Otra manera de daros las gracias

Soy el único edugurú 2.0 ungido por las olas del Mediterráneo y, tal como os prometí, voy a hacer lo imposible por conseguir estar nominado para el Global Teacher Prize. Lo de Abanca lo descarto porque me parece basante cutre. Creo que, como influencer educativo “top” puedo permitirme el lujo que aspirar a algo más que un premio cutre. Y ya no entro en el de unas peonzas que, ahora por lo visto ya no premian blogs desde hace un tiempo y solo premian “metodologías activas”. Con lo activo que estoy yo por la mañana para escribir ciertas cosas. Para hacerlas, no tanto. Bueno, para hacer ciertas cosas nunca estoy dispuesto.

Fuente: Pixabay

Me cuesta mucho venderme o participar en ciertas cosas y, aunque disienta del modelo de negocio que se ha montado alrededor de la educación, debo reconocer que el dinero nunca viene mal y te permite hacer ciertas cosas. Tengo muchos temas pendientes relacionados con la educación e incluso, por desgracia, otros que se han ido al traste porque he configurado mal ciertas cosas. Algo que haces porque vas justo tanto de recursos como de tiempos. Lo segundo es complejo de encontrar. Para lo primero es para lo que pido patrocinadores. Y lo hago de forma muy seria, aunque el post creáis que no lo sea.

No voy a escribir sobre herramientas, productos y/o servicios educativos de marcas comerciales, manipulando mi visión o no habiendo usado los mismos. Me parece que es engañar al personal. Cuando veo algunos blogs que publican ciertos artículos acerca de herramientas en los que esconden que están patrocinados/promocionados por la empresa y que, por comparativa, sabes que no han escrito el artículo ellos porque ves el mismo post en varios lugares, te dan ganas de no volver a pasarte por ahí. Yo me puedo equivocar escribiendo y en mis opiniones pero, por suerte, jamás voy a opinar de una u otra manera porque alguien me pague. Es, como repito cada cierto tiempo, la ventaja de tener un trabajo que me da para vivir. Y eso es una gran ventaja. El problema es que, como siempre he dicho, para hacer cosas (y no dejarlas a medias) se necesita dinero. Incluso para hacer cambios en el blog, añadir cosas o hacer proyectos para terceros de forma altruista, se necesita dinero. Nada es gratis. No lo es tampoco lo público ya que, como todos sabéis, se financia con los impuestos.

Para mantener esas cosillas hice un par de cambios importantes en el blog: puse un botón de donaciones y puse los libros que he escrito bajo la necesidad de ser comprados (en este último caso, como saben bien los que me lo piden por mail, los envío gratuitamente si les va muy mal pagar esa cantidad). El problema con lo anterior es que había un par de cosas que no me acababan de gustar. Cuestiones que se refería a cómo puedo agradecer a los que donan o se descargan los libros de una manera pública lo anterior. Esas personas ya saben que les doy las gracias aunque no se lo diga pero, al final, me sabe mal no poder hacerlo públicamente. Por eso surge este nuevo apartado en el blog. Un espacio para que todos los que donen o adquieran algún libro, si ellos quieren, puedan aparecer. También un lugar para aquellas empresas que me piden espacios publicitarios o que publique artículos alabando las bondades de sus productos (algo que no voy a hacer por cuestiones de ética profesional) puedan poner sus logotipos.

Aprovechando antes de que vuelvan los expertos gurús que, durante la pandemia han estado muy callados y ahora parece que vuelven a asomar la patita en los medios, copen el mercado. Va a ser que me la trae al pairo y solo es una manera de agradecer a los que están colaborando en mantener este espacio.

Así que si donáis (o habéis donado) y os aparece aparecer con vuestro nombre y apellidos en el blog en un espacio específico que abriré para agradeceros vuestra colaboración, simplemente mandadme un mail, decídmelo por mensaje privado de Twitter o usad la pestaña de contactar del blog. Este fin de semana me pongo con ello.

Aprovecho también para agradeceros a los que dejáis comentarios por aquí, interactuáis conmigo en las redes o, simplemente, publicáis cosas interesantes sobre educación. Y también a los que compartís, en ocasiones, horchata, paella o café conmigo. No hay agradecimientos incompatibles 😉

1 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
7 Compartir
Compartir7
Twittear
WhatsApp
Email