¿Por qué tenemos una conexión de mierda en los centros educativos?

Perdonadme por el vocablo usado en el título del artículo pero es que el tema es realmente cabreante. En los centros educativos nos empeñamos en trabajar con la última tecnología (que ha venido mediante dotaciones de la administración) y, curiosamente, nos vemos limitados por la conectividad que tenemos. No es de recibo que después de gastarse millones de euros en cacharros tengamos una conectividad que impide usar streaming. Mucho menos que en muchas de las aulas de nuestros centros ni tan sólo llegue la wifi. Conexiones que oscilan entre mediocres y penosas. Conexiones que son incapaces de suministrar una conexión decente a nuestros equipos informáticos.

Fuente: http://www.contrainfo.com

Fuente: http://www.contrainfo.com

Después de gastarse millones de euros en PDIs que acumulan polvo, en formación en herramientas y en distribución de otro tipo de cacharros (amén de las maravillosas instalaciones eléctricas y cableado vario) resulta que en la práctica totalidad de los centros educativos públicos que conozco es imposible tener una conexión de calidad. Resulta alarmante ver que trabajar con herramientas online depende de cuestiones que poco tienen que ver con las ganas que le pongas. Resulta surrealista que, cada cierto tiempo, debamos dejar pensar a nuestros equipos hasta que se descargue completamente un vídeo de Youtube que queremos poner para ilustrar algo a nuestros alumnos y complementar así nuestras explicaciones.

Lo de la conectividad es muy parecido a lo de las impresoras. Impresoras que, o falta toner o están mal configuradas para imprimir en red (bueno, la red decide cuando funciona). Conectividad que también depende del color de la luna, del soplido del aire y de las decisiones de las ondas que nos envuelven. Humor para no cabrearse uno. Humor que no pretende esconder uno de los principales problemas del uso de las TIC en los centros educativos.

¿Cómo vas a convencer a tus compañeros que usen las TIC cuando la red cada cierto tiempo falla? ¿Cómo pretendes que usen determinadas aplicaciones online cuando desde el centro es imposible acceder a ellas? ¿Cómo plantearte exigir al profesorado que se ponga las pilas en esto de las nuevas tecnologías cuando de cada cuatro días hay tres que la conexión te da algún problema? ¿Cómo llevar el centro a la era digital cuando las mejores conexiones de los centros son peores que la peor conexión que tenemos contratada en nuestro domicilio?

¿Alguien se imagina una empresa que deba esperarse para enviar sus facturas trimestrales a Hacienda? ¿Alguien se imagina a una empresa teniendo que parar la producción porque no les ha llegado las piezas porque no pudieron pedirlas al estropeárseles la página online en las que las piden habitualmente? ¿Alguien se imagina que en esos bares y restaurantes donde te toman nota mediante dispositivos electrónicos se estropeara la red tan a menudo como en nuestros centros educativos?

No es cuestión sólo de balanceo de carga, ni de correcto dimensionamiento del router, ni de defecto en los puntos de acceso. Es un problema global de la mayoría de centros. Un problema que, seguramente, no será demasiado difícil de solucionar. Porque, de dinero perdido en infraestructuras tecnológicas que no funcionan hemos tirado a manta y, a día de hoy nadie me ha sabido aún explicar por qué tenemos una conexión de mierda en los centros educativos.

14 Responses

Deja un comentario