Panfletos educativos sin enjundia

El 90% de los libros que se publican en la actualidad, acerca de temas educativos, no sirven absolutamente para nada. Sí, eso también incluye a los dos que llevo publicados en los últimos tiempos. Libros sin ningún tipo de fundamento, dedicados a explicar chascarrillos y que, en ocasiones, lo único que hacen es dar una visión idílica de una educación que no existe (por ejemplo visitando centros “innovadores” y contando la experiencia) o contar mentiras.

Fuente: Fotolia CC

Hay cientos de libros que se publican cada año por docentes o personas relacionadas, directa o indirectamente con la educación, con nombres tan rimbombantes como “Enseña como un Campeón”, “El hacker contra la Universidad zombi”, “rEDuvolución”, etc. que no aportan absolutamente nada a la educación. Y ya no entro en los libros publicados por personas que venden cosas totalmente nocivas para los alumnos (determinadas inteligencias múltiples, especialmente la emocional) o, directamente falsedades producto de la incapacidad de quienes escriben acerca de ciertas cosas. No hay más que darse una vuelta por los libros de “neuroeducación” para ver que, casi la totalidad de los mismos, están escritos por gente que no tiene ningún tipo de currículum ni especialidad en la materia. Imaginaos que yo escribiera acerca del diseño cósmico del Universo o de la manipulación genética. Pues eso.

No se están publicando libros acerca de la educación. Se están publicando panfletos más o menos vendibles que, como sucede siempre, se compran más por la campaña mediática que por el interés que supone. Y después aún algunos van diciéndoles a los autores lo bien que escriben o, lo interesante que supone para el aula lo que han aprendido de esos libros. Y una mierda. Los panfletos educativos sin enjundia que se publican no aportan una mierda. Sí, para aquellos haters también comentarles que los míos, tampoco. Por eso los regalo. Porque me da vergüenza que alguien se crea o busque fundamento en lo que escribo. Ni tengo ganas de contar nada de forma científica, ni creo que tenga una preparación pedagógica para hacerlo. Eso sí, reconozco que puedo escribir sobre anécdotas u opiniones pero, al final, eso no va a ser nada más que lo anterior. Sin ninguna utilidad real más.

Se escriben libros sobre educación por encima de nuestras posibilidades. A mí no me preocupa que haya libros de docentes contando anécdotas de lo que han vivido en clase. Me parece, incluso, interesante porque, si lo cuentan sin manipular, seguro que han pasado por lo mismo que muchos docentes. Otro tema es cuando se cuentan historias de ficción, encubriéndolas bajo el epígrafe “educación”. Y no es así: son unas putas novelas de fantasía.

Antes de comprar un libro sobre educación, pensad si realmente vale la pena, más allá de tener el nombre del “amiguete” real o virtual debajo del título. Analizad bien su currículum y, salvo que queráis usar esos libros en papel (en digital, ya no cuela esto) para complementar vuestra biblioteca en la que reina el libro de Belén Esteban, absteneos de gastar vuestro dinero. Bueno, salvo que le queráis dar algo, tal y como os pido al final de cada post, por el esfuerzo que he hecho de publicar basura en formato libro o, algunas líneas en este blog 😉

Me encanta que la gente escriba y publique libros. Otro tema es que esos libros, salvo para autorrealización personal o soltar determinadas gilipolleces, sirva para algo en nuestras aulas o para la mejora educativa.

Si te apetece colaborar en mantener el blog, en los proyectos que tengo en mente o, simplemente, te apetece invitarme a horchata…Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
10 Compartir
Compartir10
Twittear
WhatsApp
Email