Por favor, dadle al “botón” ya y acabemos con todo

No creo ser el primero en ver como, por desgracia, los comportamientos incívicos, da la sensación que estén superando al civismo (mayoritario pero, más silencioso). Vivimos en la era de la falta de respeto y consideración, la justificación de injustificables o, simplemente, de la pura necesidad de la manera de vivir/ser de uno. Una jungla en la que hay muchos que viven como les da la gana, sin normas y, con mucho interés en que cada vez haya menos normas que les afecten salvo para lo que les interesa. Jungla en la que algunos se vanaglorian de vivir. Jungla de la deseducación y la nula relación social, más allá de lo imperioso, puntual y necesario para sentirse formando parte de algo.

Fuente: Twitter

No me preocupa que un niño se comporte como un niño. Tampoco que un adolescente o a determinadas edades, algunos abusen de ciertas cosas, cometan ciertos errores o, simplemente, experimenten al filo de la navaja. Lo que sí que me preocupa es que, en ocasiones, se disculpe la función del responsable de ese niño. Unos padres que, sin ser poseedores del mismo, sí que deberían ser capaces de educar en el respeto. Bueno, en el respeto y en muchas otras cosas porque, al final, lo de vivir en comunidad implica que uno tenga que asumir cierta manera de actuar.

Hay padres, como el anterior usado de simple ejemplo y, para más inri “docente”, que tienen un problema. Bueno, ellos no van a tenerlo ahora: van a tenerlo en un futuro. O ellos, o sus hijos que, para el caso, es lo mismo. Educar es necesario y no es función de la escuela ni de la administración. Es una función que viene desde el momento en que el niño nace. Y educar no es fácil. Nada fácil.

Siempre me ha preocupado ver la falta de respeto de muchos con sus conciudadanos. No vivimos en un territorio virgen en el que, el vecino más cercano, se encuentra a sesenta kilómetros de nosotros. Claro que no se puede pedir que un niño no se comporte como un niño, ni que un perro se comporte como un ser humano (bueno, los perros al igual que el resto de animales de compañía, en ocasiones se comportan mejor que la evolución de los primates). Lo que sí puede hacerse es enseñarle a vivir en sociedad. Y la sociedad es tan plural como necesitada de respeto.

El otro día, mientras estaba paseando por el paseo de Canet con mi hija, a la búsqueda de mi horchata diaria, tuve la curiosidad de contar cuántos perros me encontraba. Del principio al final del paseo me crucé con treinta y siete perros. Ningún problema si no fuera porque, curiosamente, los perros están prohibidos en dicho paseo. Y, un par de ellos (sí, también hay propietarios de perros cerdos), dejando alegremente sus meados en medio del recorrido. Eso sí, se lo dices, como comentario, a una de esas patrullas de policia local que tanto se ven últimamente en el mismo y, textualmente te comentan que “tocar irse acostumbrando a la situación” mientras un par de perros, incumpliendo la norma, pasan moviendo la cola por su lado. Así que, ya sabéis… o la sociedad se educa a ella misma o, simplemente, se deja en manos del laissez faire de cada uno.

No es un ataque a los niños ni a los perros. No discuto que, puntualmente, a alguien le sea difícil lidiar con retoños y animales. El problema es cuando se justifica dicha imposibilidad culpando a terceros. Y no, la culpa de que el hijo de alguien se convierta en un déspota o energúmeno en un futuro, tiene mucho que ver con la educación recibida. Educación que no se compra con dinero, ni se sustituye por más horas de escuela.

A mí porque me da mucho miedo morirme pero, sinceramente, si alguien aprieta el “botón” y acabamos con todo sin sufrir, me lo pensaría. Bueno, mejor no hablemos de ciertas cosas, porque ya sabemos quiénes tienen acceso a ese botón…

Es verano y me apetece explayarme en el blog. No todo va a ser hablar acerca de temas educativos y horchata. O quizás, sí.

Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
  Subscribe  
Notifica
You May Also Like