Por favor, no caigamos en el postureo educativo

Llevamos una semana y media de improvisación pedagógica. Bueno, quizás lo renombraría. Más que como improvisación, como desconcierto educativo. Nos hemos encontrado, de un día a otro, docentes, alumnado y familias, en una situación en la que ha desaparecido, de un plumazo, la docencia presencial. Ahora no es que estemos en un modelo mixto de aula, a la que estemos incorporando recursos digitales. Ahora estamos en un modelo, basado exclusivamente, en lo digital. En lo virtual, para ser más exactos.

Fuente: Desconocida

Desde hace un par de días estoy viendo algo, especialmente en las redes sociales (ya sé que no son representativas de nada pero, ahora hay mucha más masa crítica de comunidad educativa), que me está preocupando: la aparición de una competencia desmesurada entre algunos docentes por ser “los que hacen más”, “los que hacen los mejores materiales”, “suben tropocientos vídeos a YouTube” o, simplemente, “dicen que todos sus alumnos trabajan mucho mejor online que en presencial ya que, a diferencia de sus compañeros -algo que remarcan siempre- ellos ya estaban preparados”.

Y yo que pensaba que ahora era el momento de remar juntos y de dejarnos de egos. Ya que no hay venta del “producto” (del docente), era un buen momento para volver a colaborar, compartir y dejar de ser Juan, Pepe, Lola o Rosa. Era un momento para replantear el modelo social -y más el relacionado con el ámbito educativo- y volver, a lo que en sus inicios, era la red del pajarito. Digo Twitter porque es en la que me muevo habitualmente. Pero no. Por desgracia algunos ya vuelven a confundir profesionalidad con cantidad de trabajo que están preparando para sus alumnos, publican un montón de fotos de sus videoconferencias con los chavales y sacan su aureola de superioridad. Hay, como me han dicho esta mañana, un complejo de youtuber entre algunos docentes.

Yo os pido, con todo el cariño del mundo, que retomemos la senda del inicio del “confinamiento”. Que nos olvidemos de la individualidad y seamos capaces de entender la educación como algo colectivo. Esto nos puede hacer mejores personas y, al ser mejor persona, seguro que mejores profesionales. No compitamos por más likes o “ser el más”. Ahora toca colaborar para salir de ésta. Ya después, lo que tengáis ganas de seguir jugando a lo jerárquico, tendréis vuestro tiempo y miles de minutos de gloria mediática.

De ésta salimos. Salgamos todos juntos y no dejemos a nadie atrás. No desaprovechemos la oportunidad. De esto tan malo puede salir algo muy bueno. Y no solo en el ámbito educativo. Un abrazo y perdonad si, en algún momento, me enfado. No estoy enfadado. Estoy triste por la situación, cansado de estar en casa y echando mucho de menos a alguien a quien quiero mucho.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba