universitarios que conozco que están gestionando las prácticas e interviniendo en esa formación, tampoco.

8 Responses

Deja un comentario