¿Publicidad en el blog?

Conforme va creciendo la cantidad de gente que se pasa por aquí, por lo visto redunda en recibir una mayor cantidad de propuestas para “publicar un post patrocinado en el que, o bien me dan el contenido, o debo publicarlo metiendo un enlace disimuladamente a pelo dentro del artículo” o, simplemente para “poner un banner de esos que, de grandes, pueden impedir visualizar parte del contenido”. Ya no hablemos de la publicidad que podría poner de alguna de esas empresas que, como Google, tienen una campaña dirigida a la publicación de ads (anuncios) que se sitúan estratégicamente al principio, en medio o al final de los posts. Y, desde el sofá, ver cómo gracias a lo anterior puedo sufragarme determinados gastos.

Fuente: http://www.alejandrosuarez.es/

Lamentablemente hace mucho que no me vendo. Bueno, nunca lo he hecho. Si hago algo jamás es por dinero y eso es algo que acaba repercutiendo en que más de uno me tome el pelo, salga trasquilado o pierda parte del mío en hacer ciertas cosas. Ya puse hace un tiempo el botón de “donaciones” debajo de cada artículo pero, como todos sabemos, si algo es gratis para qué va la gente a esforzarse voluntariamente en dejar una cantidad para ayudar a que sigan haciéndose determinadas cosas. Todos sabemos que para algunos es más fácil descargarse un libro de internet, de alguna página de esas pirata, que pagar 0,99 euros para obtenerlo de forma legal. Ya no digamos a nivel de software. Algún día, según esos datos que “no se recaban” me gustaría saber cuántos tienen Windows original en sus domicilios. Y, por cierto, nunca ha sido por el precio porque muchos de los que hacen esas cosas pueden desembolsar esas cantidades. Es más cómodo el pilla y corre. Ni tan solo dan las gracias cuando se ofrecen productos/servicios gratuitos. Bueno, a veces se enfadan, si ven que alguno de esos productos/servicios gratuitos dejan de serlo (algún día ya os publicaré los correos que he recibido desde que mis libros han dejado de poder descargarse gratuitamente sin necesidad de pedirlo -porque, si uno los quiere y no quiere pagar, los puede tener simplemente pidiéndomelos por mail-).

Además, resulta curioso que los blogs que, supuestamente son leídos por docentes, sean de los menos comentados. El otro día una persona que ha puesto cursos en abierto a disposición de todos en época de pandemia me dijo que, salvo tres o cuatro personas que se han aprovechado de su trabajo, nadie más le ha dicho ni un triste gracias. Los docentes tampoco somos ejemplo de nada. Me incluyo, pero reconozco que, en mi caso, es por falta de tiempo. Ojalá pudiera pasarme por todos los blogs y agradecer todo lo que se comparte en la red. A veces lo hago en ocasiones y, en otras intento hacerlo de una forma más genérica, agradeciendo a todos los que lo están haciendo. Quién habla de educación habla de cualquier otro ámbito.

No me resigno a poner publicidad en el blog. No me apetece porque, al final, me da la sensación que se pierde parte de la esencia de una bitácora que tiene más de personal que de otra cosa. Eso sí, como digo siempre y teniendo proyectos en la recámara para septiembre (ahora imposible porque estoy de trabajo hasta arriba) algún sistema deberé usar para financiarlos. Ya dije que del bolsillo no ponía ni un euro más porque, hay algo que es “mantener el hobby” (léase el blog) y la otra hacer cosas para los demás con un coste económico y personal (las horas son finitas y lo que dedicas a eso no lo haces a otra cosa) altísimo.

Entonces, si quiero montar algo para septiembre y que me dejen de tomar el pelo tengo que buscar alguna alternativa. Y, la única que se me ocurre es que haya una página en el blog destinada a agradecer personalmente a todos aquellos que ayudan en lo que hago (no solo económicamente) mediante una especie de “salón de ayuda” (algunos le llaman patrocinadores pero, sinceramente, le veo un sesgo demasiado basado en el dinero). Eso sí, antes de eso tocará pasar por caja para hacerme con un par de cosillas.

Un detalle final: ya lo dije hace un tiempo, no tengo tiempo para todo y, aunque quisiera echaros una mano a todos los que me lo pedís, no puedo hacerlo y ya estoy escarmentado de ese “pido y me largo sin dar las gracias”. Añado a lo anterior que, por favor no me pidáis en Twitter que difunda encuestas o proyectos por privado o mencionando a tropocientas personas en un tuit. No voy a hacerlo porque, si tuviera que hacerlo, mis tuits serían monotemáticos dando retuit a todo lo que queréis que retuitee.

Una reflexión más, en voz alta, sobre un tema que, desde hace tiempo, le estoy dando vueltas y más vueltas. Y no encuentro ninguna solución que me satisfaga completamente. Con lo fácil que sería no tener escrúpulos y poder aceptar ciertas cosas que se me ofrecen 😉

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba