¿Por qué los docentes usan herramientas externas de gestión de aula?

Hay un tema que me preocupa y acerca del cual me apetece reflexionar en voz alta. Se trata del, cada vez más habitual, uso de herramientas externas de pago u ofertadas gratuitamente por determinadas multinacionales, al margen de las que ofrece la administración educativa, que usan muchos docentes para gestionar su aula. Y no, en el post de hoy no voy a entrar acerca de la calidad de las herramientas que ofrece la administración educativa, porque quiero hacer la reflexión en otro sentido diferente.

Fuente: Wikimedia

Ya me preocupa que el ámbito educativo sea de las pocas profesiones, que ofrecen un servicio público, en las que los profesionales que trabajan en la misma se vean obligados (o quieran motu proprio) a gastarse dinero en materiales para usar en su día a día. También me preocupa, como he dicho en múltiples ocasiones, que sean de los pocos profesionales que acudan a formación impartida por personas que, ni conocen la educación ni saben de educación. No veo yo a los jueces yendo a un curso de formación impartido por un experto en mindfulness, un coach o alguien que se denomine evangelizador de las TIC. Y no, no me vale el mantra que se ha asumido como cierto de que la educación no es igual que las otras profesiones. Todas las que ofrecen un servicio público tienen sus casuísticas especiales pero, por favor, dejemos de considerar la docencia como una excepción.

Es por ello que me cuesta entender cómo puede ser que la docencia sea la única profesión, de marcado carácter de servicio público, que use herramientas que no tienen ningún tipo de control por parte de la administración y que, en muchas ocasiones, ponen los datos de los alumnos en peligro. Voy a ir más lejos: no hay ni un docente experto en legislación que esté capacitado para saber qué riesgos o implicaciones legales tiene usar una herramienta que “coge de por ahí”. ¿Os imagináis que los médicos dijeran que no usan la herramienta que les suministra la administración y dijeran que van a usar para gestionar los historiales médicos una herramienta de Google, Apple o Microsoft? ¿Os imagináis que los jueces dijeran que van a colgar las sentencias judiciales en un servicio como Dropbox o Drive? ¿A alguien se le pasa por la cabeza que las denuncias por maltrato que recibe la policía las gestionaran los agentes mediante la herramienta que a ellos les diera la gana? Es que es algo que no pasa por la cabeza de nadie con dos dedos de frente pero, curiosamente, en docencia da la sensación que cada docente decida qué herramienta usar para gestionar su aula. Algo que nadie puede llegar a entender.

Un detalle… no me vale el discurso de que hay herramientas mejores que las que ofrece la administración educativa porque, lo mismo podría aplicarse a las herramientas que usan en Hacienda y, a nadie se le ocurre usar otra cosa que lo que, testado y cumpliendo la legislación vigente, se encuentra disponible para ser usado por parte de los inspectores y trabajadores. Claro que sus herramientas también son mejorables pero nadie, al trabajar con datos sensibles, se plantea que pueda usarse otra cosa. ¿Por qué en educación se hacen las cosas diferentes? ¿Por qué algunos plantean un discurso acerca de lo bien o mal que funciona una herramienta para usarla o no y, a diferencia de todo el resto de servicios públicos, se empeñan en usar lo que les da la gana? La verdad es que es totalmente inconcebible.

Cada uno que justifique usar lo que quiera en el aula de la manera que considere pero, sinceramente, ¿nadie se está dando cuenta de que, por mucho que se alegue el discurso de la usabilidad o que es mejor/más bonita la herramienta X, está haciendo algo que no se sustenta por ninguna parte? No, a nivel de gestión de datos públicos y sensibles no vale “hacer lo que a uno le da la gana”. Ni es legal, ni está acorde al funcionamiento de una administración, cuyo objetivo, ha de ser proteger al usuario de sus servicios.

Eso sí, no me hagáis caso porque seguro que algunos piensan que ser docente es ser otra cosa que un profesional de la docencia o que, la administración educativa debe gestionarse como un chiquipark y no como algo serio. Y así nos va.

Si te apetece colaborar en mantener el blog o en los proyectos que tengo en mente…
Buy Me a Coffee at ko-fi.com

10
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
5 Comment threads
5 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Jordi MartíLucíaArturoGersonCediel Romero Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
Cediel Romero
Guest
Cediel Romero

personalmente en xxxxxxx hemos usado durante los últimos 10 años la plataforma Edmodo, aula virtual de mas de 2000 estudiantes al año y no hemos tenido ningún problema con la privacidad de estudiantes ni de profesores. Ademas de que es gratuita y la considero el Santo Grial de la educación por calidad y efectividad en los procesos de enseñanza aprendizaje y vinculación de los padres al proceso educativo. No hay que considerar que todos los grandes avances que se han logrado con las TIC en educación sean malos, sino por el contrario, son el clic para el cambio en los… Leer más »

Gerson
Guest
Gerson

Veo fuera de lugar la reflexión más bien refleja la falta de versatilidad al hacer uso de herramientas externas para complementar las sesiones no veo que datos sensibles estén en peligro eso depende del usuario tambien

Arturo
Guest
Arturo

Comparar una sentencia judicial, los datos de Hacienda o el historial médico con una plataforma dónde pongo tareas, videos y juegos a niños del colegio es realmente absurdo.

Arturo
Guest
Arturo

Hay un montón de herramientas legales y aprobadas para gestión sanitaria y de historias clínicas. No todos los hospitales y clínicas son públicos. Gestionan los mismos datos, igual de sensibles, igual de protegidos… pero con software que no es de la administración, y lo hacen cumpliendo igualmente la Ley.

Lucía
Guest
Lucía

Echo muchísimo de menos que se le dé la importancia suficiente al hecho (que sólo se menciona de pasada) de que los docentes nos hemos dejado imponer una digitalización llevada a cabo totalmente a nuestra costa: nuestros ordenadores/ tabletas/ teléfonos móviles/ líneas de alta velocidad (por no hablar de espacios de estudio y trabajo en nuestros domicilios particulares). En el caso de mi instituto, en Jerez de la Frontera, somos 53 profesores compartiendo 5 ordenadores antediluvianos, que la mitad del tiempo no funcionan, en la sala de profesores. Eso por no hablar de que tampoco hay espacio físico para el… Leer más »

You May Also Like