¿Por qué no se deberían homologar los títulos de las Universidades privadas?

univer_privadaEstos días los alumnos de las diferentes Comunidades están realizando los exámenes de Selectividad. Una prueba que, en muchos casos, va a marcar su futuro profesional. Unas pruebas que, con independencia del modelo educativo que se haya elegido para cursar sus estudios de bachiller (centros públicos, concertados o privados), van a servir para compensar esas desigualdades a nivel de calificaciones que se podrían dar entre los mismos. Un sistema, la Selectividad que, a pesar de lo malo que pueda ser, sirve para dotar de justicia a unas calificaciones que van a permitir que el alumno curse los estudios deseados.

Una vez realizados los exámenes de la tan temida Selectividad (que no lo es tanto) sólo queda esperar las calificaciones, hacer los porcentajes pertinentes con la media de bachillerato y rezar para que cuando publiquen las notas de corte de acceso a las Universidades Públicas permitan que la media les permita acceder a la carrera deseada. Un sistema “justo” (dentro de lo que cabe) que permitirá que la competencia prime por delante de otros factores externos (nivel económico, entorno social, situaciones familiares, etc.).

¿Qué pasa si un alumno no consigue llegar a la media elegida para llegar a sus sueños? ¿Qué pasa si un alumno se queda a las puertas de su Universidad (o de su futuro)? En ese momento se le plantean diferentes opciones: matricularse en una carrera cuya nota de corte le permita acceder a la misma o ir a cursar sus estudios en una Universidad privada. Una Universidad privada que, curiosamente, nunca tiene nota de corte y cuyo sistema de selección se basa en cuestiones bien poco transparentes.

Entre las cuestiones que permiten a un alumno realizar sus estudios en una determinada Universidad privada están las siguientes (algunas de las cuales se han introducido en la LOMCE para eliminar la posibilidad de los que tengan dinero o pertenezcan a determinados grupos influyentes puedan quedarse sin su plaza en la Pública):

  • En la mayoría de Universidades privadas no se exige haber realizado la Selectividad y, por ello, puede haber centros educativos (no de titularidad Pública) que se dediquen a “falsear” las calificaciones de bachiller de sus alumnos. Curiosamente, también se da el caso que algunos centros educativos tienen convenios con determinadas Universidades privadas (el caso más conocido es la relación entre el Opus y la Universidad de Navarra -fundada por José Maria Escrivá, el creador del Opus Dei). Es por ello muy fácil encontrar que los alumnos que acuden a dicho centro educativo proceden habitualmente de centros de secundaria gestionados por el Opus
  • Muchas Universidades privadas exigen el pago de una determinada cantidad de dinero por poder postularse a ocupar una de sus plazas. Mediante este sistema de pago por “petición de entrada” se filtra gran parte del alumnado (especialmente el de bajos recursos económicos)
  • Algunas Universidades privadas realizan una entrevista personal para seleccionar a sus futuros alumnos. Dentro de algunas cuestiones que se comentan que se plantean están la de la formación de los padres, hermanos, divorcios u otras cuestiones más ideológicas que de capacidad académica. ¿Alguien se imagina que ser hijo de padres divorciados o defender el matrimonio homosexual te impida cursar una carrera que permite obtener títulos homologados por el Estado? ¿Alguien se plantea que haya Universidades, como la Universidad Católica de San Antonio que, en lugar de formar médicos forme ideólogos de la medicina (con consignas como negarse a la fecundación invitro, al aborto, etc.)?
  • ¿Por qué no se publican los criterios de acceso de forma transparente, al igual que en la Pública, para entrar en dichas Universidades privadas ya que el título que se va a obtener va a permitir lo mismo que en el primer caso?, etc.

Por tanto, queda bastante claro a la vista de lo expuesto que el Estado, dentro de sus competencias, debería ser el único expedidor de títulos oficiales y, a los alumnos que hayan elegido la vía de la Universidad privada, se les debería hacer una reválida (en este caso necesaria) que permitiera compensar la dificultad de haber accedido a una Universidad Pública bajo criterios de mérito y en total transparencia. Discriminar es ilegal y permitir que las Universidades privadas sigan expidiendo títulos universitarios de validez internacional sin ningún tipo de control… también.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
16 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Elena Alfaro

Interesante post Jordi, estaba pensando que hay algo que compensa la situación sin necesidad de mayores interferencias: el prestigio. La universidad pública debe aspirar al prestigio como elemento alternativo a los, posiblemente mucho más numerosos, recursos de las instituciones privadas. El “mercado” discrimina, y al menos en la profesión que yo estudié, no significaba lo mismo el título obtenido por una universidad pública que por la aternativa privada. Nunca significó lo mismo. Y si aspiramos a ese prestigio, la nota de corte nunca debe bajar de un determinado valor, independientemente del número de solicitudes y plazas disponibles, porque de no… Leer más »

inclanluis

Buenos días: Hay algunos aspectos del post que no suscribo. Por ejemplo: -“En la mayoría de Universidades privadas no se exige haber realizado la Selectividad” No es cierto. He estado mirando los requisitos de acceso de unas cuantas, y en todas se pide tener aprobada la selectividad -“Discriminar es ilegal”. Totalmente de acuerdo, pero ¿como justifica que una universidad privada “discrimina”?¿A quien? ¿A quienes no tienen suficientes recursos para pagar la matrícula? ¿De dónde va a sacar sus recursos esa universidad, si no recibe ayuda pública? -Se deduce de su argumentación que la universidad privada no prepara bien a sus… Leer más »

andresrguez

Con las excusas que da el autor, muchas universidades públicas también entrarían en esa calificación de universidades mediocres y en las que se pueden comprar títulos en el caso de los máster u obtener asignaturas que en otro lado eran imposibles como ocurría con ciertas titulaciones en La Laguna (Tenerife)

Marcos

Yo estudié en una universidad privada y para que me dieran el título oficial tuve que hacer una reválida. En mi caso estudié en Comillas y está asociada a la Complutense, que es la que realiza la reválida y es a través de quién se concede el título realmente

AnCap

No hace falta que se homologuen, toda empresa privada sabe que valen más que un titulillo en la pública, además mejor que sean los gañanes de la pública los que se hagan funcionarios que los de la privada tendrán que llevar el país en sus hombros.

Sp1ke

La verdad que la mejor solución sería que toda universidad que quiera homologar sus títulos tenga que acogerse a unos mínimos y un control que asegure su imparcialidad y la calidad de educación. Independientemente de que sean públicas o privadas

mazcunan

La nota de corte se calcula en función de las plazas. Se ponen en orden, se mira cuantas plazas tienes y se corta por donde toque. La Escuela Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones (Universidad Politécnica de Valencia) ha tenido años en los que la nota de corte era un 5 (haber aprobado) porque no había demanda suficiente.

Verguenza

Meter a todas en el mismo saco es fallar seguro. Pero, en estos últimos tiempos las sectas ultracatólicas se están haciendo con el país entero. No se les debería permitir participar en oposiciones públicas, o al menos sin una convalidación por profesorado público. Sus notas no son fiables, y, me temo que la competencia con ellos está trucada.

Anonymous

Ninguna universidad, pública o privada puede expedir un título universitario, ya sea licenciatura, ingeniería, arquitectura, grado, máster o el que sea, sin la previa aprobación de la ANECA. Así que en ese sentido, tanto las públicas como las privadas están en igualdad de condiciones. Si las universidades españolas tuvieran capacidad para admitir a la totalidad de los alumnos presentados, no haría falta hacer pruebas de acceso. Por desgracia, esa situación no es real, y por tanto, se pone a todos, en las mismas condiciones, y se busca a los mejores de ellos. Las universidades PRIVADAS, como su propio nombre indica,… Leer más »

pepe

Las universidades tanto publicas como privadas son un negocio. Al menos las privadas están bien organizadas, no como la mierda de chiringuitos endogamicos que existen en la publica. La casta política y la casta docente universitaria están muy ligadas. La universidad publica esta muy por debajo de lo que se puede considerar aceptable.

Anonymous

Aquí al único que se discrimina es al que tiene dinero. Ahora resulta que poder pagar una Universidad no es justo. Manda cojones.

Reina

Yo puedo hablaros de mi experiencia. En la Universidad pública eché mucho de menos recibir una educación de mayor calidad: los profesores iban a lo suyo, no había medios ni ganas de impartir sus lecciones. para que quede claro, vamos, que entré sabiendo lo mismo que cuando salí (y he estado 5 años, vamos). por no hablar de la discriminacion por sexo. Luego, hice máster en una universidad privada y la cosa fue radicalmente diferente: profesores mucho más implicados en sus lecciones, que no pasaban a otro asunto hasta estar bien seguros de que todos habían entendido las explicaciones, más… Leer más »

nort

El cáncer de la educación en España es que está en manos de la izquierda Tania Sánchez Melero, diputada de Izquierda Unida, afirmó que “se quiere imponer una reforma educativa que cuenta con la oposición de todo el mundo, hasta de Fernando Paz”, a lo que este último contestó que “está en juego la lucha por el alma de los niños”. Pero el momento más polémico llegó cuando Sánchez Melero aseguró que “sería una barbaridad, poco edificante” que hubiese que comentar en Selectividad un texto como el de Salvador Sostres -acerca de que debería prohibirse a las mujeres acudir a… Leer más »

Anastasia

Una curiosidad de publicidad contextual. En esta entrada donde se duda de los títulos de las universidades privadas, aparece un anuncio de una universidad online.

Lois

Bueno. Ya hace muchos años que determinados países, ej: Brasil, obligan a todos los Titulados en sus Universidades Privadas a pasar un examen oficial,(sí,sí de toda la carrera) y el que no lo supera no puede ejercer.(Es el caso de Veterinarios, Odontologos,etc).
La razón es evidente: No se fían y tienen motivos fundados para ello.

16
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
0 Compartir
Compartir
Twittear
WhatsApp
Email