¿Qué opción he elegido para guardar mis datos?

Debo reconocer que tengo un Síndrome de Diógenes con lo que almaceno en el ordenador. Documentos, imágenes, vídeos y un largo etcétera de formatos que, por desgracia, hace un par de semanas empezaron a dar señales de alarma a mi ordenador por quedarse prácticamente sin espacio. Sí, he llenado 500 GB de datos, muchos de los cuales (especialmente recuerdos familiares e información importante) debo conservar. Y no, no me sirve el papel porque, al igual que tengo al límite el espacio del ordenador, tengo al límite el espacio físico del despacho.

Fuente: Pixabay

Entonces ha tocado buscar opciones. Entre ellas, tocaba analizar las tres más lógicas para alguien que se encuentre en esa situación. Un inciso: no me sirven opciones gratuitas por las limitaciones que tienen esos servicios. Estamos hablando de 500 GB de datos y eso no te lo ofrece ningún servicio sin pasar por caja.

La primera opción que me he planteado ha sido la de ir guardando toda esa información en un disco duro externo (tengo uno de 2 TB) pero, lamentablemente tiene una pega: no puedo estar llevando siempre ese disco encima porque trabajo en muchos equipos y lugares, necesitando el acceso a esa información. Además, sé que soy un poco “desastre” y, al final, se acabaría rompiendo. Por cierto, a día de hoy no tengo copia de seguridad de lo que tengo en mi equipo, a pesar de tener un susto hace unos meses. Otra pega es que, al tener varios dispositivos en casa con diferentes sistemas operativos, hacen que esa opción no pueda plantearse del todo. Cuando lo monto en el portátil con Windows, no me funciona en Linux. Si lo hago en Mac, tampoco me lo reconoce en Windows. No puedo estar pendiente de realizar particiones y jugar con cada una de ellas según el equipo al que lo vaya a conectar en cada momento. Un detalle importante… las posibilidades de que ese disco duro externo se rompa son las mismas que la de romperse el del ordenador. Así que, opción descartada.

La segunda opción, muy atrayente para alguien tan friki como yo, era montarme un servidor NAS con dos discos duros en RAID (o de forma redundante) para que, en caso de romperse uno en el otro estuviera toda la información. Además, conectándolo al router de casa, podría tener acceso ubicuo a esa información desde cualquier lugar. Una nube personal para que nos entendamos. Pero, sinceramente, si me pongo a configurarlo y a comprar los elementos que necesito (he leído mucho y hubiera optado por un servidor NAS Synology) se me iba bastante presupuesto. Además siempre con la necesidad de estar pendiente para futuras configuraciones y actualizaciones. No tengo tiempo para tanto hobby. Algo que es una pena.

Así que, finalmente, he acudido a la tercera opción. Una opción que, por desgracia, tiene una pequeña pega para mí por no saber exactamente dónde están los datos que yo vaya a subir. Me estoy refiriendo a la nube. Pero, sinceramente, poniendo en una balanza facilidad de uso y seguridad de los datos (que no privacidad) ha ganado a las opciones anteriores por goleada. Tocaba ponerse a buscar…

En primer lugar, lo lógico ya que tengo una cuenta de Google, fue pasarme por Google One. La oferta para el almacenamiento que necesitaba (con 100 GB, que era asequible no iba a ningún sitio), que incluía 2 TB, era de 99,99 euros al año. Tampoco es tanto porque, realmente son unos 9 euros al mes para tener todos tus archivos a salvo y accesibles de forma ubicua. Eso sí, seguía tirándome para atrás el no tener cifrado de extremo a extremo. Ya sé que en mi caso soy adulto y decido (además, llevo regalando datos a Google desde hace mucho) pero no me acababa de convencer. Tocaba mirar otras alternativas.

He revisado Dropbox, Box, Mega e incluso, uno que valoran mucho y que sale muy asequible que es ADrive. Lamentablemente este último tiene una herramienta de gestión de archivos muy compleja y visualmente horrible. Los precios de todos, salvo este último, son similares a los de Google. Parecía que la decisión ya estaba tomada y, más aún porque había descartado iCloud por temas de compatibilidad con el móvil Android (ya lo sé que se puede hacer “chapuceramente”) y por estar centrado en exceso en Mac.

La de vueltas que da la vida para, una vez pensaba que no me quedaba otra que comprarlo en Google, me planteo revisar qué productos ofrece una empresa que, por determinados motivos, hacía tiempo que no tenía en mente: estoy hablando de Microsoft. Nada, tocaba echar un vistazo a One Drive. Pues cuál es mi sorpresa al ver que por el mismo precio que los 2 TB de Google ofrecen 7 cuentas de 1 TB para todos los miembros de la familia, incorporando sus aplicaciones Office y con un espacio de almacenamiento “superseguro” (le llaman Personal Vault -o bóveda personal-) dentro de ese terabyte para datos sensibles.

Y ahí han surgido mis dudas. ¿Debo jugar con un ecosistema compartido de Google o de Microsoft? ¿Es mejor que mis datos estén en una multinacional u otra? Pues, sinceramente, si miro la calidad de los productos, debo reconocer que Google Docs y Google Calc están a años luz de Word y Excel. Incluso LibreOffice está a años luz de las herramientas ofimáticas de Google. Ya veis que no entro en la herramienta de presentaciones nefasta de Google. Estoy, por cierto, hablando de criterios técnicos y objetivos.

Eso sí, lo que me ha hecho decidir por contratar el plan de Microsoft no ha sido la suite ofimática. Ha sido un detalle tan nimio, pero para mí tan importante, como es poder tener esas 7 TB (en 7 cuentas de 1 TB) de forma aislada. A diferencia de Google que, entre la familia que puede compartir esas 2 TB lo hacen usando todos el mismo espacio. Además, en mi caso, voy a usar una de esas “teras” para archivos de este WordPress a los que voy a acceder gracias a la instalación de un plugin que comunica con ese servicio de almacenamiento.

No se trata de un post publicitario. Ya veis que no enlazo ningún producto. Simplemente os explico qué decisión he tomado y los criterios para hacerlo. Criterios que, seguramente, pueden ser otros para vosotros. Eso sí, he escrito este post por si os puede ayudar.

Ahora viene lo difícil, una vez contratado el servicio… ¡ponerme a ordenar los archivos en carpetas! Ya tengo trabajo para este domingo. Y visto el desorden digital, para algunos domingos más 😉

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
5 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Josep

Hola!
Utilizo ese servicio desde hace tiempo pero subí, hace un par de semanas, toda mi información a One drive para probar. Como estoy confinado no migro entre dispositivos tanto como antes pero en los personales (móvil y tablet) funciona.

En cuanto a la gestión de los documentos lo que he hecho es enlazarlo directamente desde el buscador de archivos de windows i me aparece como una carpeta más, aunque también tiene aplicación de escritorio a parte.

Desconocía eso que comentas sobre las 7 cuentas familiares… ¡Gracias por la info!
Un saludo!

Maestro armero

Has citado MEGA. Recuerdo cuando era megaupload, subi ahí todos mis apuntes de la oposición (temas personalizados, programación, unidades didácticas, etc…) meses después arrestaron a Kit Dotcom, cerraron megaupload y me acordé del santísimo.

Maestro armero

No lo dudo, a lo que me refiero es que si solo tienes una copia en la nube, puedes estar expuesto a lo que me pasó en su día. Supongo que en google o microsoft es mas improbable, pero otros servidores “menores” quien te asegura que no se irán al tacho en un futuro de un día para el otro?

5
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
7 Compartir
Compartir7
Twittear
WhatsApp
Email