¿Quién controla la Educación en nuestro país?

Hace bastante tiempo que tengo muy claro que la Educación se gestiona al margen del Ministerio y de las Consejerías. Que son determinados grupos de presión quienes deciden las medidas educativas que se aplican en nuestro país. Que en dichos grupos de presión se hallan las multinacionales y los bancos. Que son ellos, y no los políticos que nos gobiernan quienes deciden las medidas que se toman para salir de “su” crisis.

Un exagerado diréis unos. Un amante de las teorías de la conspiración diréis otros. La verdad, es que llega un momento que la realidad supera a la ficción.

Ayer mismo me pasan un enlace donde una multinacional muy conocida de nuestro país ofrece plazas de lectores de español en Universidades portuguesas. No me lo puedo creer. El propio Ministerio de Educación alojando sin ningún tipo de reparo propaganda de la misma.

Estamos intervenidos por las multinacionales y los bancos. Nuestro sistema educativo depende de ellos. No hay concurso educativo en lo que no participe alguna multinacional o banco como entidad patrocinadora (eso sí, mediante su fundación “sin ánimo de lucro” para que no se note). Docentes locos por participar. Suben sus trabajos y los comparten. Ganan un maravilloso premio y no dudan en posar con el logotipo del patrocinador. Vendidos al mercado que después tanto critican.

¡Qué voy a contar de los portátiles de la defenestrada Escuela 2.0! Prefiero no hablar. Empresas de tecnología que se han frotado las manos. Equipos comprados de determinadas marcas que satisficieran las necesidades irreales del sistema. Gasto de millones de euros. Beneficio para algunas empresas de la cuerda.

¿Y los libros de texto electrónicos? ¿Qué requisitos ha exigido la Administración? ¿Qué pertenezcan a determinadas editoriales? Docentes comprados con portátiles, viajes u otros regalitos para usar los libros de una determinada editorial. Se han dejado vender. Y no son uno ni dos.

Por ahora no tengo necesidad de venderme a quien gestiona desde las sombras la Educación. Con los recortes, tarde o temprano llegará ese momento. ¡Qué le vamos a hacer! Siempre queda la posibilidad de que ello sólo signifique ponernos un pequeño logo tatuado en nuestra frente y no tenga afección en el sistema. Iluso que es uno.

Tags: No tags
0

4 Responses

Deja un comentario